viernes 28.02.2020

Corinna: Juan Carlos pidió una comisión por el AVE a la Meca y recibió dinero saudí

- La amiga entrañable de Juan Carlos I confiesa que en el Instituto Nóos que ha llevado a Urdangarín a la cárcel, "las instrucciones las daba el Rey”.

- Corinna Sayn-Wittgenstein denuncia tras estas informaciones una "campaña de descrédito" con fin político, pero no desmiente las grabaciones.

- Los técnicos de Hacienda creen que el Rey emérito podría ser investigado por fraude fiscal y blanqueo tras estas revelaciones.

Corinna: Juan Carlos pidió una comisión por el AVE a la Meca y recibió dinero saudí - Fotomontaje: EL ESPAÑOL
Corinna: Juan Carlos pidió una comisión por el AVE a la Meca y recibió dinero saudí - Fotomontaje: EL ESPAÑOL

Según informa Daniel Montero en EL ESPAÑOL, el Rey emérito trató de cobrar una comisión millonaria en el marco de la licitación del mega-proyecto del AVE a La Meca. El dinero, procedente de Arabia Saudí, habría llegado a cuentas bancarias controladas por el abogado suizo Dante Canonica. 

Así lo revela al menos Corinna su Zayn-Wittgenstein (CSW) en la grabación de su reunión con el comisario José Villarejo en la primavera de 2015 a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. En el encuentro, y según refleja la cinta, la aristócrata explica que el monarca intentó cobrar una comisión millonaria por su intermediación para que el consorcio de empresas españolas ganara un contrato de más de 6.300 millones de euros en 2012. Y que poco después, ella recibió en sus cuentas un fuerte envío de fondos desde Arabia Saudí. 

El proceso de licitación de la línea férrea que uniría los 450 kilómetros que separan las ciudades de Medina y La Meca comenzó en julio de 2010 y en él pujaban un consorcio de empresas españolas -con OHL e Indra a la cabeza- en competencia con un grupo francés avalado por el entonces presidente Nicolás Sarkozy. Sin embargo, ya en 2011 y tras una visita de la entonces ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, el contrato se complicó y, según reveló El Mundo en 2013, fue entonces cuando OHL impuso al resto de miembros del consorcio la contratación, como mediadora, de la empresaria iraní Shahpari Zanganeh, tercera esposa del empresario y traficante de armas Adnan Khashoggi.

"Villar Mir puso a Shahpari Zanganeh, mujer de Khasoggi, como intermediaria para el tren. Ellos decían que era yo, pero yo nunca tuve nada que ver con el tren [...] y después el Rey me ha escrito por e-mail que Villar Mir estuvo en su despacho y le dijo: 'Voy a ver si Zanganeh te paga la mitad de su comisión'".

Puestos en contacto con OHL, la constructora mantiene que sus movimientos han estado siempre dentro de la legalidad y matizan que su participación en el fondo era minoritaria. Fuentes de la constructora aseguran además que Juan Miguel Villar Mir y el rey Juan Caros no tuvieron nunca una conversación en esos términos. 

Sin embargo la "amiga entrañable" del rey emérito avanza en su relato narrando cómo cuestionó supuestamente aquella decisión de Juan Carlos I, aunque primero le indicó lo que debía hacer: "Llama inmediatamente a Villar Mir y le dices 'Nunca hemos tenido está conversación. Soy el Rey de España, no puedo como imaginas...'". Sin embargo, la consultora germano-danesa criticó igualmente la actitud del monarca: "Le dije: "¿Estás completamente loco? ¿Vas a coger dinero de los iraníes? Ella es iraní. Irán estaba en la lista de países no... el marido estuvo en prisión por tráfico de armas. Vas a cobrar comisiones de las empresas españolas que han conseguido el tren. A ti te paga el Gobierno para representar a la industria española. No puedes coger ese dinero".

El 26 de octubre de 2011, el grupo de empresas españolas recibió el contrato millonario, y la intermediaria elegida por OHL pasó a cobrar una comisión del 1,5% del contrato, que rondaba los 100 millones de euros. Fue entonces cuando según Corinna, el rey Juan Carlos reclamó para él parte del dinero por sus gestiones para desbloquear el contrato.

