Viernes 14.12.2018

La Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura autoriza trasvasar 38 hm3 en julio

- Se trata de la primera transferencia de caudales desde los embalses de cabecera de Entrepeñas y Buendía acordada con el nuevo Gobierno.

- El Gobierno de Castilla-La Mancha pide derogar el Memorándum que permite el trasvase y recuerda que es una Ley del PP.

Imagen del canal del trasvase Tajo-Segura - Fotografía: Greenpeace/Pablo Blazquez
Imagen del canal del trasvase Tajo-Segura - Fotografía: Greenpeace/Pablo Blazquez

La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha autorizado este miércoles transferir 38 hectómetros cúbicos de agua durante el mes de julio para atender las necesidades de las cuencas receptoras.

Se trata de la primera transferencia de caudales desde los embalses de cabecera del Tajo, los de Entrepeñas y Buendía, acordada con el nuevo Gobierno presidido por Pedro Sánchez.

Según el Ministerio para la Transición Ecológica, es previsible que durante los próximos meses desciendan las reservas en los embalses de los que se nutre el trasvase y ha señalado que se seguirán garantizando las aportaciones previstas en la ley para abastecimientos urbanos, pero ha subrayado también la importancia de adoptar medidas para aumentar la autosuficiencia de los territorios que demandan agua.

La reunión de la Comisión Central de Explotación del trasvase ha sido presidida por el director general del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica, Manuel Menéndez.

La legislación establece que los trasvases desde el Tajo hacia la cuenca del Segura solo son posibles cuando los embalses de cabecera de Entrepeñas y Buendía se encuentren por encima de 400 hectómetros cúbicos, una cantidad que ya se ha superado este año, lo que ha permitido realizar tres trasvases, durante los últimos tres meses.

En la actualidad, según los últimos datos actualizados por la Confederación Hidrográfica del Tajo, los embalses de esta cuenca se encuentran al 69,56 por ciento de su capacidad, tras un leve descenso durante la última semana.

Los embalses de Entrepeñas y Buendía acumulan en la actualidad 351 y 348 hectómetros cúbicos de agua, respectivamente, según los datos de la Confederación del Tajo.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha informado de que la situación de estos dos embalses permite constatar que el sistema se encuentra en el denominado "nivel 2" y ha recordado que ese nivel implica la autorización "automática" de un trasvase de 38 hectómetros cúbicos en julio.

El pasado mes de abril la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura acordó trasferir 60 hectómetros cúbicos de agua en tres meses (abril, mayo y junio), después de once meses sin poderse realizar ninguna transferencia de agua debido a la precaria situación que presentaban los embalses de cabecera.

En el Congreso, donde ha comparecido para exponer las prioridades de su Departamento, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha manifestado que el trasvase entre cuencas "no está prohibido pero sí es algo de carácter extraordinario" y ha justificado su uso cuando se trata de garantizar el agua de boca.

La Comisión Central de Explotación del Acueducto ha autorizado el trasvase de 38 hectómetros cúbicos de agua tras analizar la situación hidrológica "y teniendo en cuenta lo que establecen las Reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura".

Esta Comisión ha hecho también una previsión de la futura evolución de las reservas en los embalses de Entrepeñas y Buendía en el próximo semestre, según ha informado el Ministerio para la Transición Ecológica.

En una nota de prensa, el Ministerio ha señalado que, de acuerdo con esos datos, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha avanzado cuáles serán los criterios de gestión para el futuro inmediato.

"Todos los parámetros apuntan a un progresivo descenso de las reservas en los embalses de los que se nutre el trasvase", ha señalado Hugo Morán.

Para evitar la situación de "alarma" que se vivió entre los meses de junio de 2017 y abril de 2018 (periodo en el que no se pudieron realizar trasvases), el Ministerio para la Transición Ecológica ha anunciado que trasladará a las cuencas afectadas "un primer avance de actuaciones de gestión sostenible".

