viernes 23.08.2019

Acuerdo PSOE-Cs en las alcaldías de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara para frenar a Vox

Con el pacto, que deja al PP sin alcaldías importantes en Castilla-La Mancha, el PSOE se adhiere al decálogo de Cs y firma defender la unidad de España

Acuerdo PSOE-Cs en las alcaldías de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara para frenar a Vox
Acuerdo PSOE-Cs en las alcaldías de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara para frenar a Vox

PSOE y Cs han destacado este jueves que el pacto alcanzado para las alcaldías de Guadalajara, Albacete y Ciudad Real y 20 municipios más de Castilla-La Mancha impide a Vox entrar en las instituciones municipales y supone avanzar hacia la moderación.

En declaraciones a los medios de comunicación tras una reunión que ambos partidos han mantenido este jueves en las Cortes regionales para firmar el acuerdo, han ofrecido el punto de vista de cada formación política sobre el mismo.

El decálogo firmado por Cs y PSOE recoge defender desde los municipios la unidad de España y el Estado de las Autonomías e incluye "apoyar sin fisuras" la utilización de todos los instrumentos del Estado de Derecho para "hacer frente al separatismo", incluida la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña en caso de que la Generalitat "siga sin acatar el orden constitucional". 

La bajada de impuestos en los ayuntamientos y el compromiso de no subir "en ningún caso, la presión fiscal municipal", apoyar a las familias y a los autónomos, con el compromiso de pagar a los proveedores en 30 días, y la "tolerancia cero" ante la corrupción y el despilfarro son otros de los puntos del acuerdo firmado. 

Ambas formaciones también se han comprometido a incrementar la oferta de viviendas en los municipios, garantizando la seguridad de los propietarios y a ofrecer "alternativas sociales" a las familias vulnerables, con menores o dependientes a su cargo. 

La apuesta por un transporte público más sostenible; promover ciudades más limpias, saludables, iluminadas y seguras, garantizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, erradicar la violencia machista en los municipios y defender los derechos de las personas LGTBI, así como la lucha contra la despoblación y la defensa de la caza y la pesca sostenibles como motores de actividad económica son los otros puntos del decálogo. 

Este acuerdo se aplicará en Albacete, Ciudad Real y Guadalajara, donde ambas formaciones han acordado dos años de Alcaldía para cada partido y mientras que en Albacete -la ciudad más poblada de Castilla-La Mancha- comenzará el mandato Ciudadanos y acabará el PSOE, en Ciudad Real será al revés, y comenzarán los socialistas al frente del gobierno local y finalizará Ciudadanos. 

En Guadalajara, la Alcaldía será para los cuatro años para el PSOE. 

A estas capitales de provincia, se suman los acuerdos alcanzados en aquellos municipios castellano-manchegos donde la suma de ambas formaciones alcanza la mayoría absoluta. 

Así se llevará a cabo en los consistorios de Casas Ibáñez y Liétor en la provincia de Albacete; Jadraque y Uceda en la provincia de Guadalajara; Aldea del Rey, Villanueva de los Infantes, Villarta de San Juan, Villamanrique, Villanueva De la Fuente en la provincia de Ciudad Real; Camuñas, Corral de Almaguer, Fuensalida, Madridejos, Ocaña y San Pablo de los Montes en la provincia de Toledo. 

Así mismo, Ciudadanos ostentará las alcaldías de los municipios toledanos de Borox, Dosbarrios y Yunclillos con el apoyo del PSOE. 

Tras este acuerdo, la diputada regional electa por Albacete y secretaria de Acción Institucional de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, Carmen Picazo, ha afirmado que la formación naranja ha conseguido "un cambio histórico" por el cual el PSOE va a acercarse "a un gobierno moderado y liberal", gracias a un acuerdo que incluye la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

A preguntas de los periodistas sobre por qué este pacto no puede darse a nivel nacional, ha señalado que Cs estaba esperando a que los gobiernos regionales se pronunciaran contra el nacionalismo catalán y ha incidido en que el decálogo de propuestas que se ha firmado contempla la aplicación del 155, un principio que, a su juicio, contradice las políticas de Pedro Sánchez en Madrid y que supone "un hecho histórico".

Además, el también secretario regional de Organización de la formación naranja, Alejandro Ruiz, ha aseverado que su partido ha dado "la oportunidad de acuerdo preferente al PP", con el que mantuvo una primera reunión antes que con el PSOE, pero "no ha aceptado la premisas" de este partido por "silencio administrativo".

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, ha definido el pacto con Cs como "un buen acuerdo sobre todo para los ciudadanos de Castilla-La Mancha", de los municipios que van a alinear las políticas municipales con las de las diputaciones provinciales y el Gobierno regional.

Según Gutiérrez, las alcaldías pactadas son de municipios en los que "no había más alternativa para el PSOE que gobernar y pactar con Cs", porque "o el PSOE permitía un gobierno de PP y Cs con apoyo de Vox, o siendo la primera fuerza política intentaba hacer un gobierno del cambio vinculado con el progreso y el desarrollo económico y social" de la región.

"En Castilla-La Mancha hemos cumplido con nuestra obligación y lo hemos hecho bien", ha manifestado el número dos del PSOE en la región, quien ha negado que el PSOE haya "mercadeado" con los pactos porque el pacto con Cs es, ha remarcado, un "acuerdo programático de dos partidos que no tenían la mayoría absoluta". 

Más información en vídeos 
Comentarios