martes 24/11/20

Sánchez llama a la unidad y al entendimiento pero la oposición desconfía o pone condiciones

- El presidente del Gobierno asegura que el Plan de Recuperación impulsará el PIB por encima del 2% en la próxima década.

- Asegura que el Gobierno garantiza una legislatura larga y exige al PP que pacte la renovación del CGPJ y del Tribunal Constitucional

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la conferencia que ha ofrecido en la Casa de América de Madrid
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la conferencia que ha ofrecido en la Casa de América de Madrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha abierto el curso político con un llamamiento a la unidad y al entendimiento a la oposición, que ha respondido con desconfianza o con condiciones para el diálogo y la negociación del proyecto inmediato más importante, los presupuestos de 2021.

A dos días de iniciar con el líder del PP, Pablo Casado, una ronda de contactos con las fuerzas políticas, Sánchez ha empezado esta semana clave con una conferencia a la que han asistido los responsables de las principales empresas cotizadas del país.

Y ante ellos ha prometido una legislatura "dilatada y estable" y ha pedido el concurso de todos para abordar la reconstrucción.

Acompañado de casi todo el Gobierno, menos los ministros de Cultura y Universidades, Sánchez ha pedido "desterrar la lucha partidista" en este momento para dar la batalla al coronavirus y buscar la recuperación económica.

"Lo tenemos todo para salir adelante; si España quiere, España puede, pero tenemos que querer muchos", ha dicho y, aunque no ha citado la negociación más importante que le espera, la de los presupuestos, ha advertido que "cuanto mayor sea la base parlamentaria" para alcanzar acuerdos, "más rápida será la recuperación".

Sánchez ha augurado además que el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que ultima su Ejecutivo, llevará a la economía española a volver a crecer y hacerlo por encima del 2 por ciento, aunque no ha especificado cuándo llegarán esos datos positivos.

Ha sido un discurso sin anuncios y con el reclamo de la unidad y el entendimiento como ejes el que Sánchez ha dado este lunes, en una jornada en la que han vuelto a reunirse tras las vacaciones las direcciones de los principales partidos, incluida su ejecutiva del PSOE, ante la que ha expuesto los mismos mensajes.

Mientras, en el PP, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se estrenaba como nuevo portavoz nacional del partido y lo ha hecho para responder al jefe del Ejecutivo. "España puede; la pregunta es si Pedro Sánchez puede", porque ha sido "incapaz" de aprobar un presupuesto en dos años y medio, ha dicho.

Almeida, que ha insistido en que el PP no puede pactar los presupuestos con Podemos, ha ahondado en las desavenencias internas en el Ejecutivo y le ha pedido a Sánchez que aplique a sus socios de coalición la petición de "no enfrentar a una España con la otra".

"Si entre ellos no son capaces de arrimar el hombro, no nos pueden pedir a los demás que arrimemos el hombro", ha añadido.

El miércoles Sánchez se verá con el líder de los populares, Pablo Casado, y por la tarde lo hará con la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quien este mediodía ha confirmado su disposición a negociar los presupuestos, aunque no quiere abordar otras discusiones, como la renovación del CGPJ. Se negará, ha advertido, a hablar del "reparto de los jueces".

En Ciudadanos serán "constructivos" pero "muy exigentes" con la negociación presupuestaria, ha dicho Arrimadas, quien ha aprovechado la ocasión para hacer un nuevo reproche al socio de Gobierno de Sánchez, Podemos, al lamentar que el partido de Iglesias prefiera negociar con Bildu o Esquerra.

Sánchez ya ha dejado clara su intención de negociar con Cs a pesar de las reticencias de Iglesias y de Podemos, que insiste en apostar por que se repita la mayoría de la investidura, y de buscar el apoyo de Esquerra.

Pero como recordaba este lunes la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras ya dijo hace unos días que ERC no apoyará los presupuestos del Estado.

Una afirmación a la que Esquerra ha respondido diciendo que el Ejecutivo no ponga a este partido como excusa para su "giro a la derecha", como ha apuntado la portavoz de ERC, Marta Vilalta. "Lo hacen ellos solos, lo hace el PSOE, lo hace Podemos y lo hace el Gobierno", ha dicho.

Vilalta ha advertido además que no se da el "contexto favorable" que siempre ha pedido Esquerra para negociar cuestiones como los presupuestos, que consiste en que la vía de negociación sobre Cataluña "esté abierta".

Así las cosas, Sánchez se verá con ERC el jueves, el mismo día que hablará con el PNV, partido con el que la relación es mucho más fructífera, entre otras cosas porque los socialistas vascos ya han llegado a un principio de acuerdo para repetir el Gobierno de coalición presidido por Iñigo Urkullu en Euskadi.

Más información en vídeos 
Comentarios