sábado 5/12/20

Próximo objetivo para el Gobierno de coalición: aprobar el proyecto de presupuestos

El Gobierno entiende que ha salido reforzado de la pelea entre las derechas en el Congreso y con una imagen de unidad que se apuntalará pronto, en cuanto el presidente, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, presenten las líneas maestras del proyecto presupuestario
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en una imagen de archivo en el Congreso
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en una imagen de archivo en el Congreso

Una vez superado el trago dulce de la moción de censura, el Gobierno se enfrenta ahora al siguiente objetivo: aprobar el proyecto de presupuestos en el Consejo de Ministros la próxima semana, con lo que empieza la cuenta atrás para que el PSOE y Unidas Podemos limen sus últimas asperezas.

El Gobierno entiende que ha salido reforzado de la pelea entre las derechas en el Congreso y con una imagen de unidad que se apuntalará pronto, en cuanto el presidente, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, presenten las líneas maestras del proyecto presupuestario.

Pero antes tendrán que cerrar los flecos, previsiblemente con un encuentro entre ambos que remate el trabajo de los equipos negociadores. A los desencuentros por el alcance de las reformas impositivas, Iglesias ha incluido la petición de que, junto al presupuesto, se impulse la regulación de los precios del alquiler a la que ambas partes se comprometieron en la investidura.

El vicepresidente segundo prometió ya a los sindicatos de inquilinos intentar que la limitación de los alquileres se aprobase, y también ERC lo ha marcado como condición sine qua non para facilitar las cuentas, pues daría cobertura legal a la ley aprobada en esa línea por el Parlament de Catalunya.

Podemos asume que el ministro competente, el de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, prefiere esperar e incluir en todo caso la regulación en la ley de Vivienda.

Y aunque en las filas de Pablo Iglesias dan por hecho que no habrá enroque y se alcanzará un acuerdo con el PSOE pronto, sí buscan visibilizar que ellos están dispuestos a actuar ya. Y por ello este viernes harán visible su presión en el Congreso por limitar el precio del alquiler este viernes junto a ERC y EH Bildu y otros grupos del arco parlamentario también socios de Sánchez.

Los de Iglesias defienden que asumir esa petición pondría mucho más fácil el apoyo de ERC y del bloque de la investidura a unas cuentas que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha comenzado ya a negociar con los socios, tal y como pactaron Sánchez e Iglesias después del enfado de éste por lo que consideraba un intento de los socialistas por dar prioridad a Ciudadanos.

Con el proyecto de presupuestos en el horno y los contactos con ERC y Junts per Cat encarrilados, Iglesias hizo ayer en el Congreso una llamada a las fuerzas políticas que apoyaron al Gobierno en la investidura a que les permitan sacarlos adelante.

Tienen que saber leer la oportunidad histórica que implica asumir en estos momentos una dirección de Estado que lo reforme, lo democratice, apueste por lo público", ha pedido Iglesias.

Para Unidas Podemos sigue siendo crucial que el PSOE no mire a Ciudadanos, por mucho que en el grupo parlamentario de los de Iglesias sospechan que los de Inés Arrimadas parecen haber tomado ya la decisión de "salir de la foto de Colón".

Unidas Podemos, afirman en el grupo, no puede controlar la decisión que tome Ciudadanos, pero sí velará porque en el proyecto pactado con el PSOE no se introduzcan cambios ni medidas "de derechas" para contentarlos, de modo que, si apoyan las cuentas, sea prácticamente gratis.

Porque, pese a que la coalición parece "engrasada", Podemos quiere evitar a toda costa un pacto con Ciudadanos, formación a la que el vicepresidente segundo considera una "marioneta de los poderosos", de modo que ahora viene la parte de evitar que los socialistas caigan en la tentación de mirar a la derecha.

Un camino en el que no está solo Podemos, pues también en las filas del PSOE hay quien tiene una preferencia clara.

La maquinaria en el Congreso está también activada, pues el Pleno ha debatido esta semana el techo de gasto, lo que abre la puerta a que el proyecto de presupuestos pueda presentarse en las Cortes.

Técnicos de Hacienda ya se han reunido con Más País, Compromís, BNG y EH Bildu, al tiempo que ERC y JxCAT han reconocido contactos telefónicos y presenciales para hablar de las cuentas públicas.

Tras una semana difícil por la petición del juez del caso Villarejo de imputar a Pablo Iglesias, la fracasada moción de Vox y la proximidad de la presentación de los presupuestos parecen dar algo de aire a la coalición. 

Más información en vídeos 
Comentarios