viernes 13.12.2019

García-Page abre el debate sobre si partidos independentistas caben en la Constitución

Alerta de que el independentismo "amenaza con presidir los debates electorales" y admite "inquietud" en el PSOE tras los resultados en Andalucía

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la entrevista en el programa 'Más de Uno' de Onda Cero Radio
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la entrevista en el programa 'Más de Uno' de Onda Cero Radio

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dicho este miércoles que en España se tendrá que acabar planteando el debate de si se permite que los partidos independentistas se sigan "beneficiando de la Constitución aunque abiertamente sólo quieren socavarla".

En una entrevista en Onda Cero, García-Page ha señalado que existen dos modelos sobre los que España se tiene que aclarar y, en ese sentido, ha mencionado que hay un antecedente, que es el momento en que España decidió ilegalizar los partidos que amparaban la violencia en el País Vasco. 

Aunque ha precisado que "seguramente queda mucho tiempo hasta que nos podamos plantear en España con consenso y mucha unanimidad que no entren en el juego político y no puedan beneficiarse de las reglas constitucionales aquellos que abiertamente solo quieren socavarlas, no descartaría que ese sea el proceso final".

No obstante, ha advertido de que si eso se anticipa, "lo único que se hace es perjudicar el objetivo".

García-Page ha indicado que hay países en Europa que tienen prohibido expresamente los partidos independentistas, pero en España se optó por el modelo contrario y la Constitución del 78 permite todo tipo de opiniones, lo que ha dado buen resultado los últimos cuarenta años.

Sin embargo, ha insistido, la ilegalización de los partidos independentistas "no es del todo imposible que acabe pasando en España si las cosas van a un punto en el que nos vamos a tener que acostumbrar por generaciones a convivir con un grupo de depredadores políticos, como está pasando en Cataluña".

Para el presidente castellano-manchego, no se puede tolerar que "las instituciones constitucionales y la Generalitat , que también me pertenece a mí como español, utilicen la ideología de parte para gestionar y gobernar las instituciones de todos. A partir de eso se produce un quebranto y esa situación no puede permanecer así excesivo tiempo ni cronificarse", ha dicho.

Page ha apelado también a los partidos para reconstituir la unidad constitucional porque, ha asegurado, "el independentismo se empieza a salir con la suya cuando nos divide". 

En cuanto a la aplicación del artículo 155, ha apuntado que "para tomar medidas de ruptura constitucional tiene que haber motivos de ruptura constitucional, no de inflamación política ni de retórica ni de testosterona política".

A su juicio, habría que celebrar que no se tuviera que aplicar y "no jugar con él con perspectiva electoral", puesto que "debe ser una respuesta ante un quebranto constitucional y jurídico, no a una algarada o una manifestación y tres declaraciones".

Y ha recordado que cuando se aplicó el 155 "fue porque hubo una declaración de independencia formal y hubo una contravención constitucional jurídicamente demostrable".

"EL INDEPENDENTISMO AMENAZA CON PRESIDIR TODOS LOS DEBATES ELECTORALES"

Además, el presidente regional ha reconocido que el debate sobre el independentismo se ha colado definitivamente en las campañas electorales, como a su juicio ha ocurrido en Andalucía. Según ha dicho, esta discusión "amenaza con presidir todos los debates electorales" en la recta final hacia una campaña electoral que acabará en al menos tres citas con las urnas en el mes de mayo.

Aunque ha reconocido que hay "inquietud" en presidentes autonómicos y alcaldes socialistas tras los resultados cosechados en Andalucía, ha rechazado que haya "ni cisma ni ruptura" en el PSOE. "Estamos vacunados tras lo que pasó en nuestras primarias".

En todo caso, no ha considerado que haya habido un "voto de castigo" al PSOE andaluz por las políticas de Pedro Sánchez a nivel nacional, aunque sí cree que "ha habido una doble campaña".

"Mientras el Gobierno de Andalucía se ha dedicado a hablar de Andalucía, el resto de partidos básicamente se ha centrado en hablar de los independentistas. Sí ha influido la intromisión evidente del conflicto", ha lamentado.

PROHIBICIÓN DE LA CAZA

Por otro lado, sobre la polémica por las palabras de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que dijo que personalmente prohibiría la caza y los toros, García-Page ha dicho que esa es "una opinión personal, legítima" de una persona con una "enorme coherencia desde siempre, especializada y muy entendida en materia medioambiental".

Pero ha añadido que lo más importante es que no son temas competencia de su ministerio y eso evita tener que entrar en cualquier conflicto político.

La caza, ha afirmado García-Page, tiene una gran repercusión económica y social, "y aquí se practica de manera muy responsable y regulada con un gran consenso jurídico". 

Más información en vídeos 
Comentarios