miércoles 27/10/21

Cospedal ve escraches como "nazismo puro" y se declara indignada con Bárcenas

Cospedal fue la encargada, junto al ministro de Industria, José Manuel Soria, de clausurar la segunda jornada de debate con la sociedad titulada "Los políticos no son el problema", organizada por el PP en un bar de Madrid dentro de la iniciativa "Juntos salimos"

María Dolores de Cospedal fue la encargada, junto al ministro de Industria, José Manuel Soria, de clausurar jornada -Los políticos no son el problema-
María Dolores de Cospedal fue la encargada, junto al ministro de Industria, José Manuel Soria, de clausurar jornada -Los políticos no son el problema-

El PP reivindico este sábado la política en un momento de máxima desafección de los ciudadanos hacia ella y, de hecho, su secretaria general, María Dolores de Cospedal, dijo sentirse "la primera indignada" con el caso Bárcenas, y rechazó de plano los escraches por considerarlos "nazismo puro".

Cospedal fue la encargada, junto al ministro de Industria, José Manuel Soria, de clausurar la segunda jornada de debate con la sociedad titulada "Los políticos no son el problema", organizada por el PP en un bar de Madrid dentro de la iniciativa "Juntos salimos".

La secretaria general del PP defendió la política y los políticos, apuntó que se dedican a ella por vocación y "no por medrar" y aseguró que los partidos son "un instrumento absolutamente necesario" para la democracia.

"Jugar a la cacería o a que la diana sea el político es ir contra la política y por tanto contra la democracia", dijo Cospedal.

Sin nombrar los escraches que han sufrido algunos dirigentes del PP y del Gobierno, consideró que en este momento de crisis es cuando "la política es más necesaria que nunca" porque el objetivo principal es sacar a España de esta situación.

"Hoy el objetivo político tiene que ser y lo es para el PP ayudar al país a salir de esta situación, no sólo de la crisis económica sino también de la crisis de valores", consideró, antes de señalar que hacen falta políticos con vocación.

Tras apuntar la importancia de devolver la confianza en la política y en las instituciones a los españoles, Cospedal afirmó que "no se consigue nada acosando".

"Los acosos, la violencia física y verbal, los ataques a las personas, a sus viviendas y a sus familias no refleja más que un espíritu totalitario y sectario. Es lo más contrario que hay a la democracia", añadió.

Apuntó que España es una democracia y que existe la libertad de expresión y por eso se preguntó: "¿Qué es esto de tratar de violentar el voto? Es nazismo puro".

Y añadió: "Por muy loable o defendible que pudiera ser lo que se trata de defender pierde todo el sentido cuando se ejerce la violencia para hacer algo así".

La dirigente popular señaló que el Gobierno de Mariano Rajoy "por primera vez en España se ocupa de las personas que sufren un desahucio" frente a otros que "nunca hicieron nada".

Apostó así por "un diálogo más sosegado y más tranquilo" y por "recuperar la centralidad, la moderación y la tranquilidad".

En su intervención, Cospedal nombró al extesorero del PP Luis Bárcenas, inmerso "en dos o tres procedimientos judiciales", para afirmar que ella es la "primera indignada" con lo ocurrido.

"Soy la primera indignada de conocer lo que ha ocurrido, lo que ha hecho el extesorero, pero tendrán que hablar los tribunales. Serán los tribunales los que tengan que decidir", afirmó.

Habló también de transparencia y de llegar a acuerdos con el PSOE en esa ley y se mostró a favor de que los partidos vayan al Parlamento a dar cuenta de cómo gastan el dinero.

Por su parte, José Manuel Soria defendió que la mayor parte de los políticos son honestos y trabajan para mejorar la sociedad "sea cual sea la formación en la que militan, sean cuales sean sus ideas", y subrayó la importancia de recuperar la "reconciliación" de la sociedad con la política.

El vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons -que moderó una mesa redonda sobre este asunto con el histórico ministro de UCD Rodolfo Martín Villa, la periodista Isabel Durán y el sociólogo Narciso Michavila-, aseguró: "No somos apestados, representamos a la mayoría de los españoles".

Éste fue el segundo de los debates abiertos que, bajo el título "Juntos Salimos", el Partido Popular está organizando en diferentes comunidades autónomas, y que comenzó con un acto de empleo juvenil celebrado el pasado 23 de marzo en Ciudad Real.

El partido busca con estas jornadas -a la de hoy asistió la expresidenta de Madrid Esperanza Aguirre y numerosos diputados, senadores y militantes del PP- crear un punto de encuentro entre políticos, expertos en diversas materias y ciudadanos.

Comentarios