Esas actuaciones estarán basadas en garantizar la aportación prevista en la Ley para abastecimientos urbanos, ha informado el Ministerio, que ha subrayado que además "se irán sumando medidas encaminadas a incrementar la autosuficiencia de los territorios hoy demandantes".

EL GOBIERNO DE CLM PIDE DEROGAR EL MEMORÁNDUM

Tras la aprobación de este trasvase, la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Élez, ha abogado por la necesidad de derogar el Memorándum que blinda los trasvases del Tajo al Segura, al que se ha referido como "una ley injusta", al tiempo que ha recordado que es una norma del Partido Popular.

Así lo ha manifestado García Élez en declaraciones a los periodistas tras conocerse que la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha autorizado trasferir 38 hectómetros cúbicos de agua de la cabecera del Tajo durante el mes de julio.

La consejera ha asegurado que el Gobierno regional va a seguir haciendo "lo mismo que ha venido haciendo hasta ahora" en defensa de los intereses hídricos de Castilla-La Mancha, de modo que va a recurrir este nuevo trasvase, que se suma a los 23 recurridos cuando gobernaba el PP en España.

Y ha hecho hincapié en que éste será el primer envío de agua que se recurra con un gobierno del PSOE a nivel nacional, "pero con unas leyes del PP".

Según García Élez, este trasvase es "una nefasta consecuencia" del Memorándum que firmó en la anterior legislatura la expresidenta de la región María Dolores de Cospedal, que, a su modo de ver, "vendió los intereses de Castilla-La Mancha a precio de agua".

"Unos intereses que desde el Gobierno regional vamos a seguir defendiendo", ha destacado la consejera, quien ha añadido: "Vamos a seguir alzando la voz y llevando la defensa del agua para Castilla-La Mancha allí donde sea necesario".

García Élez ha solicitado a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que la reciba "cuanto antes" y ha señalado que le parece bien lo que está escuchando en relación a que los trasvases tienen que ser "algo extraordinario", pero ha agregado que la Consejería de Fomento quiere que la ministra "no solo lo verbalice, sino que también lo materialice".

"Queremos concreción en las acciones" y, para ello, "necesitamos modificar las reglas de explotación y derogar un Memorándum que lo único que hace es atacar a los intereses de Castilla-La Mancha", ha apuntado la consejera.

Ha subrayado que este nuevo envío de agua va a suponer pasar de un nivel 3 de prealerta a un nivel 2 de alerta y se ha preguntado si eso es agua excedentaria.

La titular de Fomento ha abogado por defender los intereses de la región "de la mano" de Ribera y a través de un Pacto Nacional, con criterios de "sensatez y sentido común" y dando prioridad a los intereses de la cuenca cedente.

También ha incidido en que el Ejecutivo autonómico va a seguir defendiendo jurídicamente lo que considera "un ataque a los intereses de la región" y en que lo hará mediante el diálogo y cuidando que se cumplan los caudales ecológicos.

A preguntas de los periodistas sobre si considera que este nuevo trasvase es una traición por tratarse de "fuego amigo", ha insistido en que es "un nuevo ataque", basado en una ley "injusta" que lo ampara y ha recordado las palabras de la ministra, que ha dicho que no están prohibidos, pero que tienen que ser extraordinarios.

Preguntada también sobre si cree que va a ser posible un cambio con el nuevo Gobierno para que Castilla-la Mancha esté representada en los órganos en los que se toman las decisiones, ha remarcado que es una de las peticiones que le va a realizar a Ribera en el momento en que pueda hablar con ella y así se lo ha trasladado ya al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hubo Morán, que según la consejera "es partidario de llegar a acuerdos".

Además, ha recordado que también se realizó esta petición al anterior Ejecutivo central, pero que no fue atendida y ha destacado que ahora sí hay posibilidades de "volver a sentarnos y hablar".

PP INSTA A PAGE A TRABAJAR PARA AUMENTAR LA RESERVA MÍNIMA

Por su parte, el PP de Castilla-La Mancha ha instado al presidente regional, Emiliano García-Page, a que trabaje para aumentar la reserva mínima de los pantanos de cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, "que fue lo que hicieron Cospedal y Bono".

