sábado 29/1/22

Las Cortes de CLM piden al Gobierno central que declare inviable el trasvase Tajo-Segura

La propuesta ha salido adelante con el apoyo de los grupo parlamentarios de PSOE y Podemos y el voto en contra del PP

La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Elez, durante su intervención en el Pleno de las Cortes mostrando la fotografía de la firma del Memorándum
La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Elez, durante su intervención en el Pleno de las Cortes mostrando la fotografía de la firma del Memorándum

Las Cortes de Castilla-La Mancha han solicitado, con el apoyo de PSOE y Podemos y el voto en contra del PP, que el Gobierno central reconozca y declare la "inviabilidad" del trasvase Tajo-Segura por ser incompatible con el establecimiento de un régimen de caudales ecológicos completo.

Esta propuesta se ha votado en el pleno del parlamento regional celebrado este jueves, que previsiblemente ha sido el último de la Legislatura, y como consecuencia de sendos debates generales que, tanto PP como PSOE han solicitado a raíz de las sentencias del Tribunal Supremo que anula varios aspectos del Plan Hidrológico del Tajo por no contemplar caudales ecológicos en el río a su paso por Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina.

Este debate general ha concluido con la aprobación de una propuesta de resolución presentada por PSOE y Podemos, en la que se pide, además de que el Gobierno central declare la inviabilidad del trasvase, que se establezcan de manera inmediata unos caudales ecológicos de 11 metros cúbicos por segundo en Aranjuez, 23 metros cúbicos por segundo en Toledo y 27 metros cúbicos por segundo en Talavera de la Reina, con una variación temporal similar al régimen natural.

También se pide derogar toda la legislación que emana del memorándum que regula la explotación del trasvase, arbitrar una gestión plurianual adecuada que revise al alza las reservas de los pantanos de cabecera y asumir el informe realizado por la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha sobre los errores advertidos en la explotación del trasvase.

Propone, asimismo, que los usuarios del acueducto Tajo-Segura paguen según lo recogido según la Directiva Marco del Agua, ya que según los datos del Gobierno autonómico, se adeudan a la región 109 millones de euros.

En el debate, la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Élez, ha mostrado la satisfacción del Gobierno regional por la sentencia, que ha calificado de histórica, y ha confiado en que también se dé la razón al Ejecutivo castellano-manchego en su recurso contra los planes hidrológicos del Tajo, Segura, Júcar y Guadiana.

García Élez ha sostenido que el fallo del Supremo conllevará "tres importantes consecuencias para la región", pues por un lado se recoge la "obligación" de implantar un régimen de caudales ecológicos en el Tajo, mientras que hasta ahora solo se establecían "caudales mínimos circulantes", y ha pedido que se determinen y se apliquen dichos caudales ecológicos de manera inmediata.

En segundo lugar, ha señalado que para garantizar esos caudales ecológicos se deberán subir las reservas mínimas de los pantanos de Entrepeñas y Buendía hasta los 800 hectómetros cúbicos, frente a los 400 actuales.

Y en tercer lugar, ha explicado que "la sentencia demuestra que no hay agua excedentaria en el Tajo", por lo que su aplicación "debe suponer el fin de la hipoteca del trasvase", porque "la sentencia es incompatible con el trasvase", pues "viene a demostrar que en Tajo no hay agua excedentaria".

"El trasvase no puede seguir si queremos conseguir mantener las condiciones hidrológicas y medioambientales del río", ha resumido García Élez.

En cambio, la diputada del PP en las Cortes Ana Guarinos ha reprochado al Gobierno regional de no haber logrado más agua para Castilla-La Mancha en los 32 años que el PSOE ha presidido la Administración autonómica, mientras que, por contra, ha reivindicado que en los 4 años que gobernó el PP, se fijaron los 400 hectómetros cúbicos como reserva mínima en la cabecera del Tajo.

También ha afeado que el Ejecutivo castellano-manchego no ha aprobado una Ley del Agua regional ni ha favorecido que se alcance un pacto regional por el agua, pues a su entender, no ha buscado "ni el consenso, ni la unidad, ni la unanimidad".

Guarinos ha cuestionado, asimismo, la interpretación de la sentencia del Tribunal Supremo que realiza el Ejecutivo regional y el PSOE, sobre que supondrá el fin del trasvase, pues ha apuntado que el fallo dice que "los caudales ecológicos son exigibles con carácter temporal en el horizonte 2015-2021".

Por ello, ha considerado que la sentencia quiere decir que "los caudales ecológicos no se pueden posponer en el siguiente plan", pero "no dice cuáles son los caudales ecológicos que deben establecerse y no dice en cuánto debe establecerse la reserva mínima de cabecera ni dice nada del trasvase".

En cambio, el presidente del grupo socialista en las Cortes, Rafael Esteban, ha coincidido en la lectura que ha realizado la consejera de Fomento sobre la sentencia, y ha insistido en que la aplicación del fallo supondrá que "el régimen del trasvase tendrá que adaptarse, hasta que desaparezca".

Por ello, ha pedido al PP que apoyen al PSOE en sus reivindicaciones sobre el Tajo y "abandonen el discurso de Cospedal, para ir sumando fuerzas" y, por lo tanto, que cambien "los feos" que a su parecer ha hecho el PP a las Cortes regionales, como cuando los diputados 'populares' abandonaron la sesión plenaria en una votación sobre una resolución del Tajo.

Asimismo, el portavoz de Podemos en las Cortes, David Llorente, ha celebrado que PSOE y Podemos hayan podido cerrar una propuesta de resolución conjunta y ha exigido la "aplicación inmediata y rigurosa" de las sucesivas sentencias del Tribunal Supremo que anulan varios puntos del plan del Tajo. 

Comentarios