jueves 18.07.2019

García-Page pedirá en mayo "un apoyo masivo" por España y la reconstrucción de CLM

- El presidente de Castilla-La Mancha presentará en persona una denuncia por los caudales del Tajo en Bruselas.

- García-Page: "Si me dejan haré en Talavera de la Reina muchas cosas como he hecho en otros sitios".

- Asegura que hay detractores del parque temático de Puy du Fou en Toledo que se opusieron antes de saber qué era

El presidente de Castilla-La Mancha y líder regional del PSOE, Emiliano García-Page, en un momento de la entrevista - EFE /Ismael Herrero
El presidente de Castilla-La Mancha y líder regional del PSOE, Emiliano García-Page, en un momento de la entrevista - EFE /Ismael Herrero

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, desplegará para las elecciones autonómicas de mayo "una campaña de voto útil a 360 grados" y adelanta que pedirá un "apoyo masivo por España y para la reconstrucción de Castilla-La Mancha", pues considera que ambas cosas "van juntas". 

En una entrevista concedida a la Agencia Efe a cien días de las elecciones autonómicas del 26 de mayo, el jefe del Ejecutivo regional y también candidato socialista a la reelección se muestra consciente de que en los comicios autonómicos será "muy difícil" llegar a la mayoría absoluta, debido a que solamente se eligen 33 diputados, "muy pocos", lo que supone un "problema de infrarrepresentación" que propone corregir en la próxima legislatura, "cuando haya más posibilidades de consenso". 

Con este escenario y tras advertir de que "es realmente difícil prever un resultado definitivo", García-Page señala que la opinión que palpa en la calle es que los resultados "van a avalar al Gobierno de Castilla-La Mancha" que él preside y, por ello, apunta que el PSOE está "muy cerca" de la mayoría e incluso aspira a "no necesitar ningún partido" para gobernar. 

"Voy a pedir una campaña de voto útil a 360 grados, porque creo que vamos a ser la única formación política que le garantice al ciudadano que su voto va a servir para lo que vota", expone el presidente castellano-manchego, que también indica que pedirá "un apoyo masivo por España y por la reconstrucción de Castilla-La Mancha", pues subraya que "ambas cosas van juntas". 

Y sobre los demás partidos alerta que "lo demás está en el mercado, está en una opción de subasta" y puede llevar a otras formaciones a hacer "extraños compañeros de viaje", lo que además genera "problemas a la hora de la gobernabilidad y la estabilidad". 

En este punto, reivindica que "todo el mundo" conoce su opinión sobre el independentismo catalán y admite que este debate impregna todo el panorama político, que incluso "dio pie a la principal bronca del PSOE en democracia", ha provocado "rupturas muy serias" en Podemos, ha propiciado el surgimiento de Ciudadanos y ha sido el origen del "mayor problema de crisis interna" en el PP y del "nacimiento de la extrema derecha". 

Una diferencia que ve entre el resultado de las elecciones autonómicas de Andalucía y lo que puede ocurrir en Castilla-La Mancha es que "aquí tuvimos cuatro años de Cospedal que, de alguna manera, vacunó mucho a la gente de esa tesis de la alternancia obligatoria".

En relación a cuántos partidos podrían obtener representación en las Cortes, el presidente castellano-manchego opina que "puede darse el caso" de que logren algún diputado los cinco partidos que "ahora están en liza", es decir, PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos y Vox, si bien afirma que le parece "triste" que "haya gente que ha aspirado toda la vida a gobernar y haya defendido que tiene que gobernar el partido más votado" y ahora "esté deseando que salga otro partido que sea el que le apuntale".

"Es bastante triste ver a los dirigentes del PP soñar con que el trabajo sucio se lo haga Vox", afea García-Page, que también analiza el relevo que se ha producido en los 'populares' castellano-manchegos y se muestra convencido de que si la expresidenta María Dolores de Cospedal "se hubiera ido dos meses antes, la dirección del PP sería otra", al tiempo que añade que "hay mucha más gente en el PP pensando en el 27 de mayo que en el 26". 

Sobre el actual presidente del PP castellano-manchego, Paco Núñez, García-Page comenta que ha sido el que ha cogido el testigo porque "se lo encargó directamente" Cospedal y le cuestiona que "toda la experiencia que tiene es la de los recortes de Cospedal", por lo que lo sitúa entre la gente que "jaleó, aplaudió, celebró, explicó, defendió y sonrió a todos los dolores de la época de Cospedal".

