jueves 22/10/20

Junta ve absurdo el dinero en los bancos y defiende que municipios usen superávit

- El Gobierno regional aboga por un fondo estatal no reembolsable para los ayuntamientos como el de las CCAA y que ha pedido la FEMP.

- PP y PSOE se enzarzan a cuenta del apoyo de la Junta a los ayuntamientos de la región mientras Cs les afea su "bajo nivel político".

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, durante su intervención en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, durante su intervención en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado este jueves tres propuestas de resolución de los tres grupos parlamentarios -PSOE, PP y Ciudadanos (Cs)- que coinciden en la necesidad de que los ayuntamientos puedan destinar su superávit de 2019 y sus remanentes de tesorería a paliar las consecuencias derivadas de pandemia por COVID19, en materia social y de empleo.

En concreto, la propuesta del partido naranja, que también pide instar al Gobierno de España a que acometa la reforma del sistema de financiación local, teniendo en cuenta criterios como la dispersión geográfica, ha salido adelante con 23 votos a favor de PSOE y Cs y diez abstenciones.

Con el mismo resultado ha salido adelante la iniciativa del PSOE, que plantea, asimismo, instar al Ejecutivo central a reformar la ley reguladora de las bases de régimen local, adecuándola a las necesidades de la España del siglo XXI.

Por su parte, la propuesta del PP para instar al Gobierno de España a desbloquear las entregas a cuenta que adeuda a los ayuntamientos y comunidades y la liquidación del IVA de 2017, así como a flexibilizar la regla de gasto para las entidades locales ha sido aprobada por unanimidad.

Durante la sesión plenaria, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha defendido que los ayuntamientos puedan utilizar el superávit de 2019 y el remanente de tesorería acumulado de años anteriores para paliar las consecuencias de la crisis sanitaria y ha considerado “un absurdo” que haya necesidad y que el dinero se mantenga en las entidades financieras.

El titular de Hacienda ha comenzado su intervención mostrado su reconocimiento al trabajo de los alcaldes durante la crisis y ha considerado “llamativo” que los ‘populares’ defiendan el municipalismo cuando son los “culpables”, ha dicho, de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la de Racionalidad y Sostenibilidad de la administración local (LERSAL), dos normas “estrictamente restrictivas que atacaron la autonomía de los municipios”.

Ruiz Molina ha resaltado la importancia de contar con un nuevo sistema de financiación autonómica y local, regido por tres principios: suficiencia, autonomía financiera y lealtad institucional, y ha abogado por que, mientras se negocia, se establezcan otros mecanismos “a corto plazo” que faciliten que el dinero que han pagado previamente los ciudadanos se les reintegre en forma de bienes y servicios.

El consejero también ha apostado por una flexibilización de la regla de gasto y se ha mostrado partidario de un fondo no reembolsable para los ayuntamientos como plantea la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Del mismo modo, ha hecho hincapié en que en la anterior legislatura se incrementó la financiación a las corporaciones locales en más de un 60 por ciento, llegando hasta los 225 millones de euros.

Además, ha afeado al PP regional que sea el partido “que más chinas está poniendo” para alcanzar acuerdos y le ha solicitado que le pida a su líder nacional, Pablo Casado, “que deje negociar con libertad al Gobierno de Pedro Sánchez porque está en juego mucho dinero”, en alusión a los fondos europeos.

En la misma línea, el presidente del grupo socialista, Fernando Mora, ha apostado por un nuevo modelo de financiación local, ya que, a su juicio, la LERSAL “ha sido el freno del desarrollo económico en muchos municipios y no garantiza la suficiencia financiera de las corporaciones locales”.

Igualmente, ha lamentado que, al contrario de lo que ha sucedido en otras comunidades autónomas, como Castilla y León y Aragón, donde han sido capaces de alcanzar un acuerdo entre todas las fuerzas políticas, en Castilla-La Mancha ha faltado el PP en el Pacto por la Reconstrucción, lo cual ha achacado a “cálculos y estrategias electorales”.

Por su parte, el diputado del PP Emilio Bravo, ha asegurado que los ayuntamientos están asumiendo “más competencias” de las que les corresponden y “con escasos fondos”.

Por este motivo, ha considerado “fundamental” no poner restricciones al superávit y ha abogado por modificar la Ley de Haciendas Locales y por que el remanente de tesorería de las diputaciones se pueda utilizar para ayudar a los municipios para que tengan más liquidez.

