martes 26/10/21

El PSOE asume sus fallos por el 4M pero no variará el rumbo y agotará la legislatura

Gabilondo no recogerá su acta de diputado y Franco presenta su dimisión como secretario general del PSOE madrileño tras la debacle del 4M
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha encabezado en Ferraz la reunión semipresencial de la Ejecutiva Federal del PSOE
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha encabezado en Ferraz la reunión semipresencial de la Ejecutiva Federal del PSOE

El PSOE, con Pedro Sánchez a la cabeza, ha hecho autocrítica este jueves por los resultados obtenidos el 4 de mayo en las elecciones de la Comunidad de Madrid, pero está decidido a mantener el rumbo fijado por el Gobierno de coalición y agotar la legislatura.

Esa es la determinación de la Ejecutiva Federal socialista tras el análisis que ha hecho de su debacle en los comicios madrileños el mismo día en que se ha anunciado que su candidato en esa cita con las urnas, Ángel Gabilondo, no recogerá siquiera su acta de diputado, así como la dimisión del secretario general del partido en Madrid, José Manuel Franco.

Ha sido el secretario de Organización de PSOE, José Luis Ábalos, quien ha dado cuenta en rueda de prensa de la reflexión realizada por la cúpula socialista.

Asumen la derrota "sin paños calientes" y admiten fallos de comunicación: "No hemos conseguido centrar nuestro mensaje (...) Tampoco habremos sabido -ha dicho Ábalos- conectar con un estado de ánimo".

Fuentes del partido han informado a Efe de que el propio Sánchez, en su intervención, ha hecho autocrítica, pero, al igual que ha recalcado su secretario de Organización en la conferencia de prensa, ha subrayado las características especiales de Madrid que les lleva a no extrapolar los resultados a toda España.

Si algo se puede extrapolar consideran que es la liquidación del proyecto político de Ciudadanos propiciada por el PP.

La derrota, ha recalcado Ábalos, no va a afectar al plan del PSOE de agotar la legislatura y tampoco va a condicionar la política del Gobierno, centrado, ha dicho, en combatir los coletazos de la pandemia y acelerar la reactivación económica.

En varias ocasiones ha señalado que todos los dirigentes asumen colectivamente sus responsabilidades, y él también como secretario de Organización.

Por eso ha rechazado que la dimisión de José Manuel Franco como secretario general del PSOE madrileño se interprete como que él es el responsable de lo ocurrido.

Esa dimisión ha abierto la puerta a una gestora del partido que lo dirigirá hasta su congreso ordinario de otoño.

Además, Ábalos ha confirmado que Gabilondo no recogerá su acta de diputado y ha manifestado que el candidato era el primero que sabía "lo que tenía que hacer" tras las elecciones.

Poco antes de conocerse esa decisión, Gabilondo ingresó en un hospital de Madrid por una arritmia cardíaca aunque se encuentra bien, según han confirmado a Efe fuentes de su entorno.

Junto a la autocrítica de la Ejecutiva, ha habido este jueves otras voces como la de la secretaria general en Andalucía, Susana Díaz, que han pedido al partido una reflexión interna porque "algo -ha dicho- no estaremos haciendo del todo bien".

Una petición que ha realizado el día en el que se ha decidido adelantar el proceso de primarias para designar al candidato a la presidencia andaluza, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha anunciado que le disputará ese puesto.

También se han escuchado voces críticas en Ciudadanos. El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, que lideró la corriente crítica contra Inés Arrimadas, ha asegurado que los comicios en Madrid infligieron un "durísimo castigo" a su formación y es necesaria una reflexión y asumir responsabilidades.

Mientras tanto, en el PP se ahonda en el mensaje de que lo sucedido trasciende los límites de Madrid, y su vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, ve evidenciado que su partido es "la casa común del centro-derecha".

Por su parte, la dirección de Podemos no quiere dilatar en el tiempo la sucesión de Pablo Iglesias al frente de la formación morada y, aunque aún no ha decidido oficialmente cómo se producirá ese relevo, fuentes consultadas por EFE apuntan ya a la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, como la dirigente con más posibilidades para asumir el liderazgo.

Las elecciones en Madrid han sido objeto también de comentario por parte de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, quien cree que un horizonte sin elecciones sería bueno para bajar la crispación y reducir la polarización que se ha producido durante la campaña de esos comicios.

Por ello, ha instado a los partidos a buscar consensos imprescindibles como el de la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

Comentarios