Por otro lado, y ante la posibilidad de que se dé un escenario en el que sea necesario pactar con otros partidos, insiste en que él buscará el voto de "todo el mundo que quiera que no se pare la marcha que lleva Castilla-La Mancha" y advierte de que no trabaja "ni para Podemos ni para Ciudadanos", al tiempo que admite que conoce a gente "muy moderada y razonable" en ambos partidos y que "cuesta más encontrarla en el PP por el biorritmo que impuso Cospedal". 

García-Page también analiza su gestión al frente del Gobierno regional y el cogobierno con Podemos, que asegura que ha sido "más fácil" de lo que eél pensaba, al tiempo que reivindica que ha superado su propio programa de gobierno.

El presidente autonómico recuerda que en su discurso de investidura se marcó tres retos -reducir las desigualdades, trabajar por la sostenibilidad del entorno y apostar por la cultura y la educación- y resalta que los tres puntos han ido evolucionando "de la mano" porque están muy relacionados, aunque subraya que donde más se ha acelerado ha sido "en las políticas sociales". 

En cuanto a los errores, admite que ha cometido alguno "en algún nombramiento" y en no "haber peleado lo suficiente" sobre todo con Podemos que los responsables provinciales tengan capacidad política, un debate que es "más hacia adentro" pero que es "grave" porque "a la opinión pública, lo que llega es que todo puede funcionar mejor sin políticos, cuando es mentira". 

Tras valorar su gestión, considera que una segunda (y última) legislatura sería jugar "la segunda parte del partido" para terminar de "reconstruir la región" y "dejarla como tendría que haber estado de no haber pasado Cospedal por aquí y hubiera seguido el PSOE avanzando".

Uno de los objetivos que se fija si se mantiene como presidente tras las elecciones es la reforma del Estatuto de Autonomía, algo que no ha sido posible en esta porque "el PP se ha negado desde el primer momento" y Podemos "ha mirado para otro lado y cuando se han dado cuenta de que es importante, incluso para ellos, ya es demasiado tarde". 

Y respecto a las elecciones municipales, Emiliano García-Page se muestra "infinitamente más contento" con el proceso de selección de candidatos de ahora que el de hace cuatro años y vaticina que el PSOE puede ser el partido mayoritario en "prácticamente" los siete grandes municipios. 

DENUNCIA POR LOS CAUDALES DEL RÍO TAJO EN BRUSELAS

En otro orden, el presidente de Castilla-La Mancha se propone desplazarse a Bruselas, si puede ser antes de que finalice la actual legislatura, para presentar en persona una denuncia ante las instituciones europeas por los "caudales ínfimos" del río Tajo y contra los planes hidrológicos. 

Así lo desvela durante la entrevista, en la que reflexiona sobre el estado del río Tajo y considera que la batalla judicial -el Gobierno regional ha presentado más de treinta recursos en los tribunales contra otros tantos trasvases aprobados por los sucesivos Ejecutivos centrales- es "solo una parte del problema".

"Realmente lo que hay que cambiar son las leyes", plantea García-Page, que recuerda que los trasvases se autorizan por la aplicación del Memorándum firmado en la anterior legislatura, bajo la presidencia en Castilla-La Mancha de María Dolores de Cospedal, y que implica que "la famosa paz del agua era una paz de cementerio" en la que unos pierden -en alusión a Castilla-La Mancha- y otros ganan, en referencia al Levante. 

En este sentido, valora que el Parlamento Europeo haya aprobado una norma que recoge en su exposición de motivos que "la reutilización de aguas residuales tratadas adecuadamente, por ejemplo procedentes de instalaciones de aguas residuales urbanas, se considera que tiene un menor impacto ambiental que otras alternativas de suministro de agua, como los trasvases de agua o la desalinización".

Por ello, siguiendo esta línea, afirma que el Ejecutivo castellano-manchego no va "a parar" y prepara una denuncia que presentará, en persona y si puede antes de que finalice la actual legislatura, ante la UE sobre los planes hidrológicos elaborados por el Gobierno central y "particularmente el del Tajo", porque "Europa tiene una estrategia diametralmente opuesta a la que tiene el Gobierno de España, el anterior y el actual", en alusión al mantenimiento de los trasvases. 

