viernes 23/4/21

Sánchez alarga dos semanas más el estado de alarma y avanza que habrá más prórrogas

La gran industria y la construcción podrán volver a trabajar con controles después de Semana Santa. "Para muchos son los días más difíciles de nuestra vida”, ha asegurado el presidente del Gobierno
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en el Palacio de La Moncloa para anunciar la prórroga el estado de alarma hasta el 26 de abril
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en el Palacio de La Moncloa para anunciar la prórroga el estado de alarma hasta el 26 de abril

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado este sábado su intención de solicitar al Congreso de los Diputados una nueva prórroga del estado de alarma hasta el próximo 26 de abril, si bien ha avisado a la población de que ese día no se acabarán las restricciones y será preciso pedir al menos otra prórroga más.

"Ya anuncio que vendrán más días de estado de alarma, no los mismos, será distinto" porque el estado de alarma se irá "modulando" en función de cómo vayan evolucionando los datos sanitarios, ha señalado en rueda de prensa desde el Palacio de la Moncloa.

El presidente ha confirmado que esta nueva prórroga --que aprobará pedir el Consejo de Ministros de este martes-- se ajustará a las condiciones que ya aprobó el Congreso de los Diputados el pasado 26 de marzo, cuando autorizó una primera prórroga hasta el próximo 11 de abril inclusive. Es decir, que la paralización de la actividad productiva no esencial que entró en vigor a principios de esta semana se levantará el 10 de abril como estaba previsto. Lo que no quiere decir que el Gobierno renuncie a "responder cuanto antes" ante un eventual repunte, ha precisado.

"Estamos ante la gran crisis de nuestras vidas", ha alertado el presidente, que se ha mostrado contrario a "relajar" de manera precipitada las restricciones a la movilidad de los ciudadanos vigentes desde el pasado 14 de marzo a pesar de que "todo apunta" a que España empieza a ver "la luz al final del túnel". Las medidas podrán empezar a levantarse de forma progresiva una vez se inicie de forma clara el descenso en la curva de contagios, ha precisado.

Si este viernes el presidente quiso insuflar ánimo expresando su confianza en que el país recupere más pronto de lo esperado su normalidad, este sábado ha evitado generar falsas expectativas. Sánchez ha avisado de que antes de iniciar el "regreso progresivo hacia una nueva normalidad social" y hacia la reconstrucción de la economía quedan "semanas de restricciones". "Vamos a tener sucesivos estados de alarma en función de lo que dure la transición", ha incidido, reconociendo que se trata de un "sacrificio enorme, pero muy necesario".

Eso sí, ha contado que en el seno del Gobierno hay un equipo de epidemiólogos y otros profesionales pensando en este medio plazo y en cómo actuar una vez doblegada la curva. El plan que preparan para recuperar de forma progresiva la normalidad económica y social comprende medidas de higiene individual y colectivas; acciones sanitarias para tratar a los infectados, pero también acciones de reconstrucción de la economía, ha enumerado.

El presidente no ha aclarado si su Ejecutivo se dispone a recomendar el uso generalizado de mascarillas entre la población. Se ha limitado a señalar que el Gobierno va a garantizar la provisión de este material, así como de geles desinfectados, y controlará que no se vendan a precios abusivos.

El presidente ha justificado ir solicitando sucesivas prórrogas de 15 días en el precedente que está sentando con esta situación, dado que nunca antes en la actual democracia se había decretado un estado de alarma de semejante envergadura. En su opinión, es importante que, de cara al futuro, cuando otros gobernantes se vean, si es que se ven, obligados a aplicar una medida similar, sean conscientes de la conveniencia de rendir cuentas en el Parlamento.

MENSAJE A JÓVENES Y MAYORES

En su intervención inicial, Sánchez ha querido dirigir unas palabras a los jóvenes y también a las personas mayores. A los primeros, les ha pedido que no escuchen las voces que "no aportan soluciones" más allá que la fórmula de protegerse detrás de unas "fronteras" descargando la furia contra un enemigo.

"El mundo que viene no será como el de ayer y menos aún como el de antes de ayer", les ha dicho Sánchez, que ha apostado por dejar a las nuevas generaciones dos legados principales: una buena educación y un planeta sostenible, como contraprestación al endeudamiento al que se tendrá que recurrir para afrontar esta crisis.

Y a las personas mayores, hoy "más amenazadas que nadie", les ha prometido que el Gobierno no les va a "abandonar" y defenderá sus vidas "con el mismo ahínco" porque son tan valiosas como las de los más jóvenes. "Os necesitamos con nosotros. Todos somos parte del mismo cuerpo", les ha dicho.

