García-Page: Las sentencias están obligando a cambiar la política hidrológica

El presidente regional recuerda que Castilla-La Mancha apoyó los planes hidrológicos porque Morán confirmó la implantación de caudales ecológicos; anuncia la creación de un instrumento financiero, dotado con “no menos” de 500 millones, para invertir en creación de empleo y empresas; y avisa que irá al Constitucional si la Ley de Universidades incluye ideología en claustros: "Eso es grave"
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asistido en el Campus de la UCLM, a la presentación de los alumnos que han participado en el programa ‘Investigo Castilla-La Mancha’, en un acto celebrado en el Campus Tecnológico de la Fábrica de Armas
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asistido en el Campus de la UCLM, a la presentación de los alumnos que han participado en el programa ‘Investigo Castilla-La Mancha’, en un acto celebrado en el Campus Tecnológico de la Fábrica de Armas

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha subrayado que España necesita aplicar "el sentido común" en materia de agua y ha subrayado que las sentencias que la comunidad autónoma ha ganado en el Tribunal Supremo están "obligando a cambiar la política hidrológica".

En un acto en el campus de Toledo de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), García-Page ha agradecido a la institución académica su trabajo sobre el agua del Tajo y la situación en que se encuentra el río, ya que, en sus palabras, ha "llenado de argumentos científicos" los razonamientos del Gobierno autonómico.

Ha reflexionado sobre que "por primera vez" Castilla-La Mancha "está dando la vuelta" al problema del agua y, en este sentido, ha apuntado que las sentencias que ha ganado la comunidad autónoma en el Tribunal Supremo "están obligando a cambiar la política hidrológica".

Al respecto, ha incidido en que "hemos tenido que defender los intereses en el Supremo" y convencer no con argumentos políticos "sino legales y razonables" porque, ante todo, el cambio climático y la situación que vive el Tajo es algo "muy serio".

García-Page ha rechazado considerar como caudal del río el agua que sale de las depuradoras y ha defendido que España necesita aplicar "el sentido común" en este asunto y alcanzar "un gran acuerdo" sobre cómo gestionar un agua que ya hoy es escasa.

ALEGACIONES AL CONSEJO DE ESTADO

Al respecto, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha recordado en sus alegaciones al Consejo de Estado sobre el proyecto de Real Decreto aprobatorio de los planes hidrológicos que en la reunión del mes de noviembre la Comunidad Autónoma votó favorablemente en el Consejo Nacional del Agua debido a que el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, "hizo constar que la implantación de caudales ecológicos se verificará conforme a las disposiciones acordadas en el proceso de planificación".

En estas alegaciones, recogidas por Europa Press, el presidente autonómico recuerda que "ha de respetarse siempre la prioridad de la cuenca cedente, principio establecido en el Plan Hidrológico Nacional, norma con rango de ley", recalcando que la región que representa también necesita agua para abastecimiento humano, "especialmente en el medio rural".

A su entender, la implantación de un régimen de caudales ecológicos en el río Tajo que hasta ahora no existen no solo sería "una obligación normativa" sino además "una determinación impuesta por varias sentencias del Tribunal Supremo promulgadas a partir de 2019".

Tal y como defiende el Gobierno castellanomanchego, el régimen progresivo y automático de implantación de caudales ecológicos mínimos en el Tajo, "si bien retrasa la implantación efectiva de los caudales ecológicos determinados en el proceso de planificación, fue aceptado por una mayoría de los participantes de los procesos de participación pública previos al Consejo Nacional del Agua".

La progresividad tiene "su razón de ser en que la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana pueda ampliar su capacidad de desalinización desde ahora hasta el año 2026".

En este punto, recuerda García-Page que el Gobierno nacional ya anunció de forma previa a la votación del Plan Hidrológico de la parte española de la Demarcación Hidrográfica del Tajo y del Proyecto de Real Decreto que se eliminaría la condicionalidad de la aplicación del régimen progresivo de caudales ecológicos mínimos, por lo que ahora, "cualquier argumento que pretenda condicionar la implantación de caudales ecológicos en el río Tajo carece de validez".

