domingo 1/8/21

PP llevará a las Cortes un texto abierto a negociar contra el cierre de la hostelería

Por otra parte, el PP afea que la Junta mantiene "un desprecio general a la ciudadanía" en la pandemia
El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, atendiendo a los medios de comunicación en su visita a la ciudad de Guadalajara
El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, atendiendo a los medios de comunicación en su visita a la ciudad de Guadalajara

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha señalado que su grupo llevará al próximo pleno de las Cortes un documento "abierto a negociación y retoque" para que todos los parlamentarios se comprometan en contra del cierre de la hostelería o el deporte y para que la actividad económica "sea compatible" con la gestión de la pandemia de covid-19.

Así lo ha manifestado Núñez en declaraciones a los medios de comunicación en Guadalajara, según una nota de prensa del PP, donde ha indicado que en el próximo este pleno se debatirá, a propuesta del líder de los 'populares' de Castilla-La Mancha, sobre hostelería, reclamando a los diputados que "de manera unánime y conjunta", se manifiesten "en contra de los cierres indiscriminados".

También se propondrá que no cargue "sobre la hostelería o los gimnasios la responsabilidad de la propagación del virus".

Núñez ha dicho que espera que los parlamentarios autonómicos “quieran estar al lado” de los hosteleros o de los centros deportivos y firmen este documento, comprometiéndose en contra de los cierres.

“Espero y deseo que García-Page recapacite”, ha dicho Núñez apelando al presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, y ha considerado que si la Comunidad de Madrid "hace compatible economía y salud", “no se puede permitir” que en Castilla-La Mancha estos sectores no estén abiertos, toda vez que en aquellos municipios con las tasas de incidencia de covid-19 más elevadas se decreta el cierre de la hostelería y los centros deportivos, entre otras medidas.

"En Castilla-La Mancha, con un gobierno socialista, las prohibiciones y los cierres suponen la nota dominante en la forma de gobernar”, ha incidido el jefe de la oposición.

Núñez, que ha realizado estas declaraciones junto al portavoz municipal del PP, Jaime Carnicero, y el senador ‘popular’, Antonio Román, ha asegurado que lo vivido esta semana en la ciudad de Guadalajara -una de las localidades donde se aplican las medidas más restrictivas por el alto riesgo de transmisión comunitaria- "es bochornoso".

Para el presidente del PP de Castilla-La Mancha, es “incomprensible” que los gobiernos regional y local “decidan culpar a la hostelería y a los gimnasios de la propagación del virus”, provocando un "daño terrible" a nivel económico y para su imagen.

El líder de los ‘populares’ ha censurado las formas en las que se han producido estos cierres en la ciudad, ya que se ha enviado las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado “con la orden política” de desalojar los establecimientos como si los usuarios “fueran delincuentes” o si los propietarios “estuvieran haciendo algo de forma incorrecta”.

En cambio, ha defendido que son sectores que “han cumplido los protocolos de salud pública de manera escrupulosa”.

MODELO DE IMPUESTOS DE DÍAZ AYUSO

Por otra parte, el presidente regional del PP ha alabado este viernes la política fiscal de la Comunidad de Madrid y ha avanzado que seguirá proponiendo al jefe del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que imite el ‘modelo Ayuso’ en esta región.

De esta forma se ha expresado el líder regional de los 'populares', tras mantener un encuentro de trabajo con el consejero de Hacienda y Función Pública de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, en el que se ha interesado por el modelo de bajada de impuestos que ha establecido la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, además de conocer de primera mano la propuesta fiscal que realizó el pasado martes con la que pretende una “rebelión” ante la subida de impuestos que prevé el Gobierno de Sánchez.

Núñez ha trasladado al consejero madrileño su compromiso de luchar contra la subida de impuestos "que ya propuso el político pionero en España de la idea de armonización fiscal, que es Emiliano García-Page", ha dicho, con la pretensión de que "se apruebe una ley en toda España que prohíba la bajada de impuestos, tal y como ha hecho la Comunidad de Madrid, y allí se suban los impuestos como hace Page en Castilla-La Mancha”.