De su lado, el diputado de Cs David Muñoz se ha sumado a la defensa de una reforma del sistema de financiación local y autonómica, al tiempo que ha señalado que el Gobierno regional debe garantizar, asimismo, una financiación “adecuada” para los ayuntamientos, por lo que ha demandado un aumento del fondo regional de cooperación local.

Igualmente, ha reclamado que se clarifiquen las competencias de la Junta para evitar duplicidades y hasta “triplicidades”, de manera que el gasto sea “más eficiente”.

RECONOCIMIENTO A LA LABOR DE LOS AYUNTAMIENTOS

Por otra parte, el pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha reconocido la labor realizada por todas las administraciones públicas durante la pandemia de la COVID-19 y han agradecido el esfuerzo de los alcaldes, así como han instado al Gobierno regional a reivindicar ante el Gobierno de España la necesidad de una financiación adecuada para paliar el impacto de la crisis.

El Parlamento ha aprobado la resolución del PSOE -con 19 votos a favor, 10 en contra del PP y cuatro abstenciones de Ciudadanos (Cs)- y la propuesta de resolución de la formación naranja -respaldada por el PSOE y con el rechazo del PP- tras el debate general en el que han analizado la situación actual de las entidades locales y en el que cada grupo parlamentario ha defendido el municipalismo y su apoyo a los ayuntamientos.

Durante su intervención, el presidente del grupo parlamentario Ciudadanos (Cs), Alejandro Ruiz, ha lamentado el nivel de la política regional y ha señalado que los ayuntamientos son "trincheras" para los partidos que, a su modo de ver, han ido este jueves al Parlamento autonómico "para ver quién es más municipalista".

Por parte de la formación 'naranja', ha indicado que apoya la municipalidad, como el resto de formaciones, y ha explicado que en la resolución propuesta para este debate insta a la Junta de Comunidades a que apoye la financiación necesaria para los municipios, así como que se definan los objetivos y competencias de cada administración para que los ayuntamientos "asuman sus competencias y no otras".

Por su parte, la diputada regional del PP María Roldán, también alcaldesa de Horcajo de Santiago (Cuenca), ha manifestado durante su comparecencia que los alcaldes se han sentido "solos y huérfanos" del Gobierno regional durante la pandemia, a pesar de que han pedido "ayuda y auxilio" durante semanas ante lo que han recibido "insultos y mentiras" por parte del presidente regional, Emiliano García-Page, ha lamentado.

Roldán ha dicho que todas las actuaciones que han llevado a cabo las administraciones municipales "las volverían a hacer" y ha resaltado que "ningún alcalde lo va a echar en cara" como sí ha considerado que lo ha hecho la Junta de Comunidades cuando ha repartido material o desinfectado calles.

De su lado, la portavoz del grupo socialista, Ana Isabel Abengózar, ha lamentado que el PP haga "cero propuestas" y sin embargo dedique su tiempo a "insultar" al presidente de Castilla-La Mancha por declaraciones por las que "ya ha pedido disculpas".

Abengózar ha hecho hincapié en la "lealtad institucional" de los ayuntamientos y de las diputaciones provinciales en la gestión de la pandemia, al tiempo que ha alabado el trabajo del Gobierno regional en este marco de colaboración entre instituciones, y ha reivindicado de nuevo que los ayuntamientos puedan gastar el 100 % de su superávit y remanente.

En la misma línea, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha destacado el trabajo que han desarrollado todas las administraciones y, en concreto en el ámbito local, alcaldes, concejales, empleados públicos, Policía Local y voluntarios de Protección Civil así como muchos ciudadanos que "han aportado su grano de arena, como todos, en la medida de sus posibilidades".

Ruiz Molina ha afeado a la diputada del PP que haya aparecido "como una plañidera y haciendo teatro" y le ha acusado de tener más "demagogia" incluso que la portavoz 'popular' en las Cortes, Lola Merino, y de erigirse como la representante de todos los municipios de la región, labor que le corresponde, ha dicho, a la presidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en Castilla-La Mancha, Agustina García.

Asimismo, ha acusado al líder del PP en la región, Paco Núñez, de utilizar el municipalismo como "arma con carácter arrojadizo” contra el presidente regional.

Además, el responsable regional de Administraciones Públicas ha coincidido con la portavoz socialista en señalar la ausencia de propuestas por parte del PP y usar el debate para "exclusivamente insultar” a García-Page, del que ha dicho que "no hay dudas" sobre su municipalismo, como tampoco del Gobierno autonómico.

Más información en vídeos 
Comentarios