García-Page: 'Rajoy ha dejado en evidencia la gran traición y mentira del llamado Memorándum del Tajo-Segura'

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, este jueves en rueda de prensa tas la firma de un protocolo con la Fundación para el fomento de la Administración electrónica
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, este jueves en rueda de prensa tas la firma de un protocolo con la Fundación para el fomento de la Administración electrónica

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha adelantado hoy que pedirá al Gobierno central en el Debate sobre el Estado de la Región que "no permanezca más tiempo con el derroche de tener las desaladoras de este país que han costado cientos de millones de euros sin usar".

"Es una auténtica vergüenza nacional", ha opinado García-Page en rueda de prensa, en la que ha criticado que el presidente regional en funciones, Mariano Rajoy, expresara ayer "con rotundidad su apuesta por el trasvase Tajo-Segura" durante el debate de investidura.

A su juicio, con estas declaraciones, Rajoy dejó "en evidencia la gran mentira, la gran traición del Memorándum del agua, que no deja de ser el Memorándum de la vergüenza".

"Lo plantearé con mucha rotundidad en el Debate sobre el Estado de la Región, que el Gobierno España, que le aplica austeridad a todo, no permanezca más tiempo con el derroche de tener las desaladoras de este país que han costado cientos de millones de euros sin usar", ha aseverado el presidente regional, quien ha apuntado que la inversión fue de 550 millones de euros.

García-Page ha añadido que defenderá que "a valencianos y a murcianos les pongan el precio de desalación del agua con la misma tarifa que el trasvase Tajo-Segura, ya que el Estado se gastó una millonada en subvencionar el trasvase y el agua es casi regalada".

Con ello, ha insistido en criticar que no se utilicen las desaladoras al tiempo que están "esquilmando un río y con intención de seguir esquilmándolo más".

Del mismo modo, ha instado "a alguien del PP en esta tierra" a que conteste a los planteamientos del presidente del Gobierno en funciones.

Además, ha recordado la "gran batalla" que ganó el Gobierno regional con la aprobación por parte de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo (PE) del informe que señala que los últimos planes hidrológicos de cuenca, como los del Ebro o del Tajo, aún no cumplen las disposiciones de la Directiva comunitaria sobre el agua.

Lo que el presidente del Ejecutivo castellano-manchego ha dicho que les "da fuerza y energía moral".

Durante su debate de investidura, en respuesta al portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Boldoví, Rajoy afirmó: "Se ha apostado por el trasvase Tajo-Segura y se ha hecho una negociación importante para Valencia y otras comunidades de la Política Agraria Común".

APROBACIÓN LEY DE TRANPARENCIA Y "MACROPLAN" CON EMPRESAS

De otro lado, el presidente de Castilla-La Mancha ha desvelado que el Consejo de Gobierno de la próxima semana aprobará el proyecto de Ley de Transparencia y Buen Gobierno, al tiempo que ha anunciado la firma con empresarios en septiembre de un "macroplan de administración fácil".

García-Page ha hecho estos anuncios tras firmar con el presidente de la Fundación Europea para la Sociedad de la Información, Enrique Barón, un protocolo de colaboración entre ambas instituciones para el fomento de la administración electrónica, la transparencia y la participación ciudadana.

El presidente del Ejecutivo autonómico ha señalado que el objetivo es dotar a la Administración regional de los recursos necesarios para que "la información sea seria, rigurosa y solvente".

Con ello, ha destacado la importancia de la aprobación por parte del Consejo de Gobierno del proyecto de ley de Transparencia y Buen Gobierno, que después se enviará a las Cortes regionales para su trámite parlamentario.

García-Page ha admitido que han "tardado quizá un poco más de lo que querían" en plantearlo, pero ha explicado que se han hecho modificaciones "de sentido común" aportadas por el Consejo Consultivo y ha recordado que el anterior Gobierno, pese a anunciarlo, no presentó el texto normativo.

Por otra parte, ha adelantado su intención de firmar un "macroplan" con los empresarios de la región que están "ultimando" y que tendrá como objetivos "reducir trámites" e "introducir la administración electrónica", por lo que ha augurado que será un acuerdo "trascendental".

Del mismo modo, ha adelantado que este mes firmarán el Pacto por la Recuperación Económica y Social de Castilla-La Mancha con los agentes sociales, acuerdo que también están concluyendo.

DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA REGIÓN

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha indicado que el Debate sobre el Estado de la Región se celebrará a finales de septiembre o principios de octubre y ha explicado que la fecha está condicionada por la situación política nacional.

A preguntas de los periodistas, García-Page ha indicado que hablarán con los grupos parlamentarios "para cerrar el calendario".

"Lo que ocurre a nivel nacional de una manera u otra nos afecta, no es lo mismo tener las coordenadas del presupuesto del Estado o no tenerlas, para que el debate sea lo más documentado y serio posible", ha señalado el presidente del Ejecutivo castellano-manchego.

Con ello, ha apuntado que se celebrará, "como siempre, en el entorno del inicio del periodo de sesiones, a finales de septiembre o principios de octubre", aunque ha insistido en que "no hay fecha cerrada".

"PUEDEN CAMBIAR LAS COSAS TRAS ELECCIONES VASCAS Y GALLEGAS"

En cuanto a la actualidad nacional, el presidente de Castilla-La Mancha y líder de los socialistas de la región ha afirmado que "el PSOE no es responsable del fracaso de Rajoy" y ha considerado que "pueden cambiar las cosas o puede ser determinante, aunque solo sea por la posibilidad de hablar, lo que pase" tras las elecciones vascas y gallegas.

"Es evidente que habiendo elecciones convocadas es muy complicado, mucho más difícil que en condiciones normales, que haya negociaciones entre partidos políticos porque una elección significa una confrontación y esperar a que el ciudadano se pronuncie", ha reflexionado García-Page.

