sábado 16/1/21

Diálogo y consenso, las recetas del Gobierno de CLM para responder a la crisis

El Gobierno regional "ha hecho un importante esfuerzo presupuestario" para paliar la crisis originada por la COVID-19, "con el principal objetivo de no dejar a nadie atrás"
El director general de Presupuestos del Gobierno de Castilla-La Mancha, Isidro Hernández Perlines, durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes regionales
El director general de Presupuestos del Gobierno de Castilla-La Mancha, Isidro Hernández Perlines, durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes regionales

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha respondido a las consecuencias de la pandemia por COVID-19 desde “el diálogo y el consenso” y adoptando medidas de carácter tributario, económico y social, sin que haya habido limitación de crédito y dando prioridad en los pagos a pymes y a autónomos para facilitar “al máximo” la liquidez a estos colectivos.

Así lo ha destacado este viernes el director general de Presupuestos de la Junta de Comunidades, Isidro Hernández Perlines, durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes regionales, al objeto de informar sobre las medidas adoptadas por el Gobierno autonómico para paliar la crisis económica ocasionada por la pandemia de la COVID-19.

Hernández Perlines ha apuntado que, desde el primer momento, el Ejecutivo autonómico ha estado trabajando “de forma intensa” para tratar de paliar la crisis sanitaria y mitigar los efectos económicos y sociales que ha generado la pandemia, para lo cual se ha fundamentado en “un criterio muy importante: diálogo y consenso”.

El director general ha hecho un resumen de las actuaciones que se han puesto en marcha hasta la fecha, entre las que ha destacado el Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación de la región, firmado con los sindicatos CCOO y UGT y con la Confederación Regional de Empresarios (Cecam) y dotado con 231 millones de euros, de los que ya se han movilizado 130 millones.

En segundo lugar, se ha referido al Pacto por la Reconstrucción de Castilla-La Mancha, firmado entre el Gobierno regional, el PSOE y Ciudadanos, que “consolida los servicios públicos esenciales”.

Y, en tercer lugar, el acuerdo con el tercer sector, con medidas para atender a los colectivos más necesitados, ha recalcado Hernández Perlines, quien ha añadido que estos tres elementos de diálogo han dado lugar a una serie de actuaciones que se han dividido en cuatro bloques, que han sido “los cuatro grandes pilares para la reconstrucción”.

El primero, acciones para el propio funcionamiento de la Administración regional, con el fin de dar una respuesta ágil a las necesidades de la pandemia.

Entre ellas, no ha habido limitación de crédito para hacer frente a la crisis, prioridad en los pagos a pymes y autónomos para facilitar al máximo la liquidez a estos colectivos o mecanismos de tramitación por emergencia de las contrataciones realizadas en los servicios que han luchando en primera línea contra el virus.

También medidas en el ámbito tributario, que se han concentrado en tres órdenes elaboradas por la Consejería de Hacienda, con mecanismos de bonificación y aplazamiento de tasas fiscales, así como de aplazamiento y fraccionamiento de las deudas tributarias.

La tercera línea afecta al ámbito económico, con ayudas para los sectores productivos enmarcadas en el Plan de Medidas Extraordinarias, como los 80 millones de euros para micropymes y autónomos, la línea aval COVID con 15 millones de euros o el cheque COVID para la contratación de personas que han perdido su trabajo.

Y en cuarto lugar, medidas de carácter social, de apoyo a las personas más vulnerables, como las ayudas de emergencia excepcional, dotadas con 14 millones de euros y que beneficiarán a más de 13.000 familias, o los 20 millones que se destinarán a favorecer la inserción laboral de las personas con discapacidad.

Según el director general, el Gobierno regional está haciendo “lo indecible” para superar la situación y este esfuerzo se reflejará también en el presupuesto de la Junta para 2021, que ya se está elaborando con la finalidad de “no dejar a nadie atrás”.

En la misma línea, el presidente del grupo socialista, Fernando Mora, ha apelado al diálogo y ha pedido a los ‘populares’ que “cambien de actitud”, a la vez que ha afirmado que “se han dado cuenta del error que han cometido” al no sumarse al pacto y “no saben cómo corregirlo porque les dejaría en evidencia”.

Por su parte, el diputado del PP Miguel Ángel Rodríguez se ha centrado en las medidas tributarias, de las que ha dicho: “Nos parecen bien, pero no son la panacea”, pues “realmente no van a tener una incidencia destacada en la economía regional porque no bajan los impuestos”.

De su lado, el parlamentario de Cs David Muñoz ha incidido en que “costó empezar” a actuar y en que vio a un gobierno “superado por las circunstancias en muchos frentes”, pero ha opinado que ahora “vamos a buen ritmo” y ha celebrado que se haya cogido “una cierta velocidad de crucero” a la hora de adoptar medidas de incentivo al tejido productivo de Castilla-La Mancha, que ha calificado de “favorables y positivas”.

Comentarios