sábado 14.12.2019

Cospedal considera 'tendenciosa' la sentencia del caso Gürtel por dudar de Rajoy

- La secretaria general del PP niega haber cobrado en negro: 'No tengo conocimiento de caja b y creo que no la hubo nunca'.

- Dice que los argumentos de un juez en una sentencia "no son palabra de ley" y amenaza al PSOE con una querella por acusarla de mentir.

La secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, durante su comparecencia en la Comisión de Investigación del Congreso de los Diputados
La secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, durante su comparecencia en la Comisión de Investigación del Congreso de los Diputados

La secretaria general del PP y presidenta del partido en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha considerado este martes "tendenciosa" la sentencia del caso Gürtel por poner en duda la credibilidad del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y ha vuelto a negar la existencia de una caja B en el partido.

Cospedal ha comparecido en la comisión del Congreso que investiga la presunta financiación ilegal del PP, y en varias ocasiones ha cuestionado la sentencia tanto por esta referencia a Rajoy como por hacer al PP partícipe a título lucrativo de la trama.

Ha considerado que con las alusiones a la contabilidad B y al testimonio de quienes la negaron, entre ellos Rajoy, el tribunal se ha "extralimitado" con un argumento "subjetivo" e "innecesario" que "no tiene nada que ver con el fallo" y que no es "palabra de ley".

A su juicio, tampoco hay responsabilidad civil del PP, porque el partido no sólo desconocía los delitos cometidos sino también los actos de campaña organizados por los dos alcaldes 'populares' condenados en este caso.

En su comparecencia, de más de cuatro horas, Cospedal ha insistido en que no existía una caja B, "aunque lo diga un juez para argumentar una sentencia", además de subrayar que Rajoy ya asumió responsabilidades políticas por este caso y ya pidió perdón.

En la sesión se han vivido momentos de tensión, como cuando Cospedal ha amenazado con una querella al portavoz socialista, Artemi Rallo, por sugerir que la secretaria general mintió como testigo en el juicio.

También se ha enfrentado a los portavoces de Podemos, Txema Guijarro, y ERC, Gabriel Rufián, cuando han acusado a su marido, Ignacio López Hierro de haber hecho donaciones en negro al PP, y ha reprochado al partido morado su "machismo asqueroso" por atacar a su esposo para perjudicarla a ella.

Cospedal ha entrado a la comisión subrayando que iba a defender la honorabilidad de su partido y ha cerrado su comparecencia denunciando el "linchamiento" al que, en su opinión, somete la oposición al PP en este órgano, y defendiendo la "honradez" de los cientos de miles de militantes 'populares'.

"Cada vez que ha gobernado el PP le ha ido bien a este país y a los españoles, por eso no vamos a agachar la cabeza ni nos vamos a acobardar", ha dicho Cospedal, quien ha defendido el derecho del partido a recurrir la sentencia.

"Los jueces, mientras no se diga lo contrario, no son infalibles", ha dicho la ministra, quien ha criticado que la sentencia haga referencia a otros procedimientos judiciales al aludir a la presunta contabilidad B del PP.

Ante la insistencia de los portavoces de la oposición, que han subrayado que la sentencia da por probada la financiación ilegal del PP, ha dicho que esos "no son hechos probados y no son hechos contrastados".

"El PP no crea ninguna caja b, el juez se refiere a personas que hacen cosas, no al PP", ha dicho Cospedal, quien además ha señalado que es "falso" que ella recibiera dinero negro y ha recordado que ha ganado en los tribunales a Bárcenas por hacer esta afirmación.

La dirigente popular, que en varios momentos ha recordado que no era secretaria general cuando se produjeron los hechos juzgados, ha dicho no tener responsabilidad en este caso y también ha exonerado de culpa a Rajoy.

Pero la oposición ha recordado a la 'número dos' del PP dos episodios en los que ya ocupaba este cargo: la destrucción de los discos duros de los ordenadores de Luis Bárcenas y la indemnización "en diferido" del extesorero.

Cospedal ha vuelto a negar que los discos duros se destruyeran a martillazos y ha explicado que se resetearon como en cualquier empresa.

Asimismo ha justificado el acuerdo al que el partido llegó con Bárcenas, por el que se le pagó la indemnización en mensualidades con retenciones a la Seguridad Social y se le permitió utilizar un coche del partido y almacenar sus cosas en un despacho.

No obstante, ha dicho que si el partido hubiese sabido entonces lo que sabe ahora de su extesorero habría actuado "de forma distinta".

Una reflexión que ha generalizado al admitir que la primera reacción del PP en su momento fue de "estupefacción" y que "a toro pasado es más fácil pensar".

Todo en una comparecencia en la que Cospedal ha admitido lo "mucho" que ha "sufrido" su partido por los casos de corrupción, de los que a su juicio es el "principal perjudicado" y el mayor "ofendido", y ha recordado el coste electoral que todo esto ha conllevado.

Cospedal, que ha criticado que haya "distintas varas de medir" y ha recordado casos de corrupción de otros partidos ha salido de la comisión acompañada por un grupo reducido de diputado del PP, ya que ella misma pidió a los suyos por escrito que no fueran a esta sesión a apoyarla "para respetar la dignidad y rigurosidad" de la comisión, como ha apuntado la diputada del PP Beatriz Escudero. 

Más información en vídeos 
Comentarios