martes 19/10/21

Ayuso no desafía a Casado y se une al cierre de filas: Mi sitio es Madrid

La líder madrileña recibe los mayores vítores y aplausos a su llegada al cónclave popular en plena batalla orgánica por el partido en Madrid
Isabel Díaz Ayuso a Pablo Casado: Tengo claro dónde está mi sitio y daré lo mejor para Madrid
Isabel Díaz Ayuso a Pablo Casado: Tengo claro dónde está mi sitio y daré lo mejor para Madrid

El choque entre la presidenta de Madrid y la dirección nacional del PP por el control del PP madrileño tensionó la convención nacional, pero Isabel Díaz Ayuso ha evitado desafiar al líder de su partido, Pablo Casado, y ha buscado zanjar cualquier elucubración cuando le ha dicho que tiene claro que su sitio es Madrid.

"Te quiero decir, Pablo, delante de la gente que más te quiere, de tu mujer, del partido, de tu familia, de los medios, de todo el mundo, te quiero dejar claro que tengo meridianamente claro dónde está mi sitio y sé que mi sitio es Madrid y que daré lo mejor para Madrid porque Madrid es España y porque necesitamos que tú llegues a ser el presidente del Gobierno".

Con estas palabras, Ayuso ha descartado disputarle el liderazgo nacional a quien hizo de ella su apuesta; el ruido de fondo tras el choque entre la presidenta madrileña y Génova, que no respaldó su candidatura para presidir el PP madrileño.

El PP arrancaba este sábado en Valencia el cierre de su convención nacional, que tras cinco días de itinerancia finalizará mañana en la plaza de toros de la capital del Turia y, tras el respaldo explícito de todos los presidentes autonómicos del PP a Casado, todas las miradas estaban puestas en la presidenta madrileña.

Lo han demostrado la expectación mediática a su llegada y la ovación que ha recibido por parte de los simpatizantes populares en el Palacio de las Artes y las Ciencias de Valencia, antes de participar en una mesa junto a los presidentes de Galicia, Andalucía, Murcia, Castilla y León y Ceuta, Alberto Núñez Feijóo, Juanma Moreno Bonilla, Fernando López Miras, Alfonso Fernández Mañueco y Juan Vivas, respectivamente.

No estaba previsto que la presidenta, que acortó un viaje a Estados Unidos para estar en Valencia, se saliese del guión. En el PP esperaban un mensaje de unidad y Díaz Ayuso ha ido un paso más allá, al poner sobre la mesa el debate de fondo sobre su choque con Casado: un posible salto a la política nacional que tanto ella como su equipo siempre han negado.

A Ayuso le habían llegado mensajes sobre lo que se esperaba de ella. También en público. Este sábado el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, daba como un "hecho" que Ayuso acudía a sumar y a respaldar a Casado y deslizaba que el PP es un partido leal. "Que los codazos y las zancadillas se los dejan a otros".

Hoy, la consigna de la convención nacional del PP era la unidad. Y el respaldo al líder. El presidente andaluz lo recalcaba a su llegada cuando ha dicho que el PP era un partido unido que busca "cambiar España, desalojar a Sánchez de la Moncloa, y empezar a hacer nueva política" para el país.

En el escenario, el número dos del PP, Teodoro García Egea, ha aludido a la imagen de Díaz Ayuso y de Pablo Casado celebrando la victoria de las elecciones madrileñas desde el balcón de Génova como lo que "más teme" el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: "la unión de los españoles entorno al Partido Popular".

Con estos mimbres y tras denunciar un "infierno político mediático", Ayuso ha mostrado un respaldo cerrado a Casado. "Mi proyecto siempre ha sido el tuyo, no se entiende esta historia de otra manera", le ha dicho y ha agregado que su labor en Madrid no tiene sentido si en el Gobierno sigue "el proyecto de Pedro Sánchez, que lo tapona todo".

Los suyos lo han agradecido y lo han aplaudido con fuerza.

"Habéis podido comprobar que hay seis presidentes autonómicos que saben gobernar, seis presidentes autonómicos leales, que saben gestionar las pandemias, que saben mejorar las economías, que saben de honestidad, que son amigos, que saben muy bien cuáles son las prioridades", ha dicho Feijóo tras escuchar a la presidenta.

Ha habido incluso lugar para las bromas. "Querido presidente, yo también me quedo en Murcia", le ha dicho López Miras a Casado.

El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida ha negado que se cerrase discrepancia porque a su juicio no había polémica.El nombre del regidor fue introducido en la pugna de Madrid por el propio Casado, que en los últimos días ha reiterado que ambos deben ponerse de acuerdo sobre el futuro de la formación en la región.

Casado por su parte ha buscado una imagen de unidad compartiendo comida con todos sus presidentes autonómicos y, con el camino más despejado, mañana buscará en la plaza de toros buscará dar una imagen de fuerza con más de 9.000 asistentes y hablar de qué políticas pondrá en marcha si llega a la Moncloa.

El PP quiere dejar claro que su líder es el "único capaz de vencer a Sánchez", que suyo es el mérito de, en palabras de García Egea, "traer de vuelta al PP" y que la meta es unir a todo el centroderecha en su papeleta y alcanzar los 176 escaños, la mayoría absoluta.

Los sondeos dicen sin embargo que en la suma está Vox y al respecto el PP se ha limitado a señalar que fue un acierto dejar al partido de Santiago Abascal fuera de los que llaman "gobiernos de la libertad". 

Comentarios