viernes 14/8/20

El presidente del TS considera un "exceso verbal" hablar de profanación de los restos de Franco

Delgado defiende que la exhumación de Franco no fue un funeral sino un "acto de todos"

El presidente del Tribunal Supremo en funciones, Carlos Lesmes, en una imagen de archivo
El presidente del Tribunal Supremo en funciones, Carlos Lesmes, en una imagen de archivo

El presidente del Tribunal Supremo en funciones, Carlos Lesmes, ha rechazado este viernes las críticas a la exhumación del dictador Francisco Franco que hablan de profanación, asegurando que se trata de "un exceso verbal" referirse en esos términos.

"Profanación de tumbas no, porque hay una cobertura que está en una ley y la ley estamos obligados todos a cumplirla. Por tanto, me parece un exceso verbal", ha recalcado.

En una entrevista a Onda Cero, recogida por Europa Press, ha afirmado que hay "una cobertura que está dentro de una ley" y todos estamos obligados a cumplir las leyes. Según ha explicado el presidente del Tribunal Supremo la intervención de la justicia en la exhumación del dictador vino precedida por un decreto ley convalidado por el Congreso de los Diputados.

Sobre la decisión de llevar los restos al cementerio de Mingorrubio, Lesmes ha explicado que pese a que la inhumación en la Catedral de la Almudena era "el deseo de la familia", el Consejo de Ministros decidió que el lugar más adecuado para la inhumación era el cementerio de Mingorrubio, en el Pardo, y el Tribunal Supremo juzgó la "legalidad de esa decisión", y "no la oportunidad".

"La decisión de oportunidad le corresponde al Gobierno", ha recordado Lesmes.

UN "ACTO DE TODOS"

Por su parte, la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, ha defendido que la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco de este jueves fue un "acto de todos" y no se trató de un funeral.

"No fue tanto un funeral, obviamente no fue un funeral y todos lo pudieron ver. Fue un acto de Estado, institucional", ha subrayado Delgado en declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press, añadiendo que el dictador ahora se encuentra en un lugar privado que no da lugar a exaltación.

"Esto es un acto de Estado, de democracia, de futuro, que nos tiene que unir a todos porque España es un gran país, lo sabemos, y fuera de España ahora lo saben mucho más", ha recalcado.

A su juicio, este episodio supone "ponerse en el lugar de la historia democrática en el que tenemos que estar". Ha insistido en el carácter "histórico" del acto de ayer y ha explicado que se culminó un proceso que se inició con la Ley de Memoria Histórica.

Sobre su papel en el acto, Delgado ha recordado que su labor era dar fe del proceso como notaria mayor del Reino y ello "requería seriedad". Y ha evitado comentar si hubo algún momento de tensión con la familia Franco, ha señalado que del otro lado "había una familia" y el Gobierno tenía que respetar "las sensibilidades".

Delgado defiende que la exhumación de Franco no fue un funeral sino un

Más información en vídeos 
Comentarios