lunes 21/6/21

PP acusa a Bellido de impedir plenos en la Cortes y así evitar el control a García-Page

Por otra parte, Núñez defiende a Madrid tras las quejas de García-Page: "Cuando se queda sin ideas para seguir prohibiendo, busca culpables"
Las diputadas regionales del PP, Lola Merino y Ana Guarinos, durante la rueda de prensa que han ofrecido en el Parlamento regional
Las diputadas regionales del PP, Lola Merino y Ana Guarinos, durante la rueda de prensa que han ofrecido en el Parlamento regional

El grupo parlamentario popular en las Cortes de Castilla-La Mancha ha acusado al presidente de la Cámara, Pablo Bellido, de impedir la celebración de plenos para que el presidente regional, Emiliano García-Page, no se someta al control de la oposición, algo que el PP considera "muy grave" porque supone "un ataque a la democracia desde la propia democracia".

La vicepresidenta segunda de las Cortes, la diputada del PP Ana Guarinos, y la portavoz del grupo popular, Lola Merino, han explicado este lunes, en una rueda de prensa telemática, que esta situación no se está dando en ninguna otra comunidad autónoma, que están celebrando sus plenos "con total normalidad democrática", ha apuntado Merino.

Según han explicado las diputadas, en el mes de enero se debían haber celebrado tres plenos, los días 14, 21 y 28, pero el 28 no hubo y el 14 fue uno monográfico sobre las ayudas a pymes y autónomos, aunque "nada impedía" que ese día se hubieran abordado más temas y cuando, además, fue en diciembre cuando el PP pidió que se hablara en las Cortes de esas ayudas a los sectores afectados por la pandemia.

Merino ha agregado que la semana pasada no hubo pleno ya que fue "anulado" por el presidente de las Cortes "con engaño a esta portavoz" ya que le comunicó que la semana se dedicaría a comparecencias y que el PP podía presentar las que considerara oportunas, pero el grupo popular pidió que comparecieran todos los consejeros, para hablar de la tercera ola y de los efectos de la borrasca 'Filomena', y solo hubo dos, de la directora general de Radio Televisión Castilla-La Mancha y de la consejera de Bienestar Social.

"Es grave lo que está sucediendo en las Cortes", ha señalado Merino, porque Bellido "está impidiendo la celebración de plenos para que Emiliano García-Page no se someta al control parlamentario" en un año con una situación muy complicada y con "mucho sufrimiento" en la comunidad autónoma.

Según ha dicho, el 1 marzo se cumplirá un año desde que se detectó el primer contagiado de coronavirus en Castilla-La Mancha, en la provincia de Guadalajara, y en este tiempo García-Page "no ha comparecido ni una sola vez" en las Cortes desde que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, delegó la responsabilidad en las comunidades autónomas, ya que solo hubo una comparecencia y fue el 2 de mayo de 2020.

Merino ha avanzado que el PP no va a permitir "este ataque a la democracia desde la propia democracia" y ha considerado que a García-Page se le "está subiendo la mayoría absoluta a la cabeza" y no diferencia entre el poder ejecutivo del legislativo, al tiempo que ha señalado que "las Cortes no son el cortijo de Page aunque tenga mayoría".

También ha dicho que las Cortes son la representación de la soberanía popular y al no comparecer en ellas está "rehuyendo rendir cuentas" a los ciudadanos de Castilla-La Mancha, que "ahora más que nunca" necesita conocer porqué se toman determinadas medidas.

Por su parte, Guarinos ha tachado de "intolerable" el rodillo parlamentario que se está utilizando en el Parlamento autonómico y ha afirmado que "lo más grave" es que Pablo Bellido "acepte" limitar la actividad parlamentaria y "silenciar" al Parlamento.

A su juicio, la declaración del estado de alarma no tenía porqué haber afectado a la actividad parlamentaria, y de hecho el PP votó en contra de suspender la actividad parlamentaria y los plazos reglamentarios, pero lo que ha sucedido en las Cortes regionales es que "prácticamente" se ha paralizado toda la actividad parlamentaria y "todo lo que tuviera que ver con el control del parlamento".

Guarinos ha acusado a Bellido de haberse convertido "en un miembro más del Gobierno regional" y de actuar "con total y absoluta imparcialidad", ha dicho que la separación de poderes en Castilla-La Mancha "está tocada" y ha argumentado que otros parlamentos están funcionando con normalidad, con plenos y comisiones presenciales guardando las medidas de seguridad.

En este sentido, se ha preguntado porqué pueden ir los escolares y docentes a los centros educativos y los diputados no pueden acudir presencialmente al Parlamento, y ha recalcado que la pandemia no puede ser una excusa para no celebrar plenos y comisiones. 

DEFENSA DEL GOBIERNO DE MADRD

Por su parte, el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha salido en defensa del Gobierno de la Comunidad de Madrid después de las quejas enunciadas por el líder del Ejecutivo castellano-manchego al respecto de las medidas poco restrictivas implementadas en la región vecina.

"Cuando se queda sin ideas para seguir cerrando, busca culpables. Aparece de vez en cuando para prohibir, cierra gimnasios, cierra el turismo y ha prohibido trabajar a la hostelería sin un plan de rescate", ha dicho a preguntas de los medios desde la localidad toledana de Villacañas.

"Cuando Page se queda sin capacidad de seguir prohibiendo, busca culpables, y vuelve a culpar a la Comunidad de Madrid como ha hecho otras veces", ha lamentado.

Del mismo modo, ha pedido mejorar el plan de vacunación para poner 20.000 dosis al día, ya que si no se alcanza ese ritmo "no habrá un 70% de la población vacunada en verano".

Igualmente ha retomado su reivindicación de abrir a pleno rendimiento el nuevo Hospital de Toledo para atender los casos de COVID.

"Núñez no es García-Page y por suerte nunca lo seré. Si fuera presidente estaría 24 horas al día luchando contra el virus y ayudando a la gente", ha zanjado al respecto.

Por otra parte, el presidente del PP de Castilla-La Mancha ha pedido al Gobierno regional un plan de ayudas para el sector agroalimentario que se está viendo afectado por plagas de conejos, exigiendo además de una solución, indemnizaciones por las pérdidas.

Núñez ha pedido al Gobierno regional que "se tome en serio esta situación", y ve fundamental que la Junta dé solución a esta problemática que "está arruinando a muchos agricultores".

"Es fundamental poner encima de la mesa soluciones, desde el control de la plaga hasta indemnizaciones por los daños", ha considerado Núñez, quien ha apuntado que en la próxima Comisión de Agricultura en las Cortes se pedirá al consejero Francisco Martínez Arroyo que "se ponga manos a la obra".

Estas soluciones tienen que ser "urgentes e inmediatas" después de que se haya agravado el problema tras el pasado temporal. "El campo necesita ayudas", ha incidido el presidente regional del PP.

Comentarios