Es más, la amiga de Juan Carlos asegura que éste se habría enfadado hasta tal punto al conocer el pago a la mujer de Khasoggi, que habló en estos términos: "¡No me jodas, mi comisión! Yo hice el tren. Yo hablé con mi amigo, mi hermano, y con los saudíes [...] Me tenéis que pagar a mí, no a Zanganeh. Yo me reuní con quien cerró el contrato". Palabras a las que, según Corinna, Villar Mir contestó así al hoy rey emérito: "No te voy a pagar más. Déjame hablar con Zanganeh". Algo que el empresario español ha negado al ser contactado por EL ESPAÑOL.

A renglón seguido y ante las preguntas de Villarejo, la aristócrata explica que Juan Carlos I recibió parte de los fondos ("Por supuesto"). "Villar Mir pagó, todos pagaron la comisión, que fue de 80 millones", destinados en principio a la intermediaria iraní. La operación se planeó entonces, según esta versión, de manera que fuera Zanganeh quien entregara parte de los fondos a una sociedad controlada por gente de confianza de Juan Carlos I.

A las preguntas de cómo llegó presuntamente ese dinero al rey emérito, CSW contesta de forma afirmativa al escuchar de nuevo el nombre de "Villar Mir", pero matiza: "a través de los saudíes". "De forma repentina, en 2012 pude ver en una anotación bancaria un importante volumen de dinero y le pregunté de dónde viene. Y él contestó de Arabia Saudí. Yo no sé quién lo mandó, pero sé que es Canonica [abogado suizo] quien lo hizo. Otra vez Canonica".

EN NÓOS, "LAS INSTRUCCIONES LAS DABA EL REY"

Por otra parte, y según informa Manuel Cerdán en OKDIARIO, la princesa Corinna, a lo largo de la conversación con Juan Villalonga y el ex comisario José Villarejo, se muestra totalmente obcecada con el caso Nóos y con otras informaciones que había comenta con el director del CNI, Félix Sanz Roldán, cuando éste la visitó en Londres en 2013. La ex compañera sentimental del entonces Rey le dijo al director del CNI: “Yo sólo escribo los emails para defenderme. ¿Qué es lo que está pasando Félix? Lo último que quieren es ponerme en una situación en la que tenga que dar pruebas bajo juramento”.

La ex compañera sentimental del Rey opta por hablar en inglés cada vez que se enfrente a un asunto de envergadura. Se le nota más segura. Y es Villalonga quien hace de traductor para que Villarejo capte el mensaje.

-JUAN VILLALONGA (J.V). Lo que me dice es que en la entrevista con Félix (Sanz Roldán) ella le dice: “Tengo todo esto. Yo no digo nada. Yo me quedo callada pero dejarme tranquila. Hace ya tres años, pero dejarme tranquila”. Cómo puede tener los santos cojones de continuar poniendo presión.

-CORINNA (C). Sí porque al final….

Y sigue hablando en inglés.

-J.V. Dice que si en un momento hay que ir a decir esto, va a decir: “¿En el instituto Nóos quién daba las instrucciones?. El Rey. Va a dar información de dónde estaban todas las cuentas. La princesa se siente cómoda con el inglés y Villalonga sigue traduciendo.

-J. V. Ella escribió el informe sobre Iñaki en el 2004 y se lo dio al Rey, Y le dijo: “Estoy preocupada. (Urdangarin) no distingue la diferencia entre dinero público y el dinero privado. Quiere ganar dinero muy rápido y está preparado para hacer cualquier cosa con tal de ganar dinero”. Esto ya por escrito en un informe al Rey.

En ese año de 2004, Corinna, como delegada de los premios Laureus, propuso a Urdangarín para que se hiciera cargo de la organización del Valencia Summit 2004 con un salario de 200.000 euros más un plus de 50.000. Fue uno de los motivos por el que se vio implicada en el escándalo que envolvió al yerno de su entonces pareja.

Sobre el papel del monarca, Villalonga sigue con su faceta de traductor: “Ella sabe que estaba detrás. Ella sólo vio los emails para defenderse. Sólo ella. Nunca atacó ni al Rey ni a la familia. Ni a Iñaki ni a Cristina. Y tiene toda la información”.

