viernes 21.02.2020

García-Page plantea a PP, Cs y otros partidos que crean en España alcanzar tres grandes pactos de Estado

- El presidente de Castilla-La Mancha propone tres grandes pactos en materia de legislación presupuestaria, cambios constitucionales y gobernabilidad.

- Avanza que el nuevo Hospital Universitario de la ciudad de Toledo se inaugurará en el mes de junio, con las posible asistencia del rey Felipe VI.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su intervención en el desayuno informativo que ha protagonizado en Toledo
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su intervención en el desayuno informativo que ha protagonizado en Toledo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha propuesto tres pactos que podrían ser suscritos por PSOE, PP, Cs y otros partidos que crean en España, con el objetivo de dar estabilidad al país, pues ha considerado que no es lo mismo tener un gobierno estable que un país estable. 

En un desayuno informativo que ha protagonizado este lunes en Toledo, el presidente castellano-manchego ha abordado la situación política nacional y ha abogado por alcanzar esos tres pactos, uno de los cuales sería modificar la legislación presupuestaria para que, como en la Unión Europea, se pueda "pactar un escenario presupuestario para varios años y luego ir reprogramando año a año". 

García-Page ha considerado que esos cambios se podrían hacer sin modificar la Constitución y ha defendido que alcanzar ese pacto permitiría "no estar pendientes de diez independentistas". 

El segundo pacto posible, a juicio del presidente castellano-manchego, versaría sobre que los partidos no decidan abrir un debate sobre la reforma de la Constitución española si no hay un consenso previo en el Congreso de los Diputados de mayoría reforzada, es decir, dos tercios o tres quintos de la cámara. 

Y el tercer pacto sería en torno a iniciar de forma automática el proceso de investidura a la Presidencia del Gobierno, que correría a cargo del partido más votado, si no se produce un acuerdo entre fuerzas parlamentarias, pues ha considerado que la situación política actual ha desvelado "un punto ciego en la Constitución", que puede ser que nadie se presente a la investidura y que si ello no ocurre, no se puedan convocar nuevas elecciones. 

A su modo de ver, la propuesta de que gobierne el partido más votado es "un debate absurdo" porque no se trata de hacer presidente al que ha tenido más votos, sino al que reúne más apoyos en el Congreso, si bien ha añadido que "si no es posible ponerse de acuerdo" para investir a un presidente, se podría habilitar que el partido más votado abra el proceso, lo que "evitaría el filibusterismo parlamentario y político".

García-Page ha reflexionado que, al margen de la "coyuntura del Congreso", el país tiene motivos para "seguir gozando de estabilidad de fondo", pues ha indicado que es importante que "no se discuta el caparazón, que es Europa" ni la economía de mercado. 

En cuanto a la UE, García-Page ha subrayado que "Europa produce muchas cosas buenas" y ofrece seguridad ante las crisis y también "para el lío de Cataluña", ya que ha señalado que las encuestas apuntan a que entre el 85 y el 90 por ciento de los catalanes se muestran contrarios a la independencia si ello supone salir de Europa, y ha añadido que si Cataluña saliera de España, también supondría la salida de la UE. 

También ha cuestionado el argumento de los independentistas de "España nos roba" y ha indicado que, en caso de que Cataluña se independizara y siguiera en la UE, "lo que tendría que aportar a la UE como comunidad rica a la balanza financiera es mucho más de lo que aporta vía impuestos a la solidaridad del país". 

Con todo, el presidente castellano-manchego ha considerado que "hay muchos motivos en España para tener confianza sin estar relajados" y se puede "tener ilusión sin ser ilusos", pues ha señalado que "muchos de los problemas que hoy tiene la política son superficiales", pero no coyunturales. 

Asimismo, se ha mostrado partidario de "intentar gestionar de forma sensata los problemas de hoy", un asunto en el que ha dicho que está "empeñado" el gobierno de Castilla-La Mancha, donde no se pretende "ser escuela de nadie ni menos en meterse en zarandajas nacionales", pero del mismo modo ha alertado de que no se va a callar y va defender los intereses de la región. 

"Solo faltaría que hable el de Teruel y no pudiera hablar el presidente de una comunidad autónoma", ha denunciado García-Page, que ha cuestionado la aparición de partidos regionalistas o localistas en el Congreso, pues ha recordado que precisamente para tratar los temas más locales se creó el Senado. 

Con todo, ha asegurado que como presidente de Castilla-La Mancha no desea limitarse a hablar solo de temas locales, si bien ha considerado que en la actualidad "no hablar de España es un problema para la región" por dos motivos, en primer lugar porque "si no lo hacemos nosotros, lo hacen otros por nosotros" y en segundo lugar, para ayudar al Gobierno central. 

