viernes 29.05.2020

CLM solicitará el pase a la fase 2 de Albacete, Ciudad Real y Toledo, y pide "no relajarse"

Esta semana, los equipos de rastreo han realizado 10.000 PCR cuyo análisis indica que apenas entre el 3 y el 4 por ciento de las personas a las que se les ha realizado son positivas por COVID-19
La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, en rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida
La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, en rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha confirmado que este próximo martes se va a pedir el paso a la fase 2 de las tres provincias de la comunidad autónoma que restan por acceder, Albacete, Ciudad Real y Toledo, pero ha reclamado "no relajarse" porque, en ningún caso, "se trata de una carrera" y para evitar "el rebrote" de la pandemia.

En conferencia de prensa telemática este sábado, Fernández ha sostenido que "no es una carrera entre comunidades autónomas, ni provincias, ni municipios" por pasar antes de fase y si de "anteponer la salud", en especial de los más vulnerables que "han sufrido mucho", y "no poner en riesgo la salud" de ningún otro ciudadano, por lo que ha entendido que "para salir todos juntos, unidos, cada comunidad tiene que hacer bien su tarea".

En este contexto, ha opinado que "las decisiones de cada comunidad afectan a las limítrofes" y, por eso, que haya reclamado "unidad de acción y dar continuidad al estado de alarma", que ha creído "imprescindible ahora más que nunca", una vez que "hemos conseguido doblegar la curva y para no afrontar un rebrote".

"La economía no puede competir con la vida y sólo se recuperará si tenemos controlada la pandemia, si la salud y la vida están protegidas desde el punto de vista sanitario", ha subrayado Fernández, quien ha detallado el buen funcionamiento de los equipos de rastreo del virus, pues "en esta última semana se han hecho más de 10.000 PCR y apenas un 3 %-4 % de las personas que se han sometido a la prueba han sido positivas".

Un datos "esperanzadores", según la portavoz el Ejecutivo regional, ya que "a finales de marzo, principios de abril, era el 40 % los que daban positivo en las pruebas", y más aún porque, en esas fechas, "eran casi 4.000 los hospitalizados, muchos muy graves, y miles de fallecidos", que contrastan con los actuales, pues "en las últimas 24 horas no ha habido muertos en Albacete y por tercer día consecutivo tampoco en Cuenca y Guadalajara".

Unas cifras que Fernández ha atribuido al "respeto de las normas, a ser prudentes y a no convertir la desescalada en una carrera alocada, y sí a llegar a esa nueva normalidad en las mejores condiciones".

A su juicio, es esencial que "no haya rebrote" para recuperar cuanto antes "esa libertad de movimientos que, es cierto, es un derecho fundamental, pero ahora resta pensar en tener una vida saludable, libre de contragios, y respetar esa prioridad".

La consejera ha reiterado que el martes se solicitará al Ministerio de Sanidad el cambio a la fase 2, que ya disfrutan Cuenca y Guadalajara, para las provincias de Albacete, Ciudad Real y Toledo, pero "desde los criterios de prudencia, desde la seguridad y con calma y prudencia" para no quebrar la actual flexibilización de franjas horarias de que ya disfrutan los municipios de menos de 10.000 habitantes, que afectan a prácticamente la mitad de la población castellano-manchega.

Por eso, ha reiterado la petición de que "no se relaje" la ciudadanía porque "el virus sigue estando aquí", y que haya vuelto a solicitar "respeto" a las normas sanitarias, en particular a las distancias interpersonales y al uso de mascarillas.

"Nos queda mucho por delante, meses, hasta que las vacunas puedan comercializarse y demostrarse eficaces y, por eso, hasta que no haya tratamiento o cura de la enfermedad, la batalla no ha terminado", ha sentenciado.

Más información en vídeos 
Comentarios