CORINNA NO DESMIENTE Y DENUNCIA CAMPAÑA DE DESPRESTIGIO

Por otra parte y tras salir a la luz estas grabaciones, la amiga del Rey Juan Carlos Corinna zu Sayn-Wittgenstein ha denunciado "una campaña de descrédito con motivación política" contra ella basada en "un sinfín de información falsa", según afirma en un comunicado de prensa.

Sayn-Wittgenstein ha respondido con este comunicado a las informaciones publicadas por El Español y OKDiario, según las cuales habría desvelado que Juan Carlos I tiene cuentas en Suiza y que la utilizaba a ella como testaferro para ocultar su patrimonio en el extranjero, pero en ningún momento desmiente que las grabaciones sean falsas.

Tras asegurar que "desde hace tiempo, ha habido una campaña de descrédito con motivación política contra mi persona", proclama en esta nota: "Siempre he actuado correctamente y pretendo continuar viviendo mi vida de forma tranquila, con independencia de los años de acoso constante y de los intentos de descrédito público que he padecido con un sinfín de información falsa".

"Tengo enorme respeto por las instituciones de España, pero no puedo permitir ser utilizada en un conflicto que no me atañe", concluye Sayn-Wittgenstein. 

PODRÍA SER INVESTIGADO, SEGÚN TÉCNICOS DE HACIENDA

De otro lado, los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han pedido a la Agencia Tributaria (AEAT) que inicie una investigación a las personas implicadas en las supuestas conversaciones en las que Corinna dice que el rey emérito, Juan Carlos I, la usó como testaferro, demostrando así que no existen "escudos fiscales" para proteger a la familia real. En este sentido, advierten de que el Rey emérito podría ser investigado por fraude fiscal y blanqueo si se acredita la veracidad de las cintas grabadas a la "amiga" de Don Juan Carlos.

Los técnicos abogan por iniciar las investigaciones tributarias, ya que consideran que hay indicios suficientes para llevarlas adelante, pues las acusaciones vertidas en las cintas publicadas "tienen la entidad suficiente como para que la AEAT les preste la máxima atención y las verifique".

Así lo aseguran en un comunicado en el que recuerdan que Juan Carlos de Borbón estaba obligado a declarar todos sus bienes en el extranjero en el modelo 720 desde el año 2013. Y todo ello, explican, a la vista de que las revelaciones de que supuestamente el monarca emérito, a través de su abogado en Suiza, Dante Canonica, creaba "estructuras" opacas, concedía préstamos y propiedades a Corinna que luego le reclamaba y ponía cuentas de bancos suizos a nombre de su primo Álvaro de Orleans y Borbón, residente en el paraíso fiscal de Mónaco.

En este sentido, Gestha recuerda que si se acredita que el monarca emérito es el verdadero titular del terreno de Marrakech y de las cuentas en Suiza y no las ha declarado en el modelo 720, el valor de dichos bienes es "imprescriptible" y tributará en el IRPF de 2014, último año no prescrito a esta fecha, como una ganancia patrimonial no justificada al tipo marginal del 51,5% al tener su residencia en Madrid.

Los técnicos de Hacienda remarcan también que, en este supuesto, el monarca emérito podría haber incurrido en infracciones tributarias muy graves, e incluso si el valor de los bienes en el extranjero no declarados supera los 233.010 euros, podría estar incurso en un posible delito de fraude fiscal en el IRPF de 2014, si la declaración del modelo 720 no fue correcta y completa.

También creen que podría haber un posible delito de blanqueo si se acredita que desde su supuesta cuenta en Suiza paga a terceros que previamente han pagado parte de sus gastos personales e inversiones.

Asimismo, los técnicos de Hacienda entienden que deberían investigarse las responsabilidades de todas las personas que pudieran estar implicadas, tanto por su posible colaboración en los supuestos delitos, como por no haber denunciado estos hechos a pesar de haber estado al corriente de las supuestas actuaciones del rey emérito.

Por último, Gestha señala la conveniencia de que el resto de los miembros de la familia del rey hicieran públicas sus declaraciones de bienes en el extranjero en un ejemplo de transparencia que zanjara cualquier especulación o implicación en este caso.

Más información en vídeos 
Comentarios