"Si no ayudamos con más opiniones distintas de los que siempre hablan, estamos consagrando la bilateralidad del debate", ha advertido García-Page, que ha insistido en que si los demás actores políticos permanecen callados ante el desafío independentista "se abona la perversión de poner al mismo nivel el Gobierno de España y el de una comunidad autónoma".

GOBIERNO DE COALICIÓN

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha considerado que el PSOE debería haber planteado el preacuerdo con Unidas Podemos para formar un gobierno en coalición "más como un sacrificio que como un acto de amor". 

Durante su intervención, García-Page ha analizado el preacuerdo de PSOE con Unidas Podemos y ha defendido que es normal "el derecho a modular la opinión", toda vez que en el turno de preguntas se le ha cuestionado por el cambio de criterio del secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, sobre el pacto con Unidas Podemos. 

"El PSOE va a prestar un importante sacrificio", ha defendido el también secretario general de los socialistas castellano-manchegos, que ha admitido que cuando a él le "tocó" integrar a Podemos en el Gobierno regional a mitad de la pasada legislatura, ya que el PSOE gobernó en minoría los dos primeros años y los dos últimos, en coalición con la formación morada, llegó a "llorar de rabia" y ha añadido: "No pasa nada por decirlo".

En esta línea, ha opinado que "es normal" que Sánchez quisiera gobernar en solitario y que convocara unas elecciones para intentarlo, pero ha añadido que tras los resultados "no queda más remedio" que el gobierno de coalición.

Sin embargo, ha opinado que "entre un corte de mangas y un abrazo hay una distancia que requiere al menos una semana".

Con todo, ha augurado que al PSOE, en su labor de gobierno, "le va a crear más problemas los independentistas que Podemos" y ha deseado que "la úlcera se la quede el gobierno y que la pueda compartir con Podemos, porque gobernar siempre son disgustos". 

En cualquier caso, ha descartado que se vayan a celebrar unas terceras elecciones y ha calificado de "quimera" que se alcance un pacto de gran coalición entre PSOE y PP, como ocurre en otros países como Alemania.

Si bien ha abogado por alcanzar "grandes acuerdos de Estado", ha señalado que "los acuerdos hay que alcanzarlos con el contrario" y ha opinado que si las dos grandes fuerzas se mezclan "dejan de ser útiles para el país".

En este sentido, ha señalado que la alternativa al PSOE debe ser el PP, pero ha indicado que si se forma una gran coalición, los dos grandes partidos dejan de ser alternativa uno del otro, si bien ha insistido en que es "urgente y necesario" cerrar acuerdos de Estado con el PP. 

El presidente castellano-manchego ha abogado por dar un plazo de un año y medio al futuro gobierno y, entonces, "si las cosas no van bien", contemplar otros escenarios. 

Sin embargo, ha descartado dar un paso adelante en el PSOE a nivel nacional, aunque ha advertido que entre dar el paso y esconderse y no manifestar su opinión "hay un abismo". 

"No tengo ninguna aspiración y me molesta que la gente lo utilice para hacer daño a mi partido", ha afirmado García-Page, que ha insistido en "explicarse, porque es lo que necesitan los españoles".

Respecto a la crisis en Cs tras el 10-N, el líder de los socialistas castellano-manchegos ha opinado que la "sustitución lógica" de Albert Rivera al frente de la formación naranja es Inés Arrimadas, una persona que es "un valor, vale políticamente y eso le hace tener apoyos".

García-Page ha opinado que la salida de Rivera "ha sido muy honorable" y ha admitido que tiene muy buena opinión de él, al tiempo que ha lamentado que no se atrevió a defender con claridad, tras las elecciones generales de abril, "una opción PSOE-Cs en España".

En este sentido, ha señalado que en la actualidad todavía se siente el "síndrome del 1 de octubre", aunque ha señalado que cada uno ha tenido su propio 1 de octubre, en el caso del PSOE, cuando dimitió Pedro Sánchez como secretario general en una convulsa reunión del Comité Federal del partido.

Y ha desvelado que una de las personas que se manifestaron a las puertas de la sede del PSOE es el actual president de la Generalitat, Quim Torra, que estaba "insultando y condicionando la decisión que tenía que tomar un partido". 

Con todo, ha animado a "quitarse los complejos" y ha reconocido que si actualmente se dieran las circunstancias que se produjeron en abril, diría que "una opción a no descartar sería PSOE-Cs", aunque ha considerado que en este punto, "Rivera se ha equivocado más que el PSOE". 

Por otro lado, García-Page ha comentado que el Grupo Popular en las Cortes ha contratado al ex portavoz del Gobierno regional en la legislatura 2011-2015, Leandro Esteban (PP), como administrativo en el grupo parlamentario, y ha dicho de él que "es una persona lista" e incluso que "si se hubieran dado otras circunstancias", lo hubiera contratado él mismo. 

