jueves 21.11.2019

Los críticos del PSOE presentan 17 dimisiones de la Ejecutiva para forzar la caída de Sánchez

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ofreció este lunes - EFE
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ofreció este lunes - EFE

Los críticos del PSOE han presentado este miércoles en Ferraz la dimisión de 17 miembros de la Comisión Ejecutiva Federal del partido con lo que pretenden precipitar la disolución de este órgano y la caída del secretario general, Pedro Sánchez.

El listado de dimisiones ha sido entregado en Ferraz por el número tres del partido, Antonio Pradas y Eva Matarín, dirigente del PSM próxima a Tomás Gómez. Los dos dirigentes socialistas han accedido a la sede socialista en un coche a través del garaje. Se han marchado aproximadamente 10 minutos después.

LISTADO DE MIEMBROS QUE DIMITEN

El listado de los 17 miembros de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE que han presentado su renuncia para así provocar la caída de Pedro Sánchez como secretario general, según las fuentes consultadas por Europa Press, ha sido el siguiente:

Por Andalucía: Micaela Navarro (presidenta del PSOE), Antonio Pradas (secretario de Política Federal), María José Sánchez Rubio (secretaria de Sanidad, Estefanía Martín Palop (secretaria de Formación), Noemi Cruz (Secretaria de Cooperación para el Desarrollo) y los vocales Francisco Pizarro y Juan Pablo Durán.

Por Castilla-La Mancha: Emiliano García-Page (vocal), Manuela Galiano (secretaria de Pequeños Municipios) y Luz Rodríguez (secretaria de Empleo).

Por la Comunidad Valenciana: Ximo Puig (secretario de Reformas Democráticas).

Por Madrid: Tomás Gómez (vocal) y Eva Matarín (secretaria de Inmigración).

Por Cataluña: Carme Chacón (secretaria de Relaciones Internacionales).

Por Canarias: José Miguel Pérez (secretario de Educación).

Por Aragón: Carlos Pérez Anadón (vocal).

Por Extremadura: María Ascensión Murillo (vocal).

PIDEN QUE SE INCLUYA EN EL COMITÉ SU DIMISIÓN

Los dirigentes socialistas que han presentado su dimisión como miembros de la dirección del PSOE han solicitado en un escrito conjunto al Comité Federal que incluya en su orden del día del próximo sábado la disolución de la Comisión Ejecutiva Federal y el cese de sus funciones.

Así consta en el escrito al que ha tenido acceso Europa Press y en el que se incluye el listado de los 17 miembros de la Ejecutiva que han dimitido, en el que según las fuentes consultadas, faltarían algunas firmas de los dimisionarios, que sí aparecen con nombre y apellidos.

En el escrito, alegan que a estos 17 nombres hay que añadir dos vacantes, las del canario Javier Abreu y el exsecretario general del PSOE de Galicia José Ramón Gómez Besteiro, a las que se unen la motivada por el fallecimiento del "querido compañero" Pedro Zerolo.

De esta manera, explican hay un total de 20 bajas de los 38 miembros de la Ejecutiva Federal que eligió el Congreso Extraordinario de julio de 2014, en el que Pedro Sánchez fue elegido secretario general, por lo que "han dejado de pertenecer a la misma más del 50 por ciento de sus integrantes originarios".

El escrito apela al reglamento el Comité Federal cuyo séptimo artículo establece que "cuando las vacantes en la Comisión Ejecutiva Federal afecten a la Secretaría General o a la mitad más uno de sus miembros, el Comité deberá convocar Congreso Extraordinario para la elección de nueva Comisión Ejecutiva".

Los 17 dirigentes dimisionarios subrayan que estas vacantes, en todo caso, "constituyen un supuesto de cese en sus funciones de la totalidad de los integrantes, incluido el secretario general", como asegura el artículo 41 de los estatutos federales.

LUENA ASEGURA QUE NO SE DISUELVE LA EJECUTIVA

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, César Luena ha asegurado que la dimisión de los 17 miembros de la Comisión Ejecutiva Federal que se ha producido este miércoles no disuelve este órgano de dirección del partido y ha anunciado que ésta se reunirá este jueves para convocar un Comité Federal que, según los Estatutos, es el encargado de convocar un Congreso Extraordinario. Además, ha acusado a "algunos dirigentes" del PSOE de intentar "torcer la voluntad de los órganos legítimos respaldados por los militantes".

