miércoles 21/4/21

Plantean que las regiones despobladas tengan un estatus especial en la UE

El vicepresidente de Castilla-La Mancha ha señalado que se trata de un nuevo desarrollo normativo del artículo 174 de la Unión Europea con el objetivo de que se acepte como una prioridad política que una parte del territorio europeo tenga unas necesidades concretas, derivadas de unas condiciones demográficas estructurales
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha reunido con el secretario de Estado para la Unión Europea, Juan González-Barba
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha reunido con el secretario de Estado para la Unión Europea, Juan González-Barba

El Gobierno central y el de Castilla-La Mancha han coincidido este miércoles en plantear que las regiones escasamente pobladas, como es el caso esta comunidad autónoma, tengan un estatus especial en el seno de la UE, que permita que a la hora de asignar fondos europeos, tengan un tratamiento específico.

Este es uno de los temas que han abordado el presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, y el secretario de Estado para la Unión Europea, Juan González-Barba Pera, durante una reunión que han celebrado en el Palacio de Fuensalida en Toledo, sede de la Presidencia del Gobierno regional.

Tras el encuentro, el vicepresidente de la Junta de Comunidades, José Luis Martínez Guijarro, y González-Barba han ofrecido una rueda de prensa en la que han informado de los temas tratados durante el encuentro y han coincidido en señalar la importancia que tendría para regiones como Castilla-La Mancha, Castilla y León y Aragón que la UE reconociera un estatus especial para las comunidades que presentan un problema estructural de despoblación.

González-Barba ha considerado que este reconocimiento podría favorecer el fomento de energías renovables en estas zonas o que estos territorios se puedan aprovechar de la revolución digital, puesto que no es necesario contar con otros recursos cerca, así como "ver de qué manera, cuando se hagan propuestas por parte de la comisión europea, se incluye una perspectiva especial para estas regiones".

El secretario de Estado para la UE ha comprometido un esfuerzo "del 100 por ciento" tanto por parte del Gobierno central como de las comunidades autónomas para lograr este estatus especial y ha subrayado que el Ejecutivo central ya mantiene contactos directos con otros países miembro de la UE con situaciones similares y "se ha explorado la posibilidad de hacer algún tipo de gestión conjunta".

Asimismo, González-Barba ha destacado las reuniones del Gobierno central con las comunidades afectadas y los contactos de las regiones entre sí.

En cuanto a los plazos que se manejan para lograr este estatus especial, González-Barba ha explicado que "se irán consiguiendo cosas de manera paulatina" y aunque no ha confirmado totalmente que se pueda lograr el objetivo marcado, ha indicado que en un primer momento, se trabaja para "avanzar en la idea de que se acepte como prioridad política que hay una parte del territorio europeo que tiene unas necesidades específicas derivadas de las condiciones estructurales demográficas".

También se están "haciendo gestiones concretas" para que se tenga en cuenta la despoblación en la reforma de las directrices de ayudas regionales, que se resuelven en "tres o cuatro meses", si bien ha admitido que "el gran marco" llevará "unos años", aunque "el esfuerzo se está haciendo ya".

Por su parte, Martínez Guijarro ha detallado que para lograr ese estatus especial se plantea a la Comisión Europea el desarrollo normativo del artículo 174 del tratado de la UE, para que permita que las zonas escasamente pobladas, que tienen un "problema estructural", puedan tener ese reconocimiento y, de esa forma, posibilitar que, en distintos programas o los en periodos de programación de perspectivas financieras, estas regiones tengan una asignación de fondos específica o un tratamiento especial a la hora de acceder a los mismos.

Martínez Guijarro ha mostrado su satisfacción por el hecho de que el Gobierno central quiera plantear esta medida a las instituciones europeas y ha recordado que ya algunas zonas despobladas de países nórdicos tienen medidas específicas para, por ejemplo, favorecer la implantación de empresas en esos lugares, por lo que ha subrayado que el estatus especial no iría en detrimento de esas regiones sino que el objetivo es que "visto cómo se ha actuado allí, poder actuar de forma parecida".

Por otro lado, ambos dirigentes han planteado la idoneidad de que en Castilla-La Mancha se imparta una asignatura sobre Europa en la Educación Secundaria Obligatoria, dentro de los créditos de libre configuración que dispone al comunidad autónoma.

Reunión con el secretario de Estado para la Unión Europea

Comentarios