viernes 24/9/21

Bellido planteará un acuerdo para excluir debates de ámbito nacional en las Cortes de CLM

El presidente del Parlamento castellano-manchego no descarta que Vox dispute al PP el liderazgo de la derecha y cree que hoy ya ganaría en Guadalajara y Toledo
El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, afirma que el parlamento regional es un "buen ejemplo en materia de pluralidad, de respeto y de búsqueda de consensos" - EFE/Ismael Herrero
El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, en una imagen de archivo en su despacho del parlamento

El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, ha avanzado que en el próximo periodo de sesiones que está a punto de arrancar con el curso político va a trasladar a los tres grupos parlamentarios con representación en la región, PSOE, PP y Cs, explorar una "reflexión" de cara a encontrar un acuerdo para que en la Cámara regional no se susciten debates sobre asuntos nacionales que excedan las competencias autonómicas.

En una entrevista con Europa Press, Bellido ha dicho que en todo caso serán los tres grupos parlamentarios los que decidan, si bien ha recalcado que "no tiene mucho sentido que la Cámara de representación de la voluntad de la ciudadanía de Castilla-La Mancha" discuta sobre asuntos de política nacional o internacional.

"Creo que seríamos más eficaces y cumpliríamos más con el objetivo de ser útiles a la sociedad si cada administración se encarga de lo que le toca. El Estado tiene sus competencias, con el Congreso y el Senado, y nosotros no debemos ser una reproducción de lo que allí se debate", ha afirmado Bellido, que defiende que sería "más sensato" que las Cortes regionales se centraran en asuntos de ámbito autonómico.

Sanidad, educación, servicios sociales, son los asuntos que Bellido considera que deberían ser objeto de debate en la región, y en caso de conseguir este extremo, "sería provechoso".

En este contexto, ha diferenciado la iniciativa legislativa que pueda afectar a normas estatales como la ley antiokupación, algo que sí ve positivo; entre los simples debates sobre asuntos extracompetenciales.

Según sus cálculos, se emplea cerca del 60% del tiempo en los plenos de las Cortes en debates "ajenos", y si bien son "importantes", la función del Parlamento es "resolver otras cosas".

"Si vamos a estar aquí enmendando la plana al Gobierno nacional o buscando reformar el Código Penal o la Justicia, dejaremos de invertir tiempo en los asuntos de nuestra competencia", ha remarcado Bellido.

"NO SOMOS UN CLUB DE DEBATE"

Bellido ha abundado que el arco parlamentario castellano-manchego "no es un club de debate ni una tertulia", y por ello planteará que se pueda regular qué debates pueden suscitarse o no en los plenos.

Por lo tanto, ha rechazado los debates que "sólo conducen a documentos sin eficacia jurídica", por lo que planteará esta propuesta a los tres grupos parlamentarios.

"Creo, de verdad, que debemos obligarnos a ser eficaces. Debemos buscar el acuerdo, y si no lo hay, habrá que determinar hasta dónde se quiere llegar. Quiero que en este asunto estructural haya unanimidad", ha abundado.

EL CONSEJO DE TRANSPARENCIA Y EL SÍNDICO ECHARÁN A ANDAR

En otro orden de cosas, Pablo Bellido ha hablado de alguno de los hitos que están por venir en el próximo periodo de sesiones que arranca este lunes. Así, se ha referido a la creación del Consejo de Transparencia o a la nueva creación de la Síndicatura de Cuentas, ambos órganos que estarán tutelados por las Cortes regionales.

Este Consejo de la Transparencia contará con un presidente y dos vicepresidencias o vocalías y vendrá a dar cumplimiento al mandato establecido legislativamente hace años.

Sobre la Sindicatura de Cuentas, la previsión es que pueda arrancar su actividad a comienzos del próximo año. "Mi idea es que todos los instrumentos que tienen que ver con transparencia, participación y consolidación de la democracia estén funcionando pronto", ha dicho.

EL DEBATE SOBRE CLM Y LOS PRESUPUESTOS, LOS PRÓXIMOS PLATOS FUERTES

El presidente de las Cortes ha remarcado que el periodo de sesiones a punto de comenzar vendrá marcado por dos hitos, como suele ser habitual, y que pasan por la celebración del Debate sobre el Estado de la Región y por la tramitación de la Ley de Presupuesto.

Aunque en medio habrá "más actividad parlamentaria y legislativa" --que se determinará este mismo lunes cuando el Gobierno eleve su agenda al Parlamento--, serán estos dos debates los más importantes.

Como novedad con respecto al año pasado, Bellido ha celebrado que se puedan ir "recuperando parámetros de normalidad" de antes de pandemia, si bien ha dejado claro que la actividad parlamentaria no se ha visto mermada por la situación sanitaria.

Espera que en el curso que ahora empiece se recuperen niveles de grandes acuerdos que han ido a la baja desde que comenzara la legislatura, algo que achaca a una oposición "más agresiva" del Partido Popular.

En todo caso, ha exhibido que este mandato está registrando un gran número de iniciativas con luz verde por unanimidad o sin votos en contra.

En lo que queda de legislatura, confía en que la mejor situación de la crisis sanitaria y la inyección de fondos europeos resta un mandato "que será mejor".

VOX Y EL LIDERAZGO DE LA DERECHA EN LA REGIÓN

Por otra parte, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha asegura que no es descartable que Vox termine por ser el partido más votado en el espectro de la derecha en la Comunidad Autónoma cuando se celebren las próximas elecciones autonómicas en 2023, asegurando incluso que hoy por hoy, no tiene dudas de que la foto fija pasa por un 'sorpaso' en intención de voto, al menos en Guadalajara y Toledo.

Bellido ha dicho que en todo caso es "complicado" hacer pronósticos además de que "todo es muy cambiante".

"Pero es muy fácil que Vox dispute el liderazgo de la derecha al PP, y en Castilla-La Mancha no veo imposible que le adelante. Pero eso es hoy, dentro de dos años no lo sé", ha abundado.

Lo importante es, eso sí, "que suceda lo que la ciudadanía quiera", y habrá que preguntar al electorado si "quieren revalidar la confianza en este Gobierno o si quiere apostar por otras vías".

En todo caso, no teme que Vox entre en el Parlamento aunque reconoce que es un proyecto político que no le gusta. En este punto, comparte la visión "del 90% de Europa, que es aislar a la ultraderecha y no darle oxígeno".

Lo que sí le preocupa es que el PP "afirme de manera desinhibida que va a gobernar con Vox", algo que a su juicio revela que "reconoce que no va a ganar y que va a necesitar a otro y que destila una concepción del poder por el poder".

En el hipotético caso de que Vox condiciones un futuro Gobierno, Bellido ha alertado de las "consecuencias", advirtiendo de que estarían en peligro leyes pioneras en la región, como la Ley contra la violencia machista.

Comentarios