sábado 25/9/21

García-Page apunta que el Gobierno cumple una sentencia al devolver el IVA de 2017

Por otro lado, y ante la petición de algunas comunidades autónomas de que sea el Gobierno central el que dicte normas comunes para todas las autonomías para hacer frente a la covid-19, el presidente autonómico se ha mostrado partidario de esa postura
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en un momento de la entrevista en el Palacio de Fuensalida de Toledo
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en una imagen de archivo

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha apuntado que el Gobierno central, al devolver a las comunidades autónomas el IVA de 2017, está cumpliendo una sentencia del Tribunal Supremo y ha admitido que le hubiera gustado que "se pagara el IVA sin necesidad de ir a los tribunales", como también hizo Castilla-La Mancha.

En una entrevista en el Canal 24h de TVE, el presidente autonómico ha analizado el que el Ministerio de Hacienda transferirá a las comunidades autónomas alrededor de 3.000 millones de euros para compensar el impacto que tuvo en sus cuentas el cambio del sistema de gestión del IVA en 2017 a través de una partida en los Presupuestos de 2022.

García-Page ha afirmado que "obviamente" el Ejecutivo castellanomanchego está satisfecho, pero ha matizado que no celebra la decisión pues ha insistido en que es una medida con la que se cumple una sentencia del Tribunal Supremo, que dio la razón a Castilla y León en su reclamación del IVA, y ha destacado que "afortunadamente" los tribunales están "poniendo las cosas en su sitio".

En cuanto al reparto de los fondos europeos extraordinarios por la covid-19, García-Page ha apostado por "tener los pies en el suelo" y que no se dediquen a "tapar baches", pues ha afirmado que si ello es así, "se estará incumpliendo" el destino de dichos fondos.

"Ahora vivimos en un espejismo de fondos europeos. Otra cosa es que no se hagan locuras, que no se desperdicie el dinero para que no sea pan para hoy y hambre para mañana", ha reflexionado García-Page, que ha subrayado que, al margen de dichos fondos extraordinarios, "no hay mucho que repartir" en cuanto a fondos públicos y que, en cualquier caso, el dinero que el Ministerio de Hacienda transfiere a las autonomías "no es dinero regalado, es dinero de todos los españoles".

Por otro lado, y ante la petición de algunas comunidades autónomas de que sea el Gobierno central el que dicte normas comunes para todas las autonomías para hacer frente a la covid-19, el presidente autonómico se ha mostrado partidario de esa postura.

Así, y aunque ha recordado que en la actualidad Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma con menor incidencia acumulada a 14 días, con 370 casos por 100.000 habitantes, y tras añadir que la región también ha tenido los peores datos en olas anteriores, se ha mostrado dispuesto a que se endurezcan las restricciones en la región "si es un acuerdo global de país".

"Le doy más importancia a que la gente no se desoriente", ha sostenido el presidente castellanomanchego, que ha incidido en la necesidad de que "la gente sepa qué se tiene que hacer", pues ha considerado que en ocasiones "hay demasiadas incoherencias y vacilaciones", si bien ha precisado que no lo achaca a los jueces ni a los gobiernos, central o autonómicos.

En cuanto a la Conferencia de Presidentes, prevista para este viernes, ha celebrado que finalmente acuda el lehendakari, Íñigo Urkullu, y ha afirmado que le gustaría que también fuera el president de la Generalitat, Pere Aragonès, porque "no se pierde nada hablando, intercambiando opiniones".

Sobre el fondo de la reunión, García-Page ha augurado que "seguramente algo se sacará en positivo" y, por parte de Castilla-La Mancha ha detallado que pedirá al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que el Ejecutivo central desarrolle el reconocimiento que Europa ha hecho a Teruel, Soria y Cuenca como zonas despobladas.

Comentarios