martes 9/3/21

Sánchez propone endurecer el plan de Navidad si es necesario para evitar la tercera ola

Sanidad abre la puerta a que las comunidades autónomas endurezcan las medidas y restricciones, entre ellas que se limiten más los viajes en estas navidades
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha llamado este miércoles la atención sobre el "preocupante aumento de los contagios" de coronavirus en los últimos días y ha dicho que nadie debe dudar de que, si es necesario, el Gobierno propondrá a las comunidades autónomas endurecer el plan de Navidad.

"No podemos relajarnos. No podemos bajar la guardia... Hemos luchado mucho todo el año, unidos, y estamos ante este último esfuerzo", ha asegurado el jefe del Ejecutivo durante su comparecencia ante el Congreso para dar cuenta de la situación sanitaria, de la que se comprometió a informar cada dos meses mientras dure el estado de alarma, vigente desde octubre.

El jefe del Ejecutivo ha pedido a los ciudadanos un último esfuerzo y no bajar la guardia a un paso de que comiencen a administrarse las vacunas. "No tiremos todo por la borda. Solo de nosotros depende no abrir la puerta a una tercera ola", ha dicho Sánchez.

Cuando queda poco más de una semana para la Navidad, Sánchez ha pedido a los ciudadanos limitar los contactos y ha recordado que la mejor manera de prevenir los contagios es que todos actuemos como si estuviéramos contagiados, "porque no sabemos si lo estamos".

"Disfrutemos la Navidad en casa", ha sugerido el jefe del Ejecutivo, que cree que en estas fiestas "se decide" si España evita la tercera ola.

Sánchez, que se ha mostrado orgulloso de cómo España ha hecho frente al coronavirus, ha recordado que "el estado de alarma funciona" y sirvió para doblegar la curva en la primera ola y mantenerla a raya en la segunda. "Está salvando vidas y empleos", ha dicho el presidente.

Y ha subrayado que España ha afrontado la crisis con aciertos y también errores, como ha sucedido en toda Europa y por ello ha pedido "humildad" a todos los gobiernos, sean europeos o autonómicos, en velada referencia a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.

"Nadie está libre del repunte, nadie, y por tanto no podemos bajar la guardia", ha afirmado el líder socialista, que ha pedido "reconsiderar su postura y arrimar el hombro" a quienes han cuestionado sistemáticamente el estado de alarma.

No obstante, el presidente se ha mostrado convencido de que España saldrá adelante y ha garantizado que el Gobierno ha entendido las lecciones de la crisis y tiene la firme voluntad de llevar a cabo las transformaciones que necesita el país.

"Agradezco que una mayoría plural de esta Cámara haya apoyado la acción de Gobierno para hacer avanzar a España en este momento crítico", ha dicho por otra parte el jefe del Ejecutivo en referencia a la aprobación de los presupuestos.

También ha dicho el presidente tener la certeza de que se ha superado por fin el bloqueo y la inacción, y se ha reactivado "la pluralidad" de la Cámara "a pesar de la voluntad destructora de algunos". 

PROPUESTA DE SANIDAD A LAS CCAA

El Ministerio de Sanidad abrirá este miércoles la puerta a las comunidades a que endurezcan las restricciones en Navidad, que por ahora permiten los desplazamientos entre territorios para visitar familiares y allegados, así como los encuentros de hasta diez personas en las fechas más señaladas.

El departamento que dirige Salvador Illa planteará una modulación del plan de Navidades, que acordó el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) el pasado 2 de diciembre, con el objetivo de que puedan aplicar medidas y criterios más restrictivos que los que se establecieron en aquel pacto de máximos.

Y es que las medidas planteadas entonces se diseñaron de acuerdo con la situación de entonces, cuando se encadenaban semanas de tendencia descendente de los contagios, pero en los últimos días, según justifica Sanidad en el borrador al que ha tenido acceso Efe, se ha producido una ralentización generalizada en el descenso de la incidencia e incluso ha subido en algunos territorios.

Entre las medidas aprobadas hace dos semanas estaban retrasar el límite a la movilidad nocturna en Nochebuena y Nochevieja hasta la 1.30 horas; el cierre perimetral de las comunidades en todo el periodo navideño, salvo para desplazamientos de familiares y allegados; y cenas y comidas de no más de 10 personas el 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero.

Pero, tal y como han venido avisando desde entonces, este pacto de máximos podía sufrir cambios en función de la evolución de la pandemia; solo un día después de su aprobación, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, advirtió que podría modificarse en "sentido malo" o "a mejor", dependiendo del impacto del puente de la Constitución.

Hace una semana, el CISNS decidió mantenerlo tal y como estaba, incluyendo el término "allegados", con el que algunas autonomías mostraron su disconformidad.

Según Illa, el plan acordado entre el Gobierno y las comunidades para la Navidad es que "no pueden moverse los ciudadanos entre regiones" con las excepciones de trabajo, motivos médicos, asuntos jurídicos y "el reencuentro familiar en estas fechas o de allegados".

"Todos entendemos lo que es un allegado. ¿Alguien está en contra de que personas que mantienen una relación afectiva que no cae dentro de una relación clásica de familia pueda encontrarse en Nochebuena o Nochevieja?", se preguntaba.

Al margen del plan de Navidades, otro de los tres documentos que analizará el CISNS es el posicionamiento alcanzado por unanimidad de la ponencia de vacunas, en la que se encuentra el Ministerio y todas las comunidades, y que concluye que los test rápidos de autodiagnóstico no deben ser utilizadas para determinar la presencia de una infección ni en personas con síntomas ni en asintomáticos.

La ponencia señala además que estos test rápidos de anticuerpos que ya se venden en farmacias tienen un rendimiento menor que las técnicas que se realizan en los laboratorios con sangre obtenida por venopunción; de ahí que hayan quedado excluidos de la Estrategia de Detección Precoz, Vigilancia y Control de covid-19.

Por todo ello, y ante los riesgos de salud pública que pueden derivarse de una interpretación incorrecta de los resultados, la ponencia ha considerado necesario adoptar medidas para evitar un uso indebido y concienciar de sus limitaciones dada la actual situación epidemiológica.

Así, recomienda a los profesionales de los servicios de salud de las comunidades y ciudades autónomas (médicos y odontólogos) la no prescripción de estos test y la puesta en marcha de acciones de comunicación y concienciación para informar claramente a la ciudadanía de su naturaleza y limitaciones.

Comentarios