Según César Luena, el artículo 68 de la Normativa Reguladora de la Estructura General del PSOE "el único órgano competente para disolver cualquier órgano del PSOE es exclusivamente la Comisión Ejecutiva Federal".

Pero ha añadido que, en todo caso, y ante la renuncia de la mitad más uno de los miembros de la Comisión Ejecutiva Federal, los Estatutos "sólo" prevén que el Comité Federal deberá convocar un Congreso Extraordinario para la elección de una nueva Ejecutiva.

En este punto, Luena ha recordado lo que dice el artículo 36 punto 'o', que --ha recordado-- "coincide con el invocado en su escrito por los dimisionarios con el artículo 7 'o' del Reglamento del Comité Federal. Este artículo establece: "cubrir las vacantes que se produzcan en la CEF y en la Comisión de Ética y Garantías. Cuando las vacantes en la CEF afecten al secretario general o a la mitad más uno de sus miembros el Comité Federal debatirá convocar un Congreso extraordinario para la elección de una nueva Comisión Ejecutiva Federal".

"SÁNCHEZ SIGUE SIENDO EL LÍDER DEL PSOE"

Luena ha utilizado estos argumentos para asegurar que la Comisión Ejecutiva Federal no queda disuelta, que Pedro Sánchez sigue siendo el líder del PSOE "elegido por los militantes" y para anunciar que este mismo jueves se reunirá la Comisión Ejecutiva para "cumplir estrictamente" el mandato estatutario, es decir, convocar un Comité Federal para que, a su vez, convoque un Congreso Extraordinario.

"En definitiva, llegamos a la convocatoria de un Congreso Federal para que voten los militantes, que es lo que lleva defendiendo esta comisión ejecutiva desde inicios de esta semana", ha apostillado.

LA ACTUAL CEF ORGANIZARÁ EL CONGRESO

El secretario de Organización ha dejado claro que no contempla la creación de una gestora para que dirija el partido y ha precisado que la Comisión Ejecutiva Federal seguirá estando dirigida por Pedro Sánchez de quien ha dicho que "cumplirá las normas y los estatutos del partido" para, insistió, "que se preserve lo más importante que es la voz y el voto de los militantes del PSOE". A este respecto, ha precisado que será la actual Ejecutiva la que se encargue de la organización del Congreso.

No obstante y aunque ha afirmado que Sánchez mantendrá la hoja de ruta marcada de intentar formar un Gobierno alternativo a Mariano Rajoy, sí ha admitido que desde el lunes "va a centrar buena parte de sus esfuerzos" en la convocatoria de un Comité Federal y un Congreso.

Tras defender sus argumentos para mantenerse en la Ejecutiva, ha acusado a "algunos y algunas dirigentes" de haber querido "torcer la voluntad de los órganos legítimos respaldados por los militantes". "Es más se ha pretendido que los militantes no hablen y eso es muy grave", advirtió aunque no quiso entrar a responder la pregunta de si consideraba que el intento de hoy de cesar a Sánchez había sido un golpe antidemocrático. "Es muy grave, pero quiero ser prudente", ha señalado.

En este sentido, ha asegurado que algunos han "instigado" estas dimisiones para "impedir" que se celebre un Congreso y que los militantes hablen y "seguramente para que el PSOE lo dirigiera una gestora". Y lo han hecho, según dijo, "sin explicar con qué intención, con qué apoyos, con qué alianzas fuera del partido".

Por ello, ha pedido "responsabilidad" y "altura de miras" a los dirigentes orgánicos e institucionales del PSOE y "serenidad" a los militantes.

LOS CRÍTICOS EXIGEN A SÁNCHEZ QUE CUMPLA LA LEY

De su lado, Antonio Pradas, hasta ahora responsable de Política Federal del PSOE, ha acudido esta noche a la sede socialista de Ferraz, donde no pudo entrar, para señalarle a la dirección encabezada por Pedro Sánchez que la Ejecutiva esta disuelta tras la renuncia de 17 de sus miembros y que su obligación es cumplir la ley.

