El etarra Urain Larrañaga sale de la cárcel de Herrera de La Mancha

Joaquín Urain Larrañaga, miembro del grupo Vizcaya de ETA, fue condenado a 421 años de prisión tras matar a tres personas, tras atentar contra un microbús que transportaba a catorce militares y empleados civiles en Galdácano

El etarra Urain Larrañaga ha salido este miércoles de la prisión ciudadrealeña de Herrera de La Mancha tras beneficiarse por la anulación de la aplicación retroactiva de la doctrina Parot por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Joaquín Urain Larrañaga, miembro del grupo Vizcaya de ETA, fue condenado a 421 años de prisión tras matar a tres personas, tras atentar contra un microbús que transportaba a catorce militares y empleados civiles en Galdácano (Vizcaya).

En aquel atentado murieron el cocinero civil del cuartel de Munguía, Luis Alberto Asensio Pereda; al teniente de Infantería Juan Enríquez Criado, y al subteniente del mismo arma Francisco Javier Fernández Lajusticia.

El etarra han abandonado sobre las 16:45 horas de esta tarde la prisión manchega cubriendo su cabeza con una chapela, a cuyas puertas le esperaban una decena de familiares que habían llegado a mediodía.

Urain Larrañaga se suma así a la lista de presos que en los últimos días han abandonado el centro penitenciario ciudadrealeño y que suma ya seis excarcelaciones desde la anulación de la doctrina Parot.

El primero en abandonar Herrera de la Mancha el pasado miércoles fue el 'violador del portal', Pablo Manuel García Ribado, a los que siguieron, un día después, los terroristas Miguel Turrientes, Gonzalo Rodríguez Cordero y Francisco Javier Lujambio.

Tras ellos, ayer por la tarde dejó la prisión el miembro de los Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre (Grapo) Jaime Simón Quintela.

Comentarios