Miércoles 20.06.2018

El Acuerdo por la Paz y la Convivencia podría presentarse en las Cortes en abril

García Molina se ha reunido con la Comisión Islámica Española para abordar procesos de normalización que ayuden a implementar políticas que favorezcan una mejor convivencia e integración social, cultural y religiosa

El vicepresidente segundo de CLM, José García Molina, durante la reunión que ha mantenido con el presidente de la Comisión Islámica Española, Riay Tatary Bakry
El vicepresidente segundo de CLM, José García Molina, durante la reunión que ha mantenido con el presidente de la Comisión Islámica Española, Riay Tatary Bakry

El vicepresidente segundo del Gobierno regional, José García Molina, ha confiado este miércoles en que el Acuerdo Estratégico para la Paz y la Convivencia llegue a las Cortes de Castilla-La Mancha el próximo mes de abril.

Así lo ha señalado García Molina, a preguntas de los periodistas con motivo de la reunión que ha mantenido con el presidente de la Comisión Islámica Española, Riay Tatary Bakry, en Madrid, donde ha afirmado que su idea es que "entre esta semana y la que viene" termine la ronda de contactos.

Y ha precisado que el siguiente paso será recopilar toda la información que ha registrado la Vicepresidencia tanto en las reuniones como en los documentos entregados.

En cuanto a la reunión con Riay Tatary, García Molina ha destacado que ha sido un encuentro marcado por la "cordialidad" y "el enriquecimiento que se obtiene al tratar con quienes trabajan diariamente por la integración y la normalización de las personas que, por cuestiones religiosas o ideológicas, son estigmatizadas".

Además, ha indicado que la Vicepresidencia continuará con los contactos con personas, entidades y organizaciones que "se muestran preocupadas por los movimientos de radicalización que se pueden producir en Castilla-La Mancha y en España y que se están produciendo en Europa".

García Molina ha considerado que se trata de interlocutores que pueden enseñar "a los que luego tenemos responsabilidades institucionales a la hora de implementar políticas que ayuden a una mejor convivencia y una mejor integración social, cultural y religiosa", e incluso a "establecer un diálogo entre las religiones", ha aseverado.

En la reunión también ha abordado el problema de la estigmatización, "casi siempre injusta", a juicio del vicepresidente segundo, que se hace sobre las personas inmigrantes, refugiadas o personas que, por tener otra religión, "son tachadas, incluso, de terroristas", ha dicho.

Asimismo, ha apostado por establecer convenios con el Gobierno de Castilla-La Mancha para "trabajar y profundizar los lazos en temas que tienen que ver con la formación de las personas que viven en la región y que practican la religión musulmana".

En la actualidad, en Castilla-La Mancha conviven más de 60.000 personas musulmanas, una cifra que, en opinión de García Molina, es "muy significativa" porque "sus hijos estudian en la región y, por lo tanto, han venido para quedarse".

"Nosotros queremos que se queden y normalizar la situación", ha sentenciado el vicepresidente segundo del Gobierno regional. 

Más información en vídeos 
Comentarios