En cuanto a la posibilidad de que el Gobierno central modifique el memorándum del Tajo, el presidente castellano-manchego apunta que el Ejecutivo de Madrid "estaba trabajando en un giro inteligente y razonable en la cuestión del agua en España", y aunque comenta que ambas administraciones tienen "ritmos distintos", coinciden en "una visión sostenible y moderna del agua", que pasa por fomentar la desalación y la reutilización del agua, así como la minimización de los consumos, sobre todo en un país con "dificultades pluviométricas".

Sobre el resultado de los recursos que, desde el inicio de la legislatura, ha presentado el Ejecutivo castellano-manchego ante los tribunales por la aprobación de trasvases, García-Page indica que algunos están en tramitación, pero otros ya se han resuelto en contra de los planteamientos de Castilla-La Mancha "basándose en el famoso memorándum", por lo que insiste en la importancia de "cambiar las leyes". 

"SI ME DEJAN HARÉ EN TALAVERA MUCHAS COSAS"

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha subraya que su actitud hacia Talavera de la Reina es "absolutamente positiva" pese a las "zancadillas" que le han puesto en el Ayuntamiento, y afirma: "si me dejan, puedo hacer en Talavera muchas de las cosas que ya he demostrado hacer en otros sitios".

García-Page expresa su "respeto" hacia la manifestación convocada para este domingo en Toledo por la Mesa por la Recuperación de Talavera, pero también dice que le hubiera gustado que se hubieran planteado concentraciones ante La Moncloa, tanto con el anterior presidente Mariano Rajoy como con el actual Pedro Sánchez.

Y, además, precisa que "hubiera sido muy deseable que en la época negra de los recortes, de los machaques de Cospedal, algunos actores que están induciendo por detrás" hubieran hecho "este planteamiento".

Con todo, el presidente regional recalca su actitud "absolutamente positiva" hacia Talavera de la Reina, defiende que "cada vez que he ido" ha sido para ofrecer una solución, anunciar una iniciativa o plantear un cambio, y agrega: "si me dejan, puedo hacer en Talavera muchas de las cosas que ya he demostrado hacer en otros sitios". 

Para ello, no obstante, es necesario que no haya "zancadillas" desde el ámbito municipal, algo que no ocurre con "todos" los alcaldes del PP, pero que sí pasa -recalca- en Talavera de la Reina o en Cuenca porque "hay algunos que les importa más su planteamiento que lo que vayamos a hacer".

En este sentido, critica que le hayan "insultado" incluso por plantear grandes exposiciones o un centro de formación de la artesanía.

El presidente regional avanza su "determinación" a plantear un programa "muy ambicioso" para Talavera de la Reina de cara a la próxima legislatura, que "cambie por completo" la escasez de suelo industrial y la dinámica de atracción de empresas, entre otros aspectos.

A su juicio, la ciudad "necesita una estrategia de fondo de, al menos, una década constante, insistente y potente, y además con gente que tire del carro, no que dé patadas al carro". 

PARQUE TEMÁTICO DE PUY DU FOU EN TOLEDO

Por último y de otro lado, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego afirma que el Gobierno regional ha acogido con tranquilidad la admisión a trámite, por parte del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, del recurso contra la construcción del parque temático Puy du Fou, porque el proyecto es "impecable", si bien lamenta que hay personas que decidieran oponerse al mismo antes de saber qué era. 

García-Page resalta que el proyecto es "impecable desde el punto de vista jurídico" y sostiene que él es "el más garantista", puesto que la Junta tiene "cientos de servicios jurídicos para garantizar que todo lo que se hace es conforme a la ley". 

Asegura que el procedimiento de autorización "está todo bien planteado" y que el Gobierno regional ha tomado con tranquilidad la admisión a trámite del recurso presentado por la plataforma "Queremos saber la verdad sobre Puy du Fou", aunque "son los jueces los que tienen que verlo". 

"Es un proyecto impecable, extraordinario, estratégico", subraya el presidente castellano-manchego que, por contra, lamenta que en el recurso se incluyen algunos planteamientos "copiando demandas de otros pleitos en Madrid".

Por ello, asegura que le parecería "enormemente triste" que un proyecto de la "magnitud y futuro" de Puy du Fou pudiera paralizarse o suspenderse por un recurso de estas características, al tiempo que denuncia que "gente que se opone a Puy du Fou tenía tomada la decisión antes de saber de qué iba, porque es gente que se opone a todo" y a quienes ha escuchado "argumentos distintos cada semana" para justificar su rechazo. 

En este sentido, propone que se puedan exigir responsabilidades a los "profesionales de los pleitos, que se pasan el día recurriendo proyectos".

Más información en vídeos 
Comentarios