martes 30/11/21

García-Page reclama el 'fondo covid': Castilla-La Mancha tiene 300 millones de gasto extra

- Sobre el uso del pasaporte COVID, insiste en buscar consensos y pactar: "Si no, la gente se marea".

- "incómodo" por el apoyo de Bildu, admite que no queda "más remedio" para que los PGE salgan adelante.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presidido en el Palacio de Fuensalida, la firma del convenio entre Afanion y la empresa pública Gicaman para la cesión de uso de dos viviendas en el barrio de Santa María de Benquerencia (Toledo)
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en una imagen de archivo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado que seguirá pidiendo el 'fondo covid' hasta que desaparezca el coronavirus y ha estimado en 300 millones de euros los que su gobierno ha destinado este año, de forma extraordinaria, a combatir la pandemia.

García-Page ha reclamado en una entrevista en TVE continuar con el fondo covid a las comunidades autónomas, y en una entrevista en COPE se ha referido a la financiación autonómica y a los "mismos derechos" que tienen todos los ciudadanos.

Respecto al coronavirus, ha subrayado que "dejaré de insistir en que haya fondo covid cuando desaparezca el covid" y ha estimado que este año el coronavirus va a suponer a Castilla-La Mancha entre 250 y 300 millones de euros extra de gasto "por no contar con los refuerzos y demás".

En este sentido, ha precisado que la vacuna frente a la covid-19 forma parte de la gestión del coronavirus "y va seguir así el año que viene y el siguiente", y esto implica a los trabajadores dedicados a administrarla.

También ha dicho que Castilla-La Mancha ha sido la comunidad que más "esfuerzo" ha destinado para paliar los efectos de la pandemia, "con mucha diferencia" respecto al resto, ha precisado.

Además, ha pedido buscar consensos y pactar entre comunidades autónomas y Estado para que lo que se haga para afrontar la sexta ola del COVID-19 sea de forma conjunta en todo el país, aunque estableciendo indicadores por un cierto orden de incidencia. "Si no, la gente se marea".

Así ha reaccionado el titular del Gobierno regional preguntado sobre si considera preciso que el Ministerio de Sanidad dicte una instrucción sobre cómo usar el llamado pasaporte COVID.

"Lo más importante es que siga funcionado el Consejo Interterritorial de Salud, fuera de que haya habido salidas de patas de banco de uno o de otros. Ese ejercicio de corresponsabilidad de las comunidades autónomas y el Estado ha funcionado razonablemente bien. Incluso, en alguna ocasión, el que seamos 17 competidores a ver quién queda mejor ha agilizado soluciones", ha admitido.

Dicho esto, ha considerado que "no es justo" que se esté analizando la llamada sexta ola "con los mismos mimbres, indicadores y metodología" que se abordó la primera, segunda y tercera ola. "Los análisis del principio, cuando no sabíamos si iba a haber vacuna, no tienen nada tiene que ver con lo que hay que analizar ahora", ha insistido.

Y es que García-Page, que ha valorado el sistema de vacunación español, ha admitido que a la ciudadanía se le está exigiendo unos esfuerzos tremendos, cuestión que le preocupa pues quizá la gente se plantee si la vacuna y las restricciones sirven para algo si a diario se va a tener el estrés de una incidencia que ya no se corresponde con el número de camas ocupadas en las UCIs.

"Por tanto, hay que modular de alguna manera el mensaje y las decisiones, porque la realidad es que tenemos más medios para combatir el virus y las medidas hay que proporcionarlas al esfuerzo que ya ha hecho la gente, a la disciplina que estamos teniendo y al éxito de la vacuna", ha defendido.

"Yo, hoy por hoy, no soy partidario de dramatizar en exceso la situación", ha añadido García-Page, que ha incidido en insistir para que en España se vacune el cien por cien de la población, recordando su apuesta por vacunar a los niños en cuanto permita la autoridad europea. "No hay ninguna contraindicación y con poquito efecto positivo que tenga ya es suficiente. Hay que guardar compostura e intentar hablar más entre todas las comunidades autónomas con el Gobierno y pactar lo que haya que decidir porque si no la gente se marea".

Por otra parte, sobre el encuentro para hablar de financiación autonómica que mantiene en Santiago de Compostela junto a su homólogos de Galicia, Aragón, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Cantabria y Asturias, ha defendido "los mismos derechos" para todos los ciudadanos.

Ha explicado que ciudades como Sabadell o Fuenlabrada atienden con cinco u ocho centros de salud de Atención Primaria a la misma población para la cual la provincia de Cuenca, por ejemplo, precisa 50 centros de salud.

"Estamos aquí para hablar de los gastos básicos e iguales en todo el país. Y luego ya vemos cómo los ingresamos y quién hace más política de un tipo o de otro con el margen fiscal pequeño que tenemos las comunidades autónomas", ha afirmado García-Page.

Por último, y en referencia a los Presupuestos Generales del Estado, ha asegurado sentirse "incómodo" por el apoyo de EH Bildu o de los independentistas a las cuentas del próximo ejercicio t ha admitido que "no queda más remedio" que contar con su beneplácito, sobre todo porque las cuentas del 2022 son "estratégicas" y de ellas depende que se haga "una buena o mala gestión de los fondos europeos".

"Si en algún momento habría que tener posición de altura pensando en la próxima generación, es ahora" ha defendido el titular del Gobierno castellanomanchego.

García-Page ha confesado que tanto EH Bildu como los independentistas le "incomodan" como ciudadano y como español, pero los respeta como demócrata y les combate dialécticamente. "Para mi es una tortura tener que pactar con ellos, pero si no queda más remedio, evidentemente, es lo que se tiene que hacer", ha añadido.

Tras precisar que se trata de una "anomalía" del sistema que estos debates territoriales se sustancien en el Congreso de los Diputados, que tendría que tener debates globales pensando en el conjunto de España, ha lamentado que al final, "dos diputados terminan influyendo más que el conjunto de la sociedad".

"Encima algunos no hacen reivindicaciones presupuestarias sino políticas que no tienen que ver con presupuesto", ha criticado García-Page, que ha defendido que esto es una "tortura" para el Gobierno actual, pero también lo ha sido para los anteriores que "las han pasado canutas para sacar adelante el presupuesto cuando no ha habido mayorías absolutas".

"El problema de fondo es que el presupuesto del 2022 no es un presupuesto cualquiera, es estratégico porque de él depende la buena o mala gestión de los fondos europeos para los próximos años", ha añadido el titular del Ejecutivo castellanomanchego que ha pedido "posición altura".

Comentarios