Sábado 25.05.2019

García Molina (Podemos) cree que la unión de PSOE y Cs daría un gobierno de derechas en CLM

El candidato de Podemos y también vicepresidente segundo del Gobierno regional defiende que el cogobierno ha dado resultados positivos para Castilla-La Mancha

García Molina (Podemos) cree que la unión de PSOE y Cs daría un gobierno de derechas en Castilla-La Mancha - EFE
García Molina (Podemos) cree que la unión de PSOE y Cs daría un gobierno de derechas en Castilla-La Mancha - EFE

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Junta de Comunidades, José García Molina, aboga por que los resultados de las urnas posibiliten la reeedición del pacto de gobierno con los socialistas en Castilla-La Mancha y advierte de que de la unión del PSOE y Ciudadanos en el Ejecutivo resultaría un gobierno "de derechas". 

En una entrevista concedida a la Agencia Efe, el también vicepresidente segundo del Gobierno regional defiende que el cogobierno ha dado resultados positivos para Castilla-La Mancha y, como ejemplos, cita la bajada del desempleo, aunque admite que "queda mucho" por conseguir más empleo de calidad; el descenso de la tasa del riesgo de pobreza o la recuperación de los servicios públicos.

Por ello, subraya que la expectativa de Unidas Podemos es que se reedite el "gobierno progresista en Castilla-La Mancha" y pide el voto de los "socialistas de corazón", pues alerta de que en algunas provincias como Albacete, Ciudad Real o Guadalajara, puede estar en juego un diputado por "muy pocos votos".

Incluso afirma que, entre otras cosas debido a una ley electoral "nefasta", al elegir solo 33 diputados y "con varios diputados bailando por muy pocos votos", PP, Vox y Ciudadanos podrían sumar para formar gobierno, algo que a su entender sería "problemático y un retroceso tremendo".

"Nos estamos jugando en muy pocos votos que el gobierno pueda caer de un lado o de otro", apunta García Molina, que cree que si en Castilla-La Mancha se conformara un gobierno de PSOE y Ciudadanos "sería un gobierno de derechas", como a su parecer ya se demostró en Andalucía, cuando los socialistas andaluces gobernaron con el apoyo externo de Ciudadanos y la expresidenta andaluza, Susana Díaz, aplicó "políticas mucho menos progresistas" y se le "castigó" en las urnas. 

En este sentido, sugiere al presidente de Castilla-La Mancha y candidato del PSOE a la reelección, Emiliano García-Page, que "saque lecciones de eso" y, además, afirma que él lo explicará "a todo el electorado" y sobre todo a los "socialistas de corazón".

En cuanto a las propuestas que está trasladando a la ciudadanía en esta campaña electoral para lograr el mayor número de diputados posible -en las elecciones de 2015 lograron dos y las encuestas les dan dos o tres- García Molina plantea medidas "interrelacionadas" para combatir la despoblación, como garantizar los servicios públicos y ofrecer una fiscalidad que tenga en cuenta la ruralidad. 

Así, por ejemplo, plantea la "cuota cero" para autónomos en localidades pequeñas y que no paguen hasta que los beneficios superen el Salario Mínimo Interprofesional, facilitar la incorporación y el mantenimiento de los jóvenes agricultores, así como la incorporación de la mujer al sector primario e impulsar el turismo gastronómico o de naturaleza.

García Molina también plantea iniciativas relacionadas con la educación, como la gratuidad de la educación infantil de 0 a 3 años o la gratuidad de la matrícula universitaria para aquellos alumnos que aprueben las asignaturas, una medida ésta última que también podría servir para fijar población y evitar que los jóvenes se marchen a estudiar a otras comunidades autónomas. 

Ello sin olvidar una defensa férrea de la educación pública, y aunque admite que no se puede quitar "de un plumazo" la concertada, subraya que si se fortalece la pública, los padres la elegirán por delante de otras opciones, lo que generaría una "libertad real de elección". 

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia también hace alusión a la extensión de Castilla-La Mancha y, por ello, propone la "descentralización" de la administración regional y propone, por ejemplo, llevar a Talavera de la Reina alguna consejería relacionada con la localidad -cita la de Agricultura-, pero también trasladar otra a Puertollano o a otras localidades de Castilla-La Mancha. 

En este punto, analiza cuáles serían las consejerías que formarían su gobierno si tuviera capacidad de diseñarlo y considera que si el presupuesto lo permitiera, vería con buenos ojos una consejería de Cultura y otra sobre medio ambiente, transición energética o cambio climático. 

Y en cuanto a las medidas que pondría en marcha, apunta a los proyectos de ley que ya están ultimados, como el de garantías sociales, de participación, de vivienda o de economía circular, y otras iniciativas "a largo plazo" relacionadas con el cambio de modelo productivo y el empleo y, por ejemplo, sugiere que los planes de empleo se destinen a rehabilitar vivienda pública.

García Molina confía en poder trasladar éstas y otras propuestas en el debate "a cinco" previsto para el 20 de mayo, un encuentro que se preparará "con normalidad", estudiando a fondo el programa y que confía en que se desarrolle "sin gritos", para que sea "un debate de ideas, propuestas y respuestas". 

Más información en vídeos 
Comentarios