viernes 7/8/20

Sánchez asegura que el acuerdo de gobierno PSOE-Unidas Podemos no está en cuestión

Sánchez desea convocar la mesa de diálogo en julio pero hay un "contexto difícil en Cataluña"
Sánchez asegura que el acuerdo de gobierno PSOE-Unidas Podemos no está en cuestión
Sánchez asegura que el acuerdo de gobierno PSOE-Unidas Podemos no está en cuestión

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asegura que el acuerdo de gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos "no está en cuestión" y sigue vigente tras el apoyo recabado en Ciudadanos.

En una entrevista que publica este domingo el diario La Vanguardia, una vez acabado el estado de alarma por la pandemia del coronavirus, Sánchez precisa que "lo más importante es la vigencia del acuerdo de gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos, acuerdo que no está en cuestión". 

Piensa que "algunos de los elementos centrales de ese acuerdo, como es la transición digital, la transición ecológica y respuestas sociales inclusivas, con el ingreso mínimo vital como paradigma, ahora mismo cobran más vigencia que nunca". 

Valora el "cambio de actitud por parte de algunos actores políticos, singularmente Ciudadanos" y entiende que ese partido ha visto que "la estrategia de alineación total con el Partido Popular y Vox le llevaba a quedarse sin espacio". "El tiempo dirá si es una actitud estratégica o puramente táctica", puntualiza. 

Asegura el jefe del Ejecutivo que "es evidente que la estrategia de acoso y derribo de la derecha al Gobierno de coalición ha fracasado", después de haber "utilizado la epidemia para intentar derrocar al Gobierno".

Argumenta Sánchez: "Desde la moción de censura de 2018, la derecha no ha asimilado la pérdida del poder. No lo asumió en aquel momento y tampoco asumió la doble derrota electoral de 2019, en abril y noviembre". 

Dirigiéndose al líder de la oposición, Pablo Casado, y al conjunto del Partido Popular, Sánchez les dice que "deben decidir si quieren seguir en la provocación, haciéndole el juego a la extrema derecha, o si desean el camino del consenso". 

"Hasta el momento -prosigue- han estado en la estrategia de intentar hacer caer al Gobierno. Han utilizado los muertos en la contienda política y con ello han atacado a sus propios gobiernos autonómicos". 

Reprocha además a los populares que se hayan "alineado con las posiciones europeas más maximalistas sobre el fondo de recuperación en contra de los intereses de los españoles", una "estrategia de acoso y derribo" que, a su juicio, ha fracasado, porque "el Gobierno de coalición está hoy más consolidado".

Con la mirada atrás, Sánchez admite que quizá el estado de alarma debería haberse aprobado antes, pero "también es cierto que la sociedad española y muchas fuerzas políticas no lo hubieran entendido con un número de fallecidos inferior al que teníamos en la segunda semana de marzo", se justifica.

Preguntado por el peor momento vivido en estas semanas pasadas, el presidente señala que fue el 14 de marzo, cuando el Consejo de Ministros aprobó el estado de alarma, que "conllevaba una serie de exigencias inéditas en la historia de la democracia española, como era confinar al conjunto de la población en sus casas".

"El segundo momento más complicado, sin duda alguna, fue el 26 de marzo, cuando sufrimos el pico de la epidemia, en términos de contagios y también en número de personas fallecidas", confiesa el presidente.

"CONTEXTO DIFÍCIL EN CATALUÑA"

Por otra parte, el presidente del Gobierno ha expresado su deseo de convocar la mesa de diálogo entre el Govern catalán y el ejecutivo central el próximo mes de julio aunque observa "un contexto difícil" por el clima "claramente preelectoral" de Cataluña.

Sánchez indica que la catalana "es una crisis que no vamos a resolver ni en un mes, ni en dos meses, ni en un año, ni en dos".

"Pero hay que empezar a resolverlo", propone el presidente, quien apunta que se va a convocar la comisión de diálogo entre ambos gobiernos.

"Queremos que sea este próximo mes de julio, pero veo un contexto difícil en Cataluña, puesto que se está generando una situación claramente preelectoral", apostilla Sánchez.

Entre las soluciones que propone Sánchez al conflicto político en Cataluña, señala: "Lo que necesita Cataluña, lo que necesita España, es precisamente más diálogo, más unidad, más cohesión. Hemos de tener la lucidez suficiente como para ser conscientes de que estamos entrando en una crisis sin precedentes, de la que podemos salir mucho más fuertes si somos capaces de entender los cambios". 

Y añade: "Lo primero que hay que hacer es fijar el marco y ese no es otro que el de la legalidad. El camino es el diálogo y la meta es el reencuentro. Y ese reencuentro tiene que fructificar. Se tiene que materializar en un acuerdo político que tendrá que ser, lógicamente, refrendado por la sociedad catalana en una votación".

Preguntado por un posible indulto a los políticos catalanes condenados por el Tribunal Supremo, el presidente español señala que "en la política penitenciaria las medidas de gracia están claramente definidas en nuestra jurisdicción y también en los actores jurisdiccionales".

Sánchez recuerda que, a raíz de la pandemia del coronavirus, se ha aprobado un fondo de 16.000 millones de ayudas a las comunidades, el 70 por ciento de los cuales se destinará a sanidad y a la educación, "un fondo del que se benefician todas las comunidades, también Cataluña, lógicamente".

Más información en vídeos 
Comentarios