García-Page llama a la unidad en torno al agua y pide que sea estudiado en los colegios

García-Page ha hecho estas consideraciones durante su intervención en el acto del Día del Agua celebrado en Toledo, que se aplazó la semana pasada por los atentados terroristas de Bruselas y en el que se han entregado los premios 'Somos Agua 2016

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presidido en Toledo el acto institucional con motivo del Día Internacional del Agua
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presidido en Toledo el acto institucional con motivo del Día Internacional del Agua

El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha hecho un llamamiento a todas las fuerzas políticas de la región para alcanzar consenso en torno al agua y ha planteado revisar los contenidos escolares para que los niños estudien "en profundidad" el problema del agua en la región.

García-Page ha hecho estas consideraciones durante su intervención en el acto institucional del Día Internacional del Agua celebrado en Toledo, que se aplazó la semana pasada por los atentados terroristas de Bruselas y en el que se han entregado los premios 'Somos Agua 2016'.

El presidente autonómico ha avanzado, además, que el Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión de este martes autorizar a los servicios jurídicos de la Junta recurrir los últimos tres trasvases de 60 hectómetros cúbicos del Tajo al Segura aprobados por el Gobierno central para los meses de marzo, abril y mayo.

"El Gobierno de España siempre, pero particularmente ahora, ha maltratado en términos de agua a esta región y no voy a ser neutral y voy a pedir a la sociedad de la región que nos ayude, a todos los partidos, no a fabricar una unidad ficticia sobre el agua, sino volver a la que teníamos hace unos años", ha aseverado García-Page.

Con ello, el presidente regional ha avanzado que "dentro de pocas semanas", una vez resuelta la situación política nacional, llamará al PP, a Podemos y a otras fuerzas políticas sin representación en las Cortes regionales para conseguir este objetivo, un fin para el que también ha pedido la ayuda de los sindicatos, las comunidades de regantes, la Universidad regional y "todo tipo de plataformas".

Ha aclarado que será una petición a los partidos políticos y no una exigencia, y ha insistido en que se "daría con un canto en los dientes" con que se vuelva a recuperar en esta región el consenso alcanzado con "aquel documento único, social, económico y político".

"La política del agua no ha sido justa con Castilla-La Mancha y no podemos estar de brazos cruzados ante lo que pasa en estos momentos y ante lo que puede pasar", ha avisado García-Page, quien ha añadido que el tema del agua "no se discute en Valencia ni en Murcia".

Por este motivo, ha anunciado que su intención es "pelear a ultranza" para conseguir que haya consenso político y social en Castilla-La Mancha porque -ha aseverado- "el Tajo no es de derechas ni de izquierdas" y hay que tomar decisiones a corto, medio y largo plazo.

A corto plazo, ha planteado las medidas jurídicas y a medio plazo, ha apostado por "intentar recuperar el consenso político en torno a la política del agua, sobre todo con el PP".

A largo plazo, por su parte, ha abogado por "plantear entre todos una nueva conciencia de agua" y ha planteado que en el sistema educativo de la región "se revisen las unidades didácticas para que los niños entiendan en esta tierra el nuevo ciclo del agua, la nueva filosofía del agua".

"Sin partidismos y con una neutralidad intelectual muy clara, que en el sistema educativo de la comunidad autónoma empiecen a estudiar en conciencia y en profundidad cuál es el problema del agua en la región", ha expuesto García-Page, quien ha afirmado que estos objetivos están en sintonía con "la lógica ambiental en una sociedad que se reclama cada vez más ambientalista".

En este sentido, ha afirmado que "no tiene sentido el atropello ecológico que significa lo que se está haciendo con los ríos".

También ha intervenido en el acto el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha defendido que el agua ayuda a "generar actividad económica en el medio rural" y en Castilla-La Mancha se riega el 13 por ciento de la superficie agraria.

La consejera de Fomento, Elena de la Cruz, ha coincido en afirmar que "el agua es esencial para la vida y es creadora de riqueza", por lo que ha alertado de que "su escasez es causa de pobreza".

Al acto también han acudido, entre otros, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero, y el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez.

Los premiados han sido la socia fundadora de la Fundación Nueva Cultura del Agua, Nuria Hernández-Mora; el expresidente de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental Francisco Belmonte, y el Centro regional de Estudios del Agua, dependiente de la Universidad regional y cuyo premio ha recogido el rector, Miguel Ángel Collado.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presidido en Toledo el acto institucional con motivo del Día Internacional del Agua

Comentarios