García-Page asegura no sentirse representado cuando se habla de coalición plurinacional

El presidente de Castilla-La Mancha, a favor de "abordar" las calumnias en redes, pero "respetando la libertad"
El presidente autonómico, Emiliano García-Page, ha firmado un convenio de colaboración entre la Junta de Comunidades y la Universidad de Castilla-La Mancha para la creación de la Cátedra de Igualdad de Género en el ámbito laboral
photo_camera El presidente autonómico, Emiliano García-Page, ha firmado un convenio de colaboración entre la Junta de Comunidades y la Universidad de Castilla-La Mancha para la creación de la Cátedra de Igualdad de Género en el ámbito laboral

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha arremetido este jueves contra lo que ha considerado el "invento de la coalición plurinacional", una "terminología propia de la M-30" que, según ha denunciado, se "está formulando para generar un frente".

García-Page ha realizado estas manifestaciones desde el toledano Palacio de Fuensalida, sede del Gobierno regional, donde ha firmado un convenio de colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) para la creación de la Cátedra de Igualdad de Género en el ámbito laboral.

Al hilo de esta cuestión, y refiriéndose al debate sobre la financiación, ha criticado que se enfrenten valores como la "singularidad" con la "igualdad", como si fueran contrarios cuando, ha dicho, "lo contrario de la igualdad es la desigualdad", que es más "una actitud, una voluntad que una realidad física".

"A estos efectos físicos todos somos singulares. Los de Toledo con los de Ciudad Real, los de Guadalajara con los de Soria. Es una cosa elemental, casi diría que es una cosa humana. Pero no comparto la definición que algunos hacen de coalición plurinacional. Es una bobada".

"Aquí hay una nación, que es la española, y distintas nacionalidades y regiones. Pero, ¿qué es eso de una coalición plurinacional que se está formulando?. ¿Para qué? ¿Para hacer un frente? Es absurdo", ha criticado el barón socialista, que ha reivindicado a la nación como "el contenedor en el que se puede trabajar la igualdad".

"Es la condición previa para que podamos medirnos en la igualdad. Es quien la tiene que garantizar", ha precisado García-Page, para quien poner en valor la diversidad "no es ni progresista ni reaccionario".

"La diversidad es una condición esencial a la condición humana. La diversidad no es la desigualdad. La diferencia es que a los efectos de los servicios públicos, de las oportunidades, de los derechos todos tenemos que tener las mismas oportunidades. Esa es la igualdad".

"Por consiguiente, --ha proseguido en su disertación --que no nos jueguen terminologías muy propias de la M-30, que creen que la política se ciñe simple y llanamente a 15 minutos y que no dura en la retina", ha condenado el presidente castellanomanchego, que ha insistido en que "la diversidad es una riqueza en general, pero no es la garantía para tener privilegios".

"Tener que explicar en la España de hoy lo obvio y lo que es de perogrullo es para ruborizarse", ha señalado.

"ABORDAR LAS CALUMNIAS" EN REDES

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha, que dice estar "preocupado" por los mensajes "indiscriminados" que se cuelan en las redes sociales, en los medios y en las nuevas metodologías de comunicación, se ha mostrado partidario de "abordar" las "calumnias" en estos espacios, pero "respetando la libertad".

García-Page ha alertado durante su intervención en el acto de las realidades "complejas", inherentes a las innovaciones tecnológicas.

"Estoy preocupado sinceramente por cómo se cuelan al mismo nivel indiscriminadamente en las redes sociales, en los medios, en las nuevas metodologías de comunicación y de diálogo social en España, los valores positivos como los valores negativos", ha reflexionado el titular del Ejecutivo castellanomanchego.

Dicho esto, ha reparado en que "defenderse de una calumnia cuando la promueve un periódico escrito, tiene tutela", pero hacerlo cuando esa "calumnia" es recogida "en redes sociales o en medios que "tienen solo el propósito de ofender, es más complejo jurídicamente".

"Esto hay que abordarlo de una manera o de otra, bajo el concepto la libertad", ha reivindicado García-Page, que ha puntualizado a continuación que la libertad, "como la igualdad o la dignidad", no son estáticos.

"No vale con proclamarlos en las leyes. Hay que gestionarlos. La igualdad requiere gestión y hay que gestionarla permanentemente", ha alertado el presidente regional, que ha incidido en la necesidad de formar en estos valores a los chicos y chicas que se van incorporando a la vida adulta.

"No nacen con la Constitución grabada en el Código Genético y, aunque fuera así, luego ya vemos cómo la pueden intervenir y retorcer a su antojo mucha gente, de manera que, cómo para confiar en la interpretación que la gente haga de las propias leyes".

Dicho esto, ha concluido aseverando que la igualdad es "una planta" y como tal hay que "cultivarla, podarla, alimentarla abonarla y cuidarla", algo, ha terminado apostillando, que pasa por la formación.

Comentarios