García-Page defiende una política fiscal progresiva y redistributiva, "esencia de la izquierda"

El presidente de Castilla-La Mancha destaca la figura del rey Felipe VI como "garante de la Constitución y fortaleza del país"
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presidido en Puertollano (Ciudad Real), el acto de colocación de la primera piedra del Polígono ‘La Nava’ III fase II
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presidido en Puertollano (Ciudad Real), el acto de colocación de la primera piedra del Polígono ‘La Nava’ III fase II

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha recordado este miércoles que la esencia de la izquierda está en que la política fiscal tiene que ser progresiva y pagar más el que más tiene, por lo que ha avisado que el argumento de la singularidad a la hora de hablar de financiación autonómica "no va a colar".

"Lo único singular que pasa en la política española hoy, lo único es el chantaje permanente de quien quiere más y defender su egoísmo", ha criticado García-Page durante su intervención en el acto tras la colocación de la primera piedra del Polígono 'La Nava' III fase II en Puertollano (Ciudad Real), que se ha celebrado en el Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración (ISFOC), y tras conocer que en julio se ha convocado un Consejo de Política Fiscal y Financiera.

García-Page ha argumentado que no quiere "caridad" ni "las sobras" porque "nadie las merece" sino que se cumpla lo que siempre ha defendido la izquierda, en el sentido de que el impuesto de la renta sea progresivo, convencido de que las cosas irán en esta dirección y de que, "más allá de los fuegos de artificio, todas las organizaciones que nos debemos a un código de principios mantendremos nuestra esencia".

"Entre todos podremos vencer el egoísmo que, finalmente no sólo disuelve los países, disuelve las sociedades", ha augurado el presidente regional, quien ha abundado en que "quien paga los impuestos son las empresas y las personas", los paga la gente "y, por supuesto, defenderé siempre que pague quien más tiene".

Ha opinado que "clama al cielo" tener que estar "todo el día resumiendo la ideología en pelas o ahora en euros", subrayando cómo Castilla-La Mancha ha pasado diez años "aguantando los retrasos incomprensibles a la financiación autonómica" cuando esta región puede "demostrar objetivamente" --algo que "otras no", ha puntualizado--, y "sin discusión de ningún tipo" que "somos perjudicadas del modelo de financiación y, por tanto, estamos más que legitimados para hablar de esto".

De ahí que haya declarado que como presidente tiene claro que a esta región "no nos van a engañar con la frivolidad en la singularidad. Singulares somos todos. Casi diría que los 47 millones de españoles", ha explicado, convencido de que ese argumento "no va a colar" porque "los intereses de este país y de la gente de este país van por delante".

"QUE NO INTENTEN JUGAR CON EL LENGUAJE"

"Que no intenten jugar con el lenguaje", ha recalcado Emiliano García-Page, asegurando que en cuanto a necesidades "no hay singularidad" y "todos necesitamos lo mismo y todos tenemos derecho a lo mismo".

Como militante de izquierdas que recibe "muchas acusaciones, a veces veladas y otras no tan veladas", ha considerado que "ser independentista no solo es ser muy facha sino que además es de un egoísmo lamentable. El independentismo que conozco en este país es de base económica. Es quien quiere tener y mantener privilegios. No hay ningún otro pretexto".

Por ello, ha dicho, "no nos vamos a engañar", pues los independentistas "claramente lo único que tienen es un interés económico" y "a la postre esto siempre acaba de la misma manera" y la soberanía nacional no se alquila, como tampoco los intereses del conjunto ni la igualdad de los países. "Es la cruda realidad que obviamente algunos no quieren ver porque no les interesa", ha destacado.

"Todos hemos sido España siempre, desde que lo somos como país, y por tanto no se puede trocear la riqueza nacional", ha concluido, reiterando que aunque en estos últimos años "se han puesto en cuestión muchos valores constitucionales y de todo tipo", el "remate", en su opinión, es "renegar de la esencia de la izquierda, que significa dejar la igualdad de oportunidades y de derechos, finalmente, para que cada territorio haga de su capa un sayo".

Sin embargo, ha apostillado, "la soberanía es nacional, la riqueza es nacional y, por tanto, se debe compartir en clave nacional. Y que no engañe a nadie, ni siquiera dentro de mi propia organización, que aquí estamos muchos para dejar muy claras las cosas que tendrían que haber estado claras siempre. Los territorios, las autonomías, no pagamos impuestos, los impuestos en una sociedad como la nuestra los pagan las personas y las empresas".

"PELEAR CON TODAS LAS FUERZAS"

Posteriormente, a preguntas de los medios sobre este asunto, García-Page ha incidido en que ve "inviable" el acuerdo de financiación con Cataluña que se ha planteado y tiene "muy claro" que si a alguien se le ocurre plantearlo blanco sobre negro, "no solo no va a salir adelante sino que lo vamos a pelear con todas nuestras fuerzas".

Según ha explicado, cada Comunidad Autónoma cuando habla con el Gobierno sobre su financiación "nos dicen lo mismo, que van a atender nuestra singularidad", por lo que ha considerado que "se puede cumplir, pero si se cumple con todos, no por partes".

Respecto a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, García-Page ha señalado que la región va a "preparar a conciencia" esa cita, aunque esperará a ver cómo lo plantea el Gobierno primero.

EL REY, "GARANTE DE LA CONSTITUCIÓN"

En otro orden, el presidente de Castilla-La Mancha ha felicitado a Felipe VI por el décimo aniversario de su proclamación y ha destacado su figura “como garante de la Constitución y fortaleza del país” además de agradecerle, en particular, su “interés y apoyo” a la comunidad autónoma.

En un mensaje en sus redes sociales este miércoles en que se cumplen diez años desde que Felipe VI fue proclamado jefe de Estado, García-Page ha enviado un mensaje acompañado por una fotografía de él junto al monarca.

“Se cumple una década de la proclamación del rey Felipe VI. Repasar estos diez años es constatar su eficacia y buen hacer, y la importancia de su figura como garante de la Constitución y fortaleza del país”, ha subrayado García-Page.

Además de felicitar al rey, el presidente de Castilla-La Mancha le ha agradecido su “interés y apoyo a nuestra región”.

Posteriormente en declaraciones a los medios, García-Page ha asegurado que han sido "diez años a la altura de las exigencias del cargo".

A su juicio, "han sido diez años a la altura de la coyuntura política cambiante, convulsa, difícil, que le ha tocado gestionar en su papel de rey, de rey parlamentario y por tanto condicionado por la política sin poder además influir o intervenir en ella".

"Creo sinceramente que ha acreditado una legitimación de ejercicio que va a ser todavía en el futuro de mejores rendimientos y mucho más fructífera para los intereses de la España que todos queremos, que es esta, la que tenemos, la que ha estado siempre, con sus cosas buenas y con sus cosas mejorables, con sus problemas, pero también con sus enormes virtudes", ha subrayado el presidente regional desde Puertollano.

Comentarios