Además de las sentencias del Tribunal Supremo, y en opinión de García-Page, la inclusión en la Disposición Adicional 9ª de la condicionalidad de la aplicación del régimen progresivo de caudales ecológicos mínimos en función del cumplimiento del 'Programa Especial de vigilancia' a las que aluden otras comunidades autónomas "vulnera, o bien las competencias que la Ley de Agua atribuye a las Confederaciones Hidrográficas"; o "el principio de participación pública en la elaboración de los Planes Hidrológicos".

O, incluso, "la doctrina del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, que obligan a reiterar la información pública, previamente a la aprobación definitiva de un instrumento de planificación, cuando se introducen modificaciones sustanciales después de la exposición al público".

INSTRUMENO FINANCIERO

En otro orden, el Gobierno de Castilla-La Mancha va a crear antes del mes de marzo un instrumento financiero para poder gestionar el segundo lote de fondos europeos, un dinero que, según ha recordado García-Page, "no lo dan regalado" sino que se da a préstamo. "Lo que venga ahora hay que devolverlo", ha puntualizado.

"Antes del mes de marzo crearemos un instrumento financiero para poder invertir en creación de empleo y en creación de empresas en Castilla-La mancha no menos de 500 millones de euros en los próximos años", ha aseverado el presidente del Ejecutivo regional.

Según ha dicho, "medios no nos van a faltar; no nos van a pillar en el renuncio de que no sabemos qué hacer con el dinero".

Asimismo, García-Page ha afirmado que sería conveniente que la Universidad de Castilla-La Mancha participara en ese instrumento que se va a crear. "Antes de dejar de escapar un euro, estaremos dispuestos a hacer lo que haya que hacer", ha sostenido.

En este contexto, ha comentado que la mayoría de los españoles, si se les pregunta, piensan que los fondos europeos "no valen para nada, que no se están utilizando", pero eso "no es verdad". "Uno los aprovechamos mejor y otros, a lo mejor, peor", ha apuntado.

"Ahora mismo, Castilla-La Mancha va a la cabeza en la gestión de fondos europeos", ha defendido el presidente regional, quien ha insistido en que la región está dispuesta a que el dinero que no sean capaces de gastarse otros, "nosotros podemos gastarlo". "Podemos, porque estamos acostumbrados", ha declarado.

Dicho esto, ha recalcado que las regiones que desde hace muchos años en España no han necesitado, "porque ya eran muy ricas", fondos europeos "no tienen ni funcionarios para gestionar los fondos". "Nosotros que llevamos 40 años gestionando fondos europeos, sabemos gastar fondos europeos y sabemos cómo sacarles rendimiento".

LEY DE UNIVERSIDADES

Por último, y de otro lado, el presidente de Castilla-La Mancha ha alertado sobre la incorporación al texto de la nueva Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU) --que está pendiente de debate en el Senado-- de una enmienda en el artículo 45.2 g) que permitiría a los claustros de las universidades poder hacer "pronunciamientos ideológicos". "Esto es grave", ha denunciado.

García-Page ha confiado en que el Senado pueda "echar para atrás" este último cambio incorporado en la nueva Ley de Universidades porque si no --ha asegurado-- el Gobierno de Castilla-La Mancha irá al Constitucional con este tema.

El hecho de permitir que los claustros de las universidades pueden hacer pronunciamientos ideológicos, es algo que para García-Page es "grave" y cree que "eso solo se hace para defender lo que pasó en algunos rectorados y en algunos claustros en Cataluña con el proceso de independencia". "Eso no lo puede amparar una ley. Se sale por completo del marco constitucional", ha advertido el presidente autonómico.

"Más o menos medio" se consiguió un acuerdo con el ministro en materia de la Ley de Universidades, pero "estamos viviendo que lo que ya sale regular a veces del Gobierno, termina fatal en el Parlamento". "Cada vez que hay una enmienda en el Parlamento, lo están empeorando, de manera que esto va camino de un choque de trenes entre toda la universidad española con el proyecto de Ley de Universidades", ha augurado García-Page.

Finalmente, ha dejado claro que su gobierno va a defender sus competencias y "si el Estado quiere cambiar la financiación, es decir, obligarnos a gastar mucho más en algo que hasta ahora no estaba previsto, tiene que poner el dinero". "Esto lo dice la ley, no lo digo yo", ha apostillado.

Comentarios