viernes 7/8/20

Las Cortes de CLM piden asegurar distancia social y reparto de material a centros educativos

El Gobierno de Castilla-La Mancha cree que la respuesta a la crisis ha sido “sobresaliente” en Educación
La consejera de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Rosa Ana Rodríguez, durante su intervención en el pleno de las Cortes regionales
La consejera de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Rosa Ana Rodríguez, durante su intervención en el pleno de las Cortes regionales

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado por unanimidad la propuesta de resolución de Ciudadanos (Cs) de instar al Gobierno regional a asegurar el respeto a la distancia social en los centros educativos, así como la iniciativa del PSOE de garantizar el reparto de material sanitario en cantidad suficiente, que ha salido adelante con el apoyo de Cs y la abstención del PP.

La propuesta de Cs también pide asegurar la educación a partir del mes de septiembre desde los 0 años, utilizar todos los espacios de los centros y de otros que faciliten los ayuntamientos y otros organismos y realizar una evaluación inicial en septiembre para conocer el nivel de los alumnos, mientras que la del PSOE plantea establecer un plan de contingencia para el curso 2020-2021 y un plan de medidas de seguridad en los servicios complementarios, tales como transporte y comedor.

Por su parte, la iniciativa del PP de instar al Ejecutivo autonómico a habilitar un presupuesto especial para la vuelta a clase y a asumir los costes del material sanitario ha sido rechazada con el voto en contra de los socialistas y la abstención de Cs.

Durante su intervención en el pleno, que se ha celebrado este jueves, la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha asegurado que, como consecuencia de la crisis sanitaria, los docentes se han enfrentado a “unos retos jamás pensados” para sustituir la actividad lectiva presencial por el aprendizaje a distancia y ha opinado que se ha aprobado con “sobresaliente” esta “difícil prueba”.

La titular de Educación ha insistido en que la situación se ha superado “con nota” gracias al esfuerzo de toda la comunidad educativa y con el respaldo de la Administración y en que se reaccionó “con rapidez” para responder a las nuevas circunstancias y para mantener la actividad formativa a pesar de las “difíciles circunstancias”.

“Habrá un antes y un después en materia educativa tras esta pandemia”, ha afirmado Rodríguez, quien ha añadido que el próximo curso se centrará en dar respuesta a las necesidades del alumnado desde el punto de vista pedagógico y sanitario.

Para ello, ha destacado la necesidad de contar con un plan de contingencia que contemple las “posibles incidencias” que puedan producirse, en el que se recogerán las aportaciones que los centros educativos están trasladando a la Junta, en base a dos documentos de los ministerios de Sanidad y de Educación sobre normas de desinfección y medidas frente a la COVID-19 que se les ha remitido previamente.

Ha explicado que, desde el punto de vista sanitario, se incidirá en la limitación de contactos, medidas de higiene personal, limpieza y ventilación de espacios y gestión precoz ante la aparición de un caso y ha recordado que el Ejecutivo autonómico dotará a los centros de más de un millón de mascarillas reutilizables, 18.000 dispensadores de hidrogel y 10.000 mamparas de metacrilato.

En el apartado pedagógico, ha dicho que se está trabajando en adaptaciones programáticas para recuperar “aprendizajes no alcanzados”, así como en planes de refuerzo y apoyo para el alumnado que experimente mayores dificultades y un plan de digitalización para mejorar la comunicación a distancia.

Y ha reiterado que no se incrementarán las ratios ni habrá despidos, sino que, por el contrario, se va a contratar a más profesores “para acometer los desdobles pertinentes”.

También ha resaltado que hay que estar preparados para tres posibles escenarios: de presencialidad, semipresencialidad y no presencialidad, en base a los que se están elaborando los respectivos protocolos.

Igualmente, ha apuntado a los “miedos” que, a su juicio, se están sembrando con determinadas manifestaciones y ha remarcado que el Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando “intensamente” de cara a un inicio de curso “seguro”.

En la misma línea, se ha pronunciado la diputada del PSOE Manuela Casado, quien ha puesto en valor el trabajo que han realizado los profesores durante la pandemia y ha indicado que el mensaje de cara al comienzo de curso tiene que ser de “tranquilidad”.

Sin embargo, el parlamentario del PP Benjamín Prieto ha considerado que la “incertidumbre e inseguridad” se han incrementado y ha recriminado al Gobierno regional que haya “derivado” a los centros educativos la responsabilidad de aportar soluciones.

También la portavoz de Ciudadanos, Carmen Picazo, ha señalado que la vuelta a las aulas presenta “muchas sombras y pocas certidumbres” y ha aseverado que no duda de la labor de los docentes, pero sí de que la respuesta a la situación llegue al “aprobado”, pues ha habido alumnos que no han tenido la posibilidad de contar con clases virtuales.

Más información en vídeos 
Comentarios