UNIDAD A LAS FUERZAS POLÍTICAS

Por otra parte, el presidente del Gobierno ha solicitado unidad a las fuerzas políticas y a los agentes sociales para llevar a cabo la "reconstrucción" del país tras la crisis del coronavirus, que ha situado a España en una "encrucijada histórica". Con ese objetivo, ha apelado a trabajar en unos nuevos pactos de la Moncloa como los que se impulsaron en 1977 porque "la fuerza vendrá de la unión".

"Creo que esa unidad a la que estoy apelando y la que estamos ejerciendo todas las instituciones y todos los gobiernos, del municipio más pequeño a la ciudad más grande, se tiene también que trasladar a la opinión pública en una certeza y es que todos los partidos, con independencia de su ideología vamos a trabajar en unos nuevos Pactos de la Moncloa para relanzar y reconstruir nuestra economía y también el tejido social", ha afirmado.

Sánchez ha subrayado que tendrán que hablar con todas las fuerzas políticas y agentes sociales como se hizo en 1977 para "avanzar" y que el país "no quede bloqueado", sino que "mire hacia el futuro".

En este sentido, ha señalado que una vez que el país haya salido de la crisis sanitaria habrá que emprender esa "reconstrucción" y "relanzamiento del sistema productivo". Según ha añadido, ahora se han centrado los esfuerzos en "amortiguar el bestial impacto económico y social sin precedentes de la emergencia proporcionando ayudas y políticas de renta a las familias afectadas y soporte a las empresas".

El jefe del Ejecutivo ha garantizado que en esa fase de reconstrucción del país deberán reactivar los recursos productivos y amparar a las familias más vulnerables, ya que, según ha reiterado, nadie puede quedar "atrás" en esta crisis.

"LA FUERZA VENDRÁ DE LA UNIÓN"

En ese objetivo, ha recalcado que la "fuerza vendrá de la unión" y ha agregado que "será preciso concitar la máxima unidad" entre los trabajadores y empresarios, impulsando el diálogo social, pero también entre las administraciones.

De la misma manera, el jefe del Ejecutivo ha señalado que esa unidad también se tiene que dar entre las fuerzas políticas para esa tarea de "reconstrucción" que van a tener que abordar cuando "venzan a la pandemia" del Covid-19.

"Deberemos pasar a una unidad sin duda alguna mucho más fuerte y más compacta. Deberemos pasar del qué pueden hacer los demás por mi a qué puedo hacer yo por los demás", ha afirmado, para recordar que eso ya se hizo en España con los Pactos de la Moncloa cuando "logró conjurar gravísimas amenazas de la economía y de la democracia".

"EUROPA NO PUEDE FALLAR ESTA VEZ"

Asimismo, Sánchez ha dicho que deberán contar con el "pleno apoyo de la UE" para asegurar la liquidez de las economías, respaldar las deudas que se van a ver "obligados a contraer" y poner en marcha un "verdadero Plan Marshall de reactivación a escala continental" de la economía.

Sánchez ha recordado que Europa surgió de las lecciones que sacaron tras la Segunda Guerra Mundial y ha recalcado que ahora también tiene que sacar una lección de la "primera pandemia global que sufre el mundo" y está "azotando con particular incidencia al conjunto del continente".

"Europa no puede fallar esta vez. Es la hora de que Europa proteja a los europeos frente a esta calamidad y esta desgracia que están sufriendo", ha manifestado, para lamentar que se haya resistido durante demasiado tiempo en dar pasos "para avanzar en una responsabilidad compartida".

Según ha añadido, así se lo trasladará a los demás jefes de Gobierno en el próximo Consejo Europeo porque la respuesta no se puede dar "solo y exclusivamente desde los Estados nación" sino que hay que darla desde un punto de vista solidario "común".

Sánchez ha avisado que se están jugando "la fortaleza y debilitamiento de la UE" y ha confirmado que será "firme y constructivo". Eso sí, ha avisado que no va a "renunciar a los eurobonos" porque "eso es solidaridad".

"UNIDAD EN TODOS LOS FRENTES"

Por todo ello, el jefe del Ejecutivo ha hecho hincapié que esa unidad se tiene que dar "en todos lo frentes": en el ámbito social, en institucional, en el de las fuerzas políticas y en el ámbito europeo.

"Y a esa unidad apelaré también cuando llegue la reconstrucción en el ámbito nacional con esos Pactos de la Moncloa", ha reiterado, para añadir después que ahora hay que centrarse en superar la pandemia y ya "habrá tiempo de hacer oposición".

Dicho esto, ha señalado que por su parte el debate será "constructivo" y ha añadido que ha propuesto una comisión de evaluación en el Congreso porque hay "muchas lecciones" que extraer de la pandemia.

Comentarios