miércoles 2/12/20

García-Page reclama más liderazgo nacional y critica que se autorice el cierre a la carta de Madrid

El presidente de Castilla-La Mancha cree que si este tipo de cierre se permitiera a nacionalistas habría "protestas con la bandera detrás": "La ley dice con claridad que el mínimo son 7 días"
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha inaugurado este viernes en Ciudad Real el encuentro empresarial ‘Hacia una recuperación económica en España y en Europa’
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha inaugurado este viernes en Ciudad Real el encuentro empresarial ‘Hacia una recuperación económica en España y en Europa’

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dicho este viernes que la segunda ola de coronavirus "hace ya tiempo que sobrepasó las autonomías y no tardaremos mucho en que se reclame con voz muy alta que haya, no solo más homologación de medidas, sino más liderazgo a nivel general".

En una entrevista en Antena 3, García-Page, que ha reconocido que "la clase política nacional, como educadora, tendría un suspenso monumental", ha lamentado que el problema es "el desconcierto que se plantea desde hace ya mucho tiempo en el ámbito nacional".

"Entiendo a la ciudadanía, no ya que esté cansada, sino desorientada" porque a estas alturas el virus es el mismo en toda España, por tanto, la receta tendría que ser la misma, pero así "no ganamos en eficacia".

"En España algunos hablamos de ola del virus y otros de olas políticas", ha señalado García-Page, quien ha añadido que si el planteamiento de cerrar por días, como ha hecho Madrid, "lo hace Torra, la reacción de unos partidos sería una, y si lo hace el PP es otra y según en qué partes de España".

Para el presidente castellano-manchego, "lo cierto es que la política no está ayudando a combatir el virus, eso es lo lamentable del país".

Ha manifestado que las previsiones sobre la covid-19 "obligan a tomar medidas más preventivas" y ha añadido que la gente no les perdonaría "una segunda ola de ingenuidad, la primera era entendible, la segunda no".

El Gobierno de España ha dejado a las autonomías la responsabilidad de decidir, "no ya sobre los médicos que hay que contratar o sobre los rastreadores, sino sobre las libertados públicas, y eso está llevando ahora mismo a una especie de ensalada de decisiones", ha dicho el presidente castellano-manchego, que prefiere un planteamiento más homologable, pero que también entiende que España "tiene un sistema plural de gestión en el que hay que adaptar las decisiones a los territorios".

Por otro lado, García-Page ha comentado que este año es "excepcional", y aunque a día de hoy no es posible el optimismo, se está trabajando en el medio plazo, ha afirmado.

"Nos podemos encontrar dentro de dos años con problemas para gastar el dinero que viene de Europa. Se lo aseguro, porque los fondos que ha puesto en circulación la Unión Europea son en su conjunto más que el famoso plan Marshall que se supone reactivó la economía europea después de la Segunda Guerra Mundial", ha dicho García-Page.

Más información en vídeos 
Comentarios