El diputado del PP en las Cortes regionales, Francisco Núñez, ha asegurado en rueda de prensa en el Parlamento que "ahora resulta que la culpa de que se hagan trasvases es de Rajoy", y se ha preguntado "si cada vez que ocurra algo negativo en Castilla-La Mancha, la culpa va a ser de Cospedal".

En cambio, Núñez ha opinado que si hoy la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha aprobado un nuevo trasvase es porque el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "ha defendido los trasvases en Murcia".

Por ello, ha considerado que lo que debe hacer el Gobierno regional, con García-Page a la cabeza, es "trabajar por aumentar el caudal mínimo de los embalses" de cabecera, algo que -ha resaltado- hizo el expresidente regional José Bono, que fijó el mínimo en 240 hectómetros, y la expresidenta María Dolores de Cospedal, que estableció las reservas mínimas en 400 hectómetros en Entrepeñas y Buendía.

"Si quiere más agua, que deje de quejarse y se ponga a trabajar", ha concluido Núñez.

PSOE: "ESTA ES LA HERENCIA RECIBIDA DE COSPEDAL"

De su lado, el PSOE de Castilla-La Mancha ha adelantado que el Ejecutivo regional tiene previsto recurrir el trasvase del Tajo al Segura de 38 hectómetros cúbicos previsto para julio, como ha hecho con los anteriores, y ha pedido al Gobierno central que sea sensible con las reivindicaciones de la región.

En declaraciones a los periodistas en el Parlamento, la diputada socialista Rosario García ha achacado la aprobación del nuevo trasvase al "famoso memorándum" del trasvase que fue aprobado en la anterior legislatura, bajo la presidencia de María Dolores de Cospedal, y que supone que "cuando los niveles están un poco recuperados, automáticamente se trasvasa agua".

"Ésta es la herencia de Cospedal para Castilla-La Mancha", ha denunciado García, que ha considerado que la región sufre "las consecuencias de la venta de agua por parte de la perdedora Cospedal".

La diputada regional del PSOE, que ha señalado que la aprobación de hoy es "ni más ni menos que cumplir la ley", ha querido trasladar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía y ha adelantado que, tal y como se ha hecho con los 23 trasvases anteriores, el Gobierno regional recurrirá esta nueva derivación.

"Estamos convencidos de que el actual Gobierno de España, que es diferente y sensible con las reivindicaciones de Castilla-La Mancha en materia de agua, sabrá modificar este memorándum para evitar futuros trasvases", ha confiado García.

MUNICIPIOS RIBEREÑOS, MUY DECEPCIONADOS

Además, la Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía se muestra "terriblemente decepcionada" por el Ministerio de Transición Ecológica después de la aprobación de un trasvase de 38 hectómetros cúbicos, y le insta "a cambiar de política si quiere hacer honor a su nombre y despegarse de Agricultura".

Los ribereños, en una nota de prensa, han señalado que “el infausto Memorándum dejaba poco margen de actuación, pero habrá que modificarlo si de verdad se quiere cambiar de modelo respecto al medio ambiente como parece indicar la ministra” Teresa Ribera.

“La ministra tenía una oportunidad histórica de dar el primer paso para la finalización de esta terrible injusticia, que sacrifica un río, el Tajo, y sentencia de muerte una región, la nuestra, para beneficiar a unos pocos empresarios que ponen por delante el dinero a corto plazo frente a la conservación del Medio Ambiente”, ha señalado el presidente de la Asociación, Francisco Pérez Torrecilla.

Ha añadido que con el reciente informe del Ministerio, el de los ecologistas o las lluvias recogidas en Murcia, “no era necesario este nuevo trasvase y se lo advertimos”.

Pérez Torrecilla ha señalado que, hasta ahora, casi el ochenta por ciento del agua que se trasvasaba era dedicada a uso agrícola, no a consumo humano.

“Desde mediados de los años 80 la superficie de regadío se ha ido multiplicando ilegalmente hasta convertirse en una plaga que ha acabado con el Tajo y con el Mar Menor”, ha denunciado Torrecilla, que asegura que “no tienen medida porque nadie se la impone, pero no es una cuestión de necesidad: es la agroindustria la que roba el agua de la boca de los murcianos”.

