miércoles 20/1/21

Iglesias presume de unir la izquierda frente al PSOE, que mira a la derecha

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos sitúa al PP "fuera de la democracia" y "no deja otra salida" que acometer una reforma del CGPJ para renovarlo
Pablo Iglesias presume de unir la izquierda frente al PSOE, que mira a la derecha
Pablo Iglesias presume de unir la izquierda frente al PSOE, que mira a la derecha

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha presumido este sábado de haber logrado unir en torno a los Presupuestos al bloque de izquierdas e independentista que a su juicio debería haber dirigido el país desde 2015, y de hacerlo frente a un PSOE que mira a la derecha.

"Quien la sigue la consigue", ha resumido Iglesias durante su intervención en la reunión conjunta de las direcciones de Podemos, IU y los comunes convocada dos días después de aprobarse en el Congreso las cuentas públicas para 2021 con los partidos que favorecieron la investidura de Pedro Sánchez y que, según su visión, están llamados, en adelante, a marcar "la dirección del Estado".

Un logro alcanzado -según ha remarcado en referencia a su socio de coalición, el PSOE- "frente a quienes decían que Unidas Podemos tenía que entregar sus votos para que en España se produjera lo que algunos llaman la geometría variable, que consiste básicamente en poder hacer políticas de derechas con los votos de la izquierda".

Con su estrategia de que ERC y EH Bildu se convirtiesen en los actores necesarios para que los presupuestos de la socialista María Jesús Montero saliesen adelante, Iglesias cree haber roto de forma definitiva una maldición: la exclusión del centro de poder político de la mayoría de izquierdas y "plurinacional" vigente.

Una mayoría que Iglesias aspira a que sea estable y para toda la legislatura frente a la visión del partido mayoritario del Gobierno, el PSOE, que no quiere comprometerse con sus socios de presupuestos y prefiere dejar la puerta abierta a Ciudadanos.

Esta legislatura tiene por delante tres años y el Gobierno va a incorporar a cuantas más formaciones políticas mejor a las iniciativas que tiene por delante", explicaba la portavoz del Gobierno, la socialista María Jesús Montero, en una rueda de prensa.

Iglesias ha avisado a sus socios de que su formación no llegó para "entregar votos de la izquierda a políticas de derechas". Se negó a apoyar la investidura de Pedro Sánchez con Ciudadanos en febrero de 2016 y por ello "aguantó cloacas" y "presión mediática".

"Han tenido que pasar cinco años, repeticiones electorales, escisiones en Podemos y múltiples intentos de obligar a nuestro espacio político a avalar un bloque de gobernabilidad que podríamos definir como de gran centro neoliberal con Ciudadanos. Siempre con Ciudadanos, que garantizaba que las cosas cambiaban lo menos posible", ha llamado la atención.

Ahora, el secretario general de Podemos quiere que se tenga en cuenta que "el Estado es de todos" y no solo de la "derecha españolista española" y por eso reclama que Unidas Podemos y también ERC y EH Bildu participen en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

"Les vamos a decir muy claro: el Estado no es un patrimonio de la derecha españolista española. Nosotros somos tan españoles como cualquiera y el Estado tiene que ser la expresión de lo que votan los ciudadanos", ha argumentado Iglesias.

En su intervención ante las direcciones de todos los partidos que componen Unidas Podemos, Iglesias ha insistido también en trabajar con la vista puesta en un horizonte republicano, que en su opinión llegará más pronto que tarde. "La República debe tener memoria pero ninguna nostalgia", ha dicho.

En la reunión ha intervenido también el coordinador federal de IU y ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien ha pedido prepararse porque la "derecha judicial" va a "disparar" contra el Gobierno y en especial contra Iglesias.

Garzón ha puesto como ejemplo a los países de América Latina donde "la derecha judicial ha sido el instrumento de combate" frente al avance de las fuerzas progresistas y ha pedido asumir que en España puede suceder lo mismo.

La alcaldesa de Barcelona y dirigente de En Comú Podem, Ada Colau, ha pedido por su parte que estas navidades se apoye al comercio local que sostiene al país con el pago de impuestos en lugar de comprar en grandes plataformas como Amazon.

Y ha aplaudido que finalmente se haya impuesto "el sentido común" de parar los desahucios, aunque ha lamentado que esa medida no haya llegado antes.

No obstante, Colau ha pedido no renunciar a la defensa del derecho a una vivienda digna en la elaboración de la Ley de Vivienda. "El lobby inmobiliario especulativo es muy potente y sabemos que el PSOE es muy sensible a esas presiones", ha lamentado la regidora de Barcelona.

Con este encuentro de las direcciones políticas de IU, Podemos y los comunes, Iglesias avanza en su estrategia de buscar cada vez una mayor unidad orgánica de los tres espacios. 

Comentarios