miércoles 27/10/21

García-Page, a disposición de Sánchez para responder a la crisis de Afganistán

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha muestra especial preocupación por la situación de las mujeres afganas: "Ellas peligran especialmente"
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presidido de forma telemática, la XXVIII Sesión Plenaria de la Asamblea de las Regiones Europeas Vitícolas (AREV), desde el Palacio de Fuensalida de Toledo
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en una imagen de archivo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha remitido este martes una carta al presidente del Gobierno poniendo a su disposición los recursos del Ejecutivo autonómico para "poder dar la mejor de las respuestas" al conflicto que vive Afganistán y ha aludido, en concreto, a la "vulnerabilidad extrema" que sufren niñas y mujeres.

En la misiva a Pedro Sánchez, a la que ha tenido acceso Efe, García-Page ha señalado que la comunidad internacional está "muy preocupada" por la situación que hay ahora mismo en Afganistán "en particular, y de manera muy especial, por las de las mujeres y niñas afganas que, con la toma de poder por parte del régimen talibán, ven cómo peligran sus derechos y libertades".

En este sentido, el presidente de Castilla-La Mancha ha explicado que "para muchas mujeres y niñas es cuestión de vida o muerte, ya sea porque han cursado estudios, porque trabajan fuera de casa o porque han colaborado con las fuerzas internacionales en la construcción de un estado democrático ya desaparecido".

Al respecto, ha indicado que estas circunstancias "las coloca en una posición de vulnerabilidad extrema y de hecho, hoy ser mujer en dicho país es un peligro para la integridad física y moral de millones de mujeres".

Emiliano García-Page ha aclarado en su carta a Pedro Sánchez que el Gobierno regional es "consciente" de que se trata de un problema "de enorme envergadura" que un estado por sí solo "no puede abarcar", pero también ha subrayado que "se hace necesario algún tipo de respuesta internacional eficaz para quienes hoy ven peligrar su vida claramente".

Ha reconocido, en este sentido, el "esfuerzo" del Gobierno español "de cara a lograr el respeto absoluto de los derechos humanos y libertades en este país".

Por su parte, la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, ha explicado que con la llegada de los talibanes al poder la situación para cientos de miles de ciudadanos es extremadamente grave y delicada, pero especialmente para las mujeres y las niñas, ha informado la Junta en un comunicado.

"Ahora mismo ya han perdido su identidad y su libertad, están obligadas a ir en burka, no pueden enseñar un tobillo, no pueden vestir de colores, no pueden cantar, no pueden reír en voz alta, no pueden ir al médico, no pueden trabajar, no pueden estudiar, no pueden subir en autobús…, no pueden hacer nada, incluso las ventanas de sus casas tienen que estar tapadas para que no se les vea desde la calle", ha lamentado.

Por todo ello, ha indicado que “entendemos que estamos en la obligación política y moral de articular algún tipo de respuesta”.

La consejera ha manifestado que el Gobierno de García-Page es consciente de que se trata de un problema de “enorme envergadura que un Estado por sí solo es muy difícil que pueda afrontar y que necesitaría de una respuesta internacional coordinada. En cualquier caso, nos hemos querido poner a disposición del Gobierno de España para que cuente con los recursos de Castilla-La Mancha porque entendemos que la lealtad institucional y la humanidad desde la política es irrenunciable”.

Comentarios