Los ribereños acogen con satisfacción que esta vez la agricultura industrial del regadío solo reciba el cincuenta por ciento de esa agua, mientras el 40 % es para consumo humano y el otro diez por ciento para compensar pérdidas en el viaje, pero han advertido de que hay que seguir luchando para que la sobreexplotación de regadíos se reduzca y la cuenca del Segura no necesite agua del Tajo por sistema”.

Pérez Torrecilla, no obstante, ha entendido que “el Memorándum firmado en tiempos de Cospedal complica mucho la labor de la nueva ministra”.

“Confiamos por tanto que los pasos del Ministerio vayan destinados a modificarlo y dejar de primar los intereses de unos pocos frente a los de toda una nación, que se enfrenta a un futuro de desertificación y pobreza si no empezamos a pensar en verde”, ha señalado.

Ha dicho que entienden que la premura de la reunión de la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura, recién llegados al Gobierno y sin haber renovado todavía todos los cargos del Ministerio, haya influido a la hora de tomar "esta equivocada decisión de seguir alimentando el regadío”.

Pero, ha continuado, “eso no puede volver a ocurrir en el futuro" por lo que ha pedido a la ministra que, para la reunión de la Comisión del próximo mes de agosto, "recuerde que, efectivamente, los trasvases deben ser algo extraordinario, sobre todo los destinados a la insostenible agroindustria del SCRATS”, ha concluido Torrecilla. 

TOLEDO LO RECHAZA Y PIDE SOLIDARIDAD TERRITORIAL

Por último, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Toledo también ha rechazado el trasvase aprobado y ha pedido que se apliquen alternativas "para garantizar la solidaridad entre territorios".

En una nota de prensa, el Gobierno local de Toledo ha expresado su rechazo la nueva derivación de los pantanos de cabecera por las consecuencias que supone para la calidad del río Tajo a su paso por Toledo.

Asimismo, ha reclamado al Gobierno central que ponga en marcha medidas alternativas "que no conlleven un menoscabo del principal recurso natural que tiene la ciudad".

Ha criticado que se haya autorizado una derivación de la cabecera del Tajo al Segura de 38 hectómetros cúbicos para julio "que condiciona el desarrollo económico y social de Toledo y del resto de municipios ribereños y que impide la regeneración natural del río".

El Gobierno local de Toledo ha confiado en que "los actuales responsables gubernativos se alejen de estas políticas trasvasistas y apuesten de manera decidida por la solidaridad entre territorios sin comprometer la recuperación del río Tajo y desarrollando herramientas alternativas que satisfagan las necesidades de abastecimiento de todos los ciudadanos".

Y ha asegurado "que se mantendrá siempre al lado de los toledanos y de las toledanas y defenderá ante cualquier instancia, gobierne quien gobierne, el fin del Trasvase del Tajo al Segura y la integridad del río a su paso por nuestra ciudad".

También ha expresado el rechazo al nuevo trasvase el portavoz de Ganemos Toledo en el Ayuntamiento y coordinador local de IU, Javier Mateo, que en otra nota de prensa ha mostrado su decepción "por la continuidad de la política trasvasista del actual Gobierno del Estado".

"Parece que nada ha cambiado con el nuevo gobierno del PSOE", ha afirmado Mateo, que ha puesto de manifiesto "la inquebrantable postura de defensa que hemos mantenido en todo momento ante los trasvases", por lo que "como siempre hacemos ante cada trasvase lo rechazamos de plano".

Según Mateo, "los trasvases condenan una vez más al río Tajo a una lenta agonía" y ha advertido que "tenemos muy claro que gobierne quien gobierne el Tajo se defiende”, ya que según el portavoz de Ganemos Toledo "la aprobación de nuevos trasvases camina en la dirección contraria a la recuperación del río, por lo que como siempre encontrará nuestro rechazo más contundente". 

Más información en vídeos 
Comentarios