sábado 19/9/20

La espera para ser operado en la Sanidad pública de Castilla-La Mancha es de 162 días

El Gobierno de Castilla-La Mancha subraya que reduce las listas de espera quirúrgicas con más actividad y gracias al compromiso de los profesionales sanitarios

La espera para ser operado en la Sanidad pública de Castilla-La Mancha es de 162 días
La espera para ser operado en la Sanidad pública de Castilla-La Mancha es de 162 días

Castilla-La Mancha es la tercera región española con la espera más elevada para ser operado en la Sanidad pública, con una demora de 162 días.

En el conjunto nacional, el tiempo de espera para ser operado en el Sistema Nacional de Salud (SNS) se ha disparado hasta los 115 días desde junio a diciembre de 2016, cifra que el año anterior se situaba en 89 días, y el número de pacientes ha ascendido hasta los 614.101 (549.424 en 2015).

Son los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, que recoge la situación de la asistencia sanitaria en las distintas comunidades autónomas y por especialidades médicas a fecha 31 de diciembre de 2016.

Canarias es la comunidad, con 182 días, que lidera la lista de mayor tiempo de espera para una intervención quirúrgica, seguida de Cataluña (173 días), Castilla-La Mancha (162) y Extremadura (134).

Por el contrario, el menor tiempo de espera para operarse lo tienen los ciudadanos de Melilla (33), Ceuta (37), La Rioja (49) y País Vasco (50).

Respecto al total de pacientes que estaba a 31 de diciembre a la espera de una operación (614.101), el mayor número corresponde al servicio de Traumatología (175.257 personas) y a continuación Oftalmología (125.638), Cirugía general y digestivo (115.610).

Las únicas especialidades que han reducido su número de pacientes en espera respecto a seis meses antes son cirugía cardíaca (334 pacientes menos) y torácica (182 menos).

Sobre el tiempo de espera, la especialidad quirúrgica que programa con más días de retraso sus intervenciones son Cirugía plástica (189 días), Neurocirugía (171) y Traumatología (143).

La situación en el tiempo medio de espera para consultas externas y especialidades también ha empeorado hasta llegar a los 72 días, 20 más que en junio de 2016; además, el número de pacientes pendientes de un especialista por 1.000 habitantes es 45,66 (4,76 más que en el periodo anterior).

Respecto al porcentaje de pacientes que ya tiene fecha asignada para una cita, pero para dentro de más de 60 días, es del 46,4 %.

La especialidad que presenta más tiempo de espera para una cita es Oftalmología (90 días), seguida de Traumatología (82 días), Urología y Ginecología (71 días ambos), Dermatología (70 días), Neurología (69 días) y Digestivo (65 días).

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública ha considerado en una nota que "la situación es intolerable, vulnera gravemente el derecho a la protección de la salud de la población", y ha pedido "actuaciones urgentes del sistema sanitario para garantizar una atención sanitaria de calidad a toda la población".

También ha criticado la disparidad en la situación sanitaria por comunidades, que esta Federación achaca a "los recortes realizados" y la "privatización de los correspondientes servicios sanitarios autonómicos", lo que "cuestiona la equidad en el acceso a los servicios sanitarios según el territorio en el que viven los ciudadanos".

Si se estudia la evolución desde diciembre de 2014 a diciembre de 2016, la espera en consultas del SNS ha aumentado siete días (de 65 a 72 días) y el número de pacientes pendientes de un especialista por 1.000 habitantes ha pasado de 39,43 a 45,66 (6,23 pacientes más).

Asimismo, el porcentaje de pacientes con cita para dentro de más de 60 días también ha aumentado estos dos años un 7,8 % (de 38,6 % a 46,4 %).

Por comunidades, las que tienen mayor tiempo de espera para consultas son: Cataluña (138 días), Canarias (117) y Aragón (79); las que menos: Melilla (21), País Vasco (27) y La Rioja (32).

EL GOBIERNO DE CLM REDUCE LAS LISTAS DE ESPERA

Por su parte, el Gobierno regional ha destacado que reduce las listas de espera quirúrgicas con más actividad y gracias al compromiso de los profesionales sanitarios, como lo demuestra que el año 2012 cerrase con 48.475 usuarios en lista de espera, cifra que se redujo hasta las 36.096 personas en 2016.

El Gobierno regional ha hecho esta valoración tras conocerse los datos y ha asegurado que trabaja por reducir el número de personas que están en lista de espera quirúrgica, como se puede comprobar en el portal de la transparencia, ha apuntado la Junta. http://sescam.castillalamancha.es/.

Así, el año 2012 cerró con 48.475 pacientes esperando una intervención quirúrgica, frente a los 36.096 personas de 2016, mientras que, en la actualidad, los datos del mes de mayo arrojan que este número se ha reducido hasta los 34.651 usuarios.

En este punto, el Gobierno ha recalcado que se ha incrementado la actividad quirúrgica en los hospitales de la sanidad pública regional y, "gracias a la complicidad y esfuerzo de los profesionales, entre el fin de cierre de 2015 y el fin de cierre de 2016, las listas de espera se han reducido en 4.091 personas".

Igualmente, ha destacado que se está trabajando en la construcción de cuatro nuevos hospitales en las provincias de Toledo, Guadalajara, Albacete y Cuenca, así como en la preparación del nuevo hospital de Puertollano, que contarán todos ellos con un número ampliado respecto a los quirófanos que disponen en la actualidad.

A esto, ha agregado, "se suma el esfuerzo que está realizando el Ejecutivo de Castilla-La Mancha en la contratación de profesionales y como ejemplo de ello hay que mencionar que el número de cirujanos generales en la Sanidad pública de Castilla-La Mancha asciende actualmente a 165, 13 más que en 2013".

Al aumento de recursos humanos y materiales y aumento de actividad ya mencionados, se añade otro factor de importancia fundamental para seguir reduciendo las listas de espera en el ámbito quirúrgico, que es el trabajo en red.

Este último aspecto, según la Junta, puede considerarse como uno de los hitos más importantes del Ejecutivo de García-Page, ya que está permitiendo sentar las bases de una estructura de trabajo que, no sólo está dando sus frutos en la actualidad, sino que "se va a hacer aún más evidente conforme pase el tiempo".

Con el trabajo en red, ha concluido la Junta, "se consigue que, en vez de derivar a centros concertado-privados, se aumente la actividad de apoyo que nuestros centros hacen unos para otros, un trabajo que comenzó en 2016 y cuyos frutos se están comprobando mensualmente".

Más información en vídeos 
Comentarios