En declaraciones a los periodistas a las puertas de la sede socialista Pradas ha recordado que minutos antes el secretario de organización, César Luena, había reconocido que se han producido 20 bajas de la Ejecutiva elegida en el último Congreso del partido, por lo que entiende que se cumple así uno de los requisitos establecidos en la normativa interna para que se disuelva la Ejecutiva Federal.

De ese modo, considera que el propio Luena es actualmente un "compañero", pero ya no el secretario de organización del PSOE y que, de la misma forma, la Ejecutiva ya "no está ahora mismo legitimada" porque, como ha incidido, los estatutos "establecen que si se produce la baja de la mitad más uno de sus miembros, en ese momento, queda disuelta".

Pradas ha dicho que lo mínimo que se le pide a un socialista es que cumpla la ley y ha advertido a los afines a Sánchez que "ningún compañero tiene legitimidad para tomar decisiones".

En esa misma línea, considera que esos dirigentes "deberían tener mucha responsabilidad a la hora de tomar" decisiones porque "no son leales". "No son sujetas a la ley", ha remachado el diputado del PSOE de Sevilla, que ha dicho acudir a Ferraz a decirle a Luena y a los responsables afines al secretario general "que se establezca la ley y la normalidad en el PSOE".

Pradas ha continuado apuntando que, con la Ejecutiva disuelta, en el PSOE hay más órganos de funcionamiento, como el Comité Federal y la Comisión de Garantías. Ante éste último los dimisionarios también han presentado sus firmas y su escrito y Pradas ha mantenido que ésta debe interpretar su postura y redactar un dictamen sobre los efectos de las dimisiones producidas.

Pradas ha explicado que es una absoluta arbitrariedad que mañana se reúna la Ejecutiva del PSOE, porque ese órgano no tiene ninguna legitimidad para tomar decisiones y, centrándose en el 'número dos' del PSOE, César Luena, ha dicho que no puede ser "juez y parte" ni tampoco reunir a una Ejecutiva que "ya no se puede convocar ni tomar decisiones sobre su propio destino".

"Pedimos que se cumpla la ley y que se remita el informe correspondiente y que la Comisión de Garantías emita el informe correspondiente", ha sostenido el socialista andaluz, a quien le consta que dicha comisión está "dispuesta a reunirse".

Pradas ha recalcado que los compañeros que están "ahí dentro --en alusión al interior de la sede socialista-- tienen que cumplir la ley", punto en el que ha vuelto ha reclamar la reunión de la Comisión de Garantías para que ésta interprete el cumplimiento de las normas. "Para eso eso la eligieron los representantes de los militantes, no nos hemos inventado nada", ha zanjado.

Pese a la situación vivida en los últimos días en el PSOE, el hasta ahora secretario de Política Federal ha aprovechado su comparecencia ante los medios para enviar un mensaje de "tranquilidad" a los militantes apelando también a sus compañeros de partido: "Somos gente sensata con una trayectoria política muy larga y sabemos que tenemos en nuestras manos el futuro de este partido".

PUERTAS CERRADAS

Por otro lado, Pradas ha explicado a los medios de comunicación que esta tarde, cuando ha estado en la sede socialista para entregar las firmas de los 17 miembros de la Ejecutiva que han dimitido, la dirección del partido le ha impedido el acceso a su propio despacho.

Con cierta amargura, el diputado ha recordado que pertenece al partido desde el año 1978 y que esta tarde ni si quiera le han dejado recoger los "objetos familiares", entre ellos un retrato de su hijo, que decoraban el que ha sido su despacho.

Pero además de impedirle el acceso a su despacho esta tarde, la entrada principal de la sede socialista, por la que habitualmente entran los periodistas y los miembros del partido, también se ha cerrado esta noche minutos antes de que él llegara y cuando la prensa ya le estaba esperando en la calle.

El servicio de seguridad del edificio ha alegado que no se podía permitir tal trasiego de periodistas y que las ocho es la hora habitual de cierre aunque en muchas ocasiones, como en las noches electorales, hay flexibilidad en el horario.

El cierre ha dejado a unos periodistas dentro y a otros fuera y en un principio parecía que si iba a permitir que siguieran trabajando dentro pero finalmente, responsables de la sede han dado cinco minutos a los trabajadores de los medios de comunicación para que recogieran sus cosas y abandonaran el edificio por el garaje.

Más información en vídeos 
Comentarios