miércoles 4/8/21

CLM entiende que el plan de Semana Santa debe ser de obligado cumplimiento

- “Aunque hayamos cambiado el toque de queda a las 12 de la noche, estamos por la labor del consenso y del mensaje único, y estaríamos dispuestos a bajarlo a las 22 horas si se aprueba un mensaje único a nivel nacional”, ha destacado el consejero de Sanidad.

- La Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad propone que las comunidades autónomas mantengan sus cierres perimetrales entre el 26 de marzo y el 9 de abril y que los estudiantes no viajen.

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, durante su intervención en la Comisión de Sanidad de las Cortes regionales celebrada de manera telemática debido al temporal
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, en una imagen de archivo

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha dicho este jueves que el plan para la Semana Santa que se tiene que adoptar para evitar la propagación del coronavirus debe ser de obligado cumplimiento para toda España, aunque sería mejor que hubiese consenso entre las comunidades autónomas.

Así lo ha manifestado Fernández Sanz en una entrevista en Antena 3, donde se ha referido a la reunión de ayer del Consejo Interterritorial de Salud, donde se decidió dejar hasta el próximo miércoles la decisión sobre las medidas para la Semana Santa con objeto de recabar el consenso de las comunidades.

Este jueves, la Comisión de Salud Pública ha hecho sus propuestas sobre este plan de Semana Santa, según avanzó la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que añadió que la idea es "ir a una declaración de actuaciones coordinadas", y además recordó que si lo aprueba el Consejo Interterritorial sería de obligado cumplimiento.

El consejero castellano-manchego ha indicado al respecto: " eso es lo que esperamos y lo que manteníamos algunas comunidades autónomas".

El plan del Ministerio pone en valor para frenar los contagios la reducción de la movilidad, ha dicho Fernández Sanz, quien también se ha mostrado dispuesto a adelantar en Castilla-La Mancha el toque de queda a las 22:00 horas (ahora es a las 00:00 horas) como se plantea en dicho documento.

"Estamos por la labor del consenso y el mensaje único para toda España", ha abundado el consejero de Sanidad, quien ha agregado que todo el mundo quiere salir de la Semana Santa "lo mejor posible, es decir, que no nos pase como en Navidad, que teníamos unos datos incluso peor que los que tenemos ahora, pero fue mucho peor" cuando terminó el periodo festivo.

Ha recordado que en Castilla-La Mancha se tuvieron que adoptar medidas muy duras ante el avance de la pandemia, pero que estas han tenido un efecto "muy claro" al haberse doblegado la curva de contagios. 

PROPUESTA DE LA COMISIÓN DE SALUD PÚBLICA

La Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad propone que las comunidades autónomas mantengan sus cierres perimetrales entre el 26 de marzo y el 9 de abril para limitar la movilidad durante las vacaciones de Semana Santa y evitar un rebrote de la pandemia de coronavirus.

Según el documento al que ha tenido acceso EFE, también se recomienda específicamente la no vuelta al lugar de residencia de los estudiantes universitarios que residan durante el curso académico en otra comunidad autónoma o país y que "se eviten todos los viajes que no sean necesarios".

Entre las propuestas, que serán trasladadas a las comunidades a fin de conseguir una respuesta homogénea de medidas para la Semana Santa, también está mantener el toque de queda entre las 22:00 y las 6:00 horas, y limitar las reuniones en espacios públicos o privados a un máximo de cuatro a seis personas.

El documento insiste en que las comunidades no bajen el nivel de alerta desde las dos semanas previas al inicio de la Semana Santa "aunque los indicadores sean favorables" y, por ello, se pide mantener las medidas restrictivas establecidas en ese momento.

La Comisión de Salud Pública plantea en el documento la no celebración de eventos masivos "de cualquier índole" que impliquen aglomeración o concentración de personas.

Las ceremonias en espacios cerrados seguirán las normas de aforo y otras medidas establecidas en el documento de 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de covid-19' según el nivel de alerta de cada comunidad autónoma.

Además, se desaconseja expresamente la celebración de encuentros sociales en los domicilios o en otros espacios cerrados con no convivientes.

Sanidad argumenta estas propuestas en el hecho de que en Semana Santa todavía no se habrá inmunizado con la vacuna a una proporción suficiente de la población para conseguir una reducción significativa del riesgo.

Por ello, dice, las medidas no farmacológicas de control de la transmisión seguirán siendo las principales medidas de salud pública para evitar un nueva ola epidémica.

En este sentido, considera pertinente hacer una campaña institucional para evitar el relajamiento de comportamiento bajo el lema: "No 'salvemos semanas', salvemos vidas". 

Comentarios