También ha asegurado que si ayuda al presidente del PP regional, Paco Núñez, el propio García-Page se lo agradecerá, porque "hay que buscar estabilidad también en la oposición".

De Núñez ha dicho que "es joven, ha sabido ganar en su pueblo que tradicionalmente ha votado al PSOE" y por ello, ha afirmado que no le subestimaría "en lo más mínimo", tras lo cual ha considerado que él habla mejor de Núñez que "algunos de su propio partido".

"ABSOLUTA CONFIANZA" EN CHAVES Y GRIÑÁN

Además, durante su intervención García-Page ha mostrado su "total y absoluta confianza" en los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y ha subrayado que "no se han llevado un duro en su vida".

El presidente castellano-manchego ha comentado así la sentencia que la Audiencia de Sevilla hará pública este martes por el denominado caso de los ERE, que hace alusión al procedimiento que se aplicó en Andalucía entre 2000 y 2009 para conceder ayudas de forma discrecional y arbitraria a empresas en crisis, lo que supuso un coste de 680 millones de euros a las arcas públicas sin que hubiera "ningún control" sobre ellos, según Anticorrupción.

García-Page, que se ha mostrado consciente de que puede haber personas que critiquen su postura, ha mostrado su "total y absoluta confianza" en Chaves y Griñán, y ha defendido que ninguno de los dos expresidentes "se han llevado un duro en su vida" y que, además, lo están "pasando muy mal" tanto ellos dos como sus familias. 

Y ha afirmado que "solo una combinación de muchas complicaciones, de luchas ambientales, jurídicas y mediáticas, algunas obscenas que se terminarán sabiendo, pueden terminar torciendo la justicia".

El presidente castellano-manchego ha subrayado que mantiene esta opinión "con respeto", pero también con convencimiento.

NUEVO HOSPITAL DE TOLEDO

En otro orden de asuntos, el presidente de Castilla-La Mancha ha anunciado que se estima que el nuevo hospital de Toledo se pueda inaugurar en torno a la celebración del Corpus Christi, que este año cae a mediados de junio, y que es posible que se pueda contar con la presencia de Felipe VI. 

El presidente castellano-manchego ha indicado la posible fecha de apertura del nuevo hospital, al tiempo que se ha mostrado confiado en que se pueda arreglar las infraestructuras por carretera que desembocan en el mismo, pues ha defendido que los accesos que llevan directamente a esta infraestructura están "hechos y son infinitamente mejores" que los que tiene el actual centro hospitalario. 

En este sentido, se ha preguntado si la Junta de Comunidades, que ha invertido 300 millones en construir el hospital, también debe hacerse cargo de mejorar el tráfico de la zona de Santa María de Benquerencia, pues ha señalado que ya en la actualidad se registran atascos en esta zona de la ciudad, por lo que ha indicado que si una vez que se abra el hospital se siguen produciendo embotellamientos, no será causa del hospital. 

Así, ha indicado que donde se debe actuar es en el enlace de la A-42 con la N-400 y finalizar la conversión de la A-400 en A-40, ya que en la actualidad se pasa de una vía de alta capacidad con varios carriles a una vía de doble sentido con un único carril por sentido y, en esta línea, ha subrayado que "el enlace no tiene nada que ver con el hospital", aunque el hospital "puede ser víctima de los enlaces".

García-Page también ha hecho alusión a otros temas relacionados con Toledo capital, como el yacimiento de Vega Baja, y ha pedido tranquilidad porque "no se va a hacer nada en contra de la Legislación" y ha mostrado su compromiso a que, entre todas las administraciones, se proteja el yacimiento y su entorno "con mucho sentido común, sin fanatismos".

En este sentido, ha calculado que la excavación básica para conocer qué restos alberga la zona de Vega Baja cuesta unos 26 millones de euros, por lo que ha animado a hacerlo entre todos, es decir, el Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento, la Diputación de Toledo y la Comunidad autónoma. 

Asimismo, ha señalado que la construcción del futuro cuartel de la Guardia Civil no está en Vega Baja propiamente dicho, sino que es la periferia del recinto, y ha recordado que "en su momento hubo un acuerdo sólido entre todos los actores implicados para que en la periferia de la zona protegida se pudiera completar el barrio". 

Por otro lado, ha analizado el futuro de la residencia de mayores Hospitalito del Rey, ubicada en el casco histórico de Toledo y cuya apertura es una reivindicación de los colectivos de esta zona de la ciudad, si bien García-Page ha señalado que este recurso asistencial no se abrirá como tal hasta que no esté completa la residencia de mayores de la avenida de Barber, también en Toledo.

Más información en vídeos 
Comentarios