jueves 13/8/20

Gutiérrez (PSOE): Demostraremos que se puede gestionar la crisis con cabeza y corazón

"La estrategia de Núñez la ha abandonado hasta Casado. El problema de Núñez es que es incapaz de girar y sigue en su estrategia de insultos, mentiras y crispación", lamenta Gutiérrez, que considera que "la tercera vía del PP no facilita el diálogo"
El secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha y diputado nacional, Sergio Gutiérrez, en un momento de la entrevista - EFE/Ismael Herrero
El secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha y diputado nacional, Sergio Gutiérrez, en un momento de la entrevista - EFE/Ismael Herrero

El secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha y diputado nacional, Sergio Gutiérrez, afirma que el Gobierno regional demostrará "que se puede gestionar la crisis con cabeza y, sobre todo, con corazón", ya que sostiene que aplicará políticas "totalmente distintas" a las adoptadas por el PP en la anterior recesión.

En una entrevista concedida a la Agencia Efe, Gutiérrez hace balance del primer año de la segunda legislatura de Emiliano García-Page como presidente de Castilla-La Mancha y si bien afirma que el coronavirus "es un punto de inflexión" y por lo tanto "es imposible hacer una línea recta" en estos doce meses, plantea hacer un análisis de "cómo gobierna García-Page".

En este sentido, señala que en la primera legislatura, García-Page "se esforzó en recuperar lo recortado" y cambió "la tendencia impuesta" por su predecesora al frente de la Junta de Comunidades, María Dolores de Cospedal, pasando "del recorte a la recuperación".

Y añade que cuando se ha desatado esta nueva crisis, generada por la COVID-19, "ha hecho radicalmente lo contrario, cambiar la tijera por la ayuda", y pone como ejemplos la puesta en marcha de medidas como la contratación de 4.000 profesionales sanitarios durante la pandemia o las ayudas para pymes y autónomos.

"Vamos a demostrar que se puede gestionar la crisis con cabeza y sobre todo con corazón. Es el mejor balance que se puede hacer de este año", sostiene el también diputado nacional por Toledo.

Gutiérrez recuerda que, antes de la pandemia de COVID-19, se iniciaron reuniones para redactar un nuevo estatuto de autonomía que, entre otros elementos blindara los derechos sociales, y aunque asevera que ahora todos los esfuerzos están centrados en que la salida de la crisis en Castilla-La Mancha sea "rápida y justa", se muestra confiando en poder retomar el diálogo con el resto de partidos y afirma que se intentará que el nuevo estatuto pueda ver la luz en esta Legislatura.

"Obviamente tiene que ralentizarse el debate, porque las prioridades del coronavirus apremian", asegura Gutiérrez, que también plantea que ese diálogo con los partidos pueda reiniciarse después de los congresos provinciales que el PP, que se prevén para finales de este año o primeros de 2021.

De esos congresos provinciales del PP, Gutiérrez ve "casi posible y deseable" que "salgan contrapesos estratégicos" a la "radicalidad" del presidente del PP regional, Paco Núñez, y apunta la posibilidad de que "desde las provincias puede haber un cambio de dirección en la estrategia del PP", pues asegura que "hay debate en las cinco provincias".

Para Gutiérrez, en el PP hay "tres modelos", uno que representa la "derecha moderada" que encabeza el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; la "derecha más tradicional, inclinada más hacia la dureza" representada en el presidente del PP, Pablo Casado, y "la extrema derecha", en la que a su entender compiten en Castilla-La Mancha Paco Núñez y el presidente de Vox, Santiago Abascal.

"La estrategia de Núñez la ha abandonado hasta Casado. El problema de Núñez es que es incapaz de girar y sigue en su estrategia de insultos, mentiras y crispación", lamenta Gutiérrez, que considera que "la tercera vía del PP no facilita el diálogo".

Otro de los temas que sigue sobre la mesa es el trasvase Tajo-Segura y Gutiérrez celebra el "cambio de rumbo" que afirma que se está produciendo en la política del agua, que le hace prever que "a medio plazo" el trasvase del Tajo al Levante se quedará como un recurso de urgencia para garantizar el agua para el consumo humano.

Para ilustrar este cambio, Gutiérrez recuerda que el Gobierno central está tramitando el nuevo plan de cuenca del Tajo, que prevé duplicar o triplicar el caudal mínimo en puntos como Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina, así como el informe del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), que propone rebajar la cantidad de agua trasvasable de la cabecera del Tajo de 38 a 27 hectómetros cúbicos, cuando los pantanos estén en nivel 2.

"No podemos dejar de poner en valor que, por primera vez, estamos ganando la batalla del agua", subraya Gutiérrez, que confía en que, gracias a los cambios normativos y el aumento de la desalación de agua en el Levante se podrá "hacer justicia con el Tajo".

Gutiérrez también hace balance del primer año de mandato en los ayuntamientos -en algunos gobierna en coalición en Cs- y celebra que "frente al eje del boicot" que a su entender se dio en la pasada legislatura en ciudades como Guadalajara, Albacete o Talavera, con gobiernos del PP, en la actualidad hay un "eje de colaboración" entre todas las administraciones, que afirma que ha desembocado en una "estrategia de eficacia de gestión de recursos" que sirve para la creación de empleo y atracción de nuevas empresas.

En cuanto a la situación de Dosbarrios, donde los ediles del PSOE rompieron el acuerdo con Cs para dar la Alcaldía al PP, Gutiérrez confirma que estos concejales han sido expulsados del partido y que en los próximos días se creará una gestora para reorganizar la agrupación.

Más información en vídeos 
Comentarios