martes 19/10/21

Presidentes autonómicos piden "rigor" para una financiación autonómica equitativa

- Feijóo, Puig, García-Page y Fernández Mañueco coinciden en pedir que se prolongue el fondo covid hasta que finalice la pandemia.

- García-Page apuesta por establecer un “estándar básico” que determine el coste efectivo de la prestación de los servicios públicos

- Puig plantea un nuevo pacto autonómico para modernizar el país, mientras Feijoó aboga por una supresión del impuesto de patrimonio.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha intervenido en el III Foro La Toja – Vínculo Atlántico, junto a los presidentes autonómicos de Galicia, Alberto Núñez Feijoo; Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; y Comunidad Valenciana, Ximo Puig
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha intervenido en el III Foro La Toja – Vínculo Atlántico, junto a los presidentes autonómicos de Galicia, Alberto Núñez Feijoo; Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; y Comunidad Valenciana, Ximo Puig

Los presidentes autonómicos de la Xunta de Galicia, la Generalitat Valenciana, y las juntas de Castilla-La Mancha y Castilla y León, Alberto Núñez Feijóo, Ximo Puig, Emiliano García-Page y Alfonso Fernández Mañueco, respectivamente, han pedido "rigor" al Gobierno para una financiación autonómica equitativa y han reclamado que se prolongue el fondo covid al menos hasta que finalice la alerta sanitaria.

Así se han manifestado durante un debate sobre la financiación autonómica centrado en la atención a la diversidad y la cohesión y que ha sido moderado por la periodista Pilar Cernuda en el marco del III Foro La Toja-Vínculo Atlántico, que acoge la isla gallega de A Toxa.

En este contexto, el presidente valenciano ha incidido en la necesidad de que cada comunidad "piense en el interés general, además de en el de su territorio". Así, ha apostado por un sistema de financiación "basado en el rigor" y ha planteado un nuevo pacto que permita modernizar el país. De este modo, ha propuesto una revisión de acuerdos de 1981 en el que participen las comunidades.

Feijóo ha coincidido con Puig en la importancia de abordar la financiación autonómica con "rigor" y ha puesto el foco en que, "si el 40% del gasto de las comunidades" se deriva del mantenimiento de los servicios sanitarios, resulta "un disparate plantear un sistema de financiación en base a la población". Además, ha señalado que las comunidades a las que más "perjudica" el sistema de reparto actual son Murcia y la Comunidad Valenciana, mientras Galicia, Cataluña y Madrid "están en la media".

García-Page ha remarcado que se deben "aplicar criterios con sensatez" y tener en cuenta el reparto de la población y el coste que conlleva la prestación de servicios en localidades pequeñas en la financiación autonómica, ya que, de lo contrario, se abandonarán estas zonas. De hecho, ha constatado la "desigualdad" que conlleva esta situación y ha asegurado que "sigue habiendo emigración del interior hacia el Levante". También ha subrayado la relevancia de que se alcancen acuerdos en materia de financiación autonómica y ha reclamado que esta se revise automáticamente con criterios fijos.

Asimismo, ha criticado que, pese a la cesión de competencias, "las comunidades sigan gestionando la misma parte de la tarta". Por ello, ha defendido que la garantía de un derecho por una ley aprobada por las Cortes Generales que conlleve un gasto para las autonomías debe llevar aparejada una compensación económica por parte del Gobierno central, una posición que ha apoyado Feijóo.

ADAPTACIÓN A CADA TERRITORIO

Por su parte, Mañueco ha abogado por estudiar las circunstancias de la población en cada territorio, además de su volumen. Sobre este punto, ha pedido "hacer un debate reflexivo" en el que se tengan en cuenta aspectos como la tasa de envejecimiento, que influyen en ámbitos con la atención sanitaria o social. Finalmente, ha asegurado que "es momento de apostar por el interior de España".

Precisamente, próximamente tendrá lugar una cumbre para abordar la reforma del sistema de financiación autonómica en Santiago de Compostela en la que participarán los gobiernos de Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, y La Rioja. Mientras, los presidentes de Andalucía y la Comunidad Valenciana, Juanma Moreno y Ximo Puig, respectivamente, mantuvieron una reunión para abordar el mismo asunto recientemente.

IMPUESTOS

Adicionalmente, el titular del Ejecutivo gallego (PPdeG) ha recalcado la importancia de que el modelo autonómico no se negocie primero con Cataluña como en 2009 y se ha mostrado partidario de eliminar el impuesto de patrimonio, un planteamiento al que no se ha opuesto el presidente manchego, que ha señalado que esta tasa supone 7 millones de euros de recaudación en su comunidad.

El presidente manchego ha criticado que "solo se hable de cómo gastar", pero "no de lo que es más importante, que es cómo ingresar" y ha lamentado "no ver posible un acuerdo en España sobre política fiscal".

Sobre este punto, Puig ha recordado la armonización fiscal "es algo en lo que se va avanzando" a nivel europeo y ha afirmado que resulta "fundamental". Para el presidente valenciano "no se trata de hacer competencia fiscal", sino de garantizar una "igualdad de oportunidades". Mientras, su homólogo en Castilla y León se ha preguntado "por qué no se apuesta por una armonización a la baja" y ha afirmado que el Gobierno central "debe ser más comprensivo" tras recordar que el déficit público permitido para las autonomías pasó del 1,1 a 0,6 desde el año pasado a este.

A mayores, los cuatro presidentes autonómicos han coincidido en la necesidad de los fondos covid se prolonguen al menos hasta que finalice la pandemia para dar respuesta a las necesidades derivadas de la misma.

FONDOS EUROPEOS

En otro orden de cosas, García-Page ha pedido "conjurarse" para que los fondos europeos no sirvan para estabilizar un gasto, lo que ha advertido de que conllevaría que no se tuviese capacidad para financiarse "cuando desaparezcan". "Que los fondos europeos conlleven gasto corriente es un disparate", ha zanjado.

En relación a los fondos Next Generation, Mañueco también ha reprobado que "se diga en qué gastarlos" a las comunidades y ha apuntado que "parece que algunos llevan más que otros", mientras el presidente gallego ha pedido "rigor" para su reparto, ya que representan una "oportunidad".

Finalmente, ha vuelto a defender la importancia de una reforma de la normativa electoral que garantice que gobierne la lista más votada y ha lamentado el sistema radial de las infraestructuras en España, crítica compartida con Puig, que se ha mostrado partidario de que las comunidades acojan las sedes de algunas entidades públicas.

Comentarios