Así, el presidente del PP en la región ha reiterado que, tras la propuesta de García-Page, "hay una armonización fiscal al alza para que todos los españoles paguen más". El responsable del PP en Castilla-La Mancha ha recordado también que los vecinos y empresarios de Castilla-La Mancha, separados en el caso de los corredores del Henares y de La Sagra por apenas unos kilómetros, pagan más que sus vecinos de la Comunidad de Madrid, algo por lo que ha reclamado en numerosas ocasiones a García-Page que ponga en marcha una bajada de impuestos.

Núñez ha aprovechado también la reunión para recabar información de las políticas económicas, y más concretamente de la impositiva que la Consejería de Hacienda que dirige Fernández-Lasquetty ha puesto en marcha en la Comunidad de Madrid, interesándose concretamente por la "bajada histórica en el IRPF" anunciada por Ayuso, además de por la bajada en impuestos como Sociedades, Patrimonio y Sucesiones y Donaciones que, precisamente, ha recalcado, "son los tributos que Page se niega a bajar en nuestra región". 

"DESPRECIO GENERAL A LA CIUADANÍA"

Por otra parte, el PP de Castilla-La Mancha ha denunciado que el Gobierno regional ha mantenido "un desprecio general a la ciudadanía" durante toda la pandemia y ha responsabilizado de ello directamente el presidente del Ejecutivo, Emiliano García-Page, que "cuando vinieron mal dadas, fue incapaz de ponerse el mono de trabajo y ponerse al frente de la situación".

El portavoz del PP de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, ha reprochado en declaraciones a los medios de comunicación en Toledo que, por contra, García-Page "lo que hizo fue desprestigiar a los sanitarios, a los mayores, a la residencias y a los médicos que denunciaban lo que estaba pasando en los hospitales" y ha resumido que, en general, "la ciudadanía se ha sentido abandonada" por el presidente autonómico.

En concreto, Cañizares ha centrado sus críticas en la gestión realizada por el Gobierno regional en torno a las residencias de mayores y resaltado que este viernes se cumple un año de que el presidente de Castilla-La Mancha dijo que en las residencias de mayores "no están las personas válidas que pueden bailar o que cantan por la noche. En las residencias está la gente que está muy malita".

Según Cañizares, esas declaraciones fueron "una puñalada dolorosa en el sentimiento de muchos ciudadanos" de la región que tienen a sus familiares en las residencias de mayores y también fueron "un desprecio a la vida de esa gente que lo ha dado todo" por la sociedad actual, porque Castilla-La Mancha "es una región que se construyó con el sacrificio de esas generaciones".

"Indica bien el nivel moral de García-Page, que estaba desbordado por la pandemia", ha acusado Cañizares, que ha apuntado que, según los datos oficiales de la Junta de Comunidades, hasta este jueves, han fallecido 2.035 personas que estaban en residencias de mayores por covid-19, aunque ha apuntado la posibilidad de que sean "muchos más", pues ha lamentado que "en marzo y abril no hacían pruebas covid" y por tanto, se pudieron producir muertes por coronavirus que no estén en incluidas en los datos oficiales de la pandemia.

De hecho, ha calculado que aunque las cifras oficiales de fallecidos por covid-19 en la región rondan los 5.900, "existe un desfase" en los certificados de defunción que apuntan a que 9.000 personas de Castilla-La Mancha han podido morir a causa de la covid-19.

Cañizares ha incidido en que, en el caso de las residencias de mayores, "se han reclamado medidas para afrontar" la pandemia, pero "no se ha hecho caso, y cuando se ha criticado la falta de medios, que era cierto porque ha sido una situación generalizada" en todo el país, "García-Page lo ha negado, diciendo que había de todo".

Para el portavoz del PP de Castilla-La Mancha, "las cosas se han hecho francamente mal, negando la realidad y atacando a los responsables de las residencias de ancianos, que estaban haciendo lo que podían ante el abandono de la Junta, sin poder derivar a los mayores a los centros de salud y hospitales porque estaban desbordados".

En resumen, ha lamentado que en la región se ha vivido "una situación de absoluta precariedad" durante la pandemia, que los ciudadanos van a "llevar todos marcados a fuego".

Comentarios