A preguntas de los periodistas el presidente castellano-manchego ha apostado por "ir paso a paso" en "este batiburrillo político electoral en el que puede pasar un poco de todo".

Ha dicho que entiende que "haya gente que se quiera colocar en lo que vaya a hacer el PSOE u otro partido político el último minuto del último día", pero -ha continuado- "eso no es inteligente".

"Nosotros tenemos derecho también a ir madurando nuestras propias posiciones, en función de las muchas circunstancias que están pasando en España que son desconocidas", ha aseverado García-Page, quien también ha apuntado "la eventualidad" de lo que ocurra en Cataluña porque la moción de confianza planteada "puede desembocar en cualquier cosa, incluso en elecciones catalanas".

"Si por coherencia no se puede prestar el apoyo a un partido muy contaminado por corrupción, recuerdo que hay otros interlocutores que incluso se permiten el lujo de llamar a la puerta, que tienen tanta o más corrupción en sus filas", ha aseverado.

Un hecho que ha dicho que le "lleva a pensar que el PSOE no es el responsable del fracaso de Rajoy", sino que "está siendo coherente con su alternativa, la que necesita el país".

Así, ha afirmado que se atreve "a pensar que algunas de las presiones que se están recibiendo lo único que consiguen es asentar más la idea en las bases de la organización y radicalizar más en las bases de la organización una posición de rechazo".

"Incluso si me apuran, por amor propio", ha añadido García-Page, quien ha agregado que, "a veces, las presiones que ha hecho Rajoy van más pensando en hacer daño al PSOE que en pedir su ayuda".

"Piano, piano, paso a paso, no está escrito el final. No sabemos a ciencia cierta nadie lo que va a pasar", ha aseverado García-Page, quien ha opinado que "no hay que tener miedo al Comité Federal" y ha apuntado la posibilidad, "en un momento determinado", dé "un punto de reflexión añadida".

En este sentido, ha ofrecido a Pedro Sánchez su disposición personal para el "diálogo" o las "conversaciones" que "sean necesarias para cuajar una opinión lo más seria con España y con el PSOE" y ha opinado que "Rajoy lo va a intentar, seguramente cuando pasen las vascas".

No obstante, ha advertido: "A ver si por evitar terceras elecciones somos capaces de hacer cualquier barrabasada".

Con ello, ha defendido que la posición del líder socialista, Pedro Sánchez, y su grupo parlamentario es "coherente con lo aprobado en el Comité Federal" y "tan coherente tendrá que ser la posición de Madrid, de Ferraz y del Comité Federal con el rechazo al PP como con todo lo demás que dice la resolución", ha aseverado.

Para García-Page, el rechazo a la derecha del PP, les tiene "que llevar a rechazar a otras derechas, aunque sean nacionalistas o independentistas".

Con ello, ha insistido en que es "inaudito" lo que ocurre ahora en España, lo que ha dicho que "no significa que esté mal por sí mismo", sino que es "desconocido" y evidencia que "existen imprevisiones constitucionales ante estas circunstancias", ante lo que ha apostado por un cambio en la legislación constitucional.

"No digo que la culpa sea de unos u otros, sino que hay vacíos constitucionales porque esta situación era imprevisible", ha afirmado el presidente autonómico, quien se ha mostrado preocupado por las consecuencias de la situación actual, que puede provocar "que se produzca una profunda desesperación y decepción social".

Para evitar esta circunstancia, ha pedido como dirigente político que la posición del partido "sea entendible, lo más pedagógicamente entendible".

BARÓN NO ENTIENDE SE EXIJA RESPONSABILIDAD A UNOS SÍ Y OTROS NO

De su lado, el diputado constituyente y exministro en el primer gobierno de Felipe González, Enrique Barón, ha dicho que no entiende "por qué se le exige una responsabilidad" al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sobre la situación política actual, pero no al líder del PP, Mariano Rajoy.

Barón se ha pronunciado así a preguntas de los periodistas y ha asegurado: "voy a decir lo que pienso, hemos tenido dos elecciones desde el 20 de diciembre y quien ha firmado la convocatoria de elecciones ha sido Mariano Rajoy no Pedro Sánchez", ha aseverado.

Con ello, ha afirmado que "como ciudadano y diputado constituyente" le parece "absolutamente escandaloso" y le "sorprende mucho que no tenga mayor eco en los medios y en la opinión pública que se están rozando de manera muy peligrosa algunas líneas rojas de la Constitución española".

Se ha referido a "cosas que tienen consecuencias sobre la situación actual" como el hecho de que "el líder político que dice que ha ganado las elecciones (Mariano Rajoy)" rechazara, en un primer momento, la invitación del jefe del Estado para formar gobierno.

"En Europa cuando esto ocurre, lo que se hace es que uno dimite, se va a casa, lo que no ha ocurrido en España", ha afeado Barón, que también fue presidente del Parlamento Europeo.

Del mismo modo, ha criticado que se han sucedido "una serie de meses" en los que el Gobierno en funciones ha dicho que no responde ante el Parlamento, lo que ha considerado "inaceptable" en una democracia parlamentaria.

"Yo comparto la línea que sigue mi partido y su secretario general, que no es quien decide si hay terceras elecciones", ha insistido Barón, quien también ha llamado la atención sobre que, "después de cuatro años de gobierno y después de la convocatoria de dos elecciones, siga habiendo un rechazo mayoritario al candidato que se presenta".

Con ello, ha opinado que "hay que respetar los tiempos y los procedimientos", al tiempo que ha considerado que es a Rajoy "al que le toca dar el paso siguiente, mantener su candidatura tras el proceso electoral y el cargado calendario judicial o renunciar a ello". 

Comentarios