domingo 15.12.2019

CLM recurrirá si las obras para los pozos de sequía confirman un trasvase encubierto

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, durante su intervención en el Pleno de las Cortes
El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, durante su intervención en el Pleno de las Cortes

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha avanzado que si se la aprobación de obras para acondicionar pozos de sequía en Hellín (Albacete) ponen de manifiesto un trasvase encubierto de agua a Murcia, el Ejecutivo autonómico lo recurrirá "en defensa de los intereses de la región".

Así lo ha destacado Martínez Arroyo en su intervención en el pleno de las Cortes, durante el debate general, a propuesta del grupo socialista, relativa a la situación de la cuenca del río Segura.

El consejero ha explicado que el pasado 20 abril el Consejo de Ministros aprobó, sin contar con Castilla-La Mancha, obras para acondicionar pozos de sequía en el municipio de Hellín, "cuando hay más agua en la cuenca del Segura que en el Alto Tajo", ha precisado.

En este sentido, ha señalado que el Gobierno regional se ha enterado de ello a través de una nota de prensa, por lo que ha pedido información al Ministerio.

Y ha añadido que si esa información pone de manifiesto que se ha vuelto a hacer un trasvase encubierto de agua a Murcia, "el Gobierno de Castilla-La Mancha lo recurrirá en defensa de los intereses de la región y todo apunta a que sea así".

Martínez Arroyo ha incidido en que los pozos de sequía "no son malos y hay que hacerlos" porque son "infraestructuras necesarias", pero lo que no puede hacerse, a su modo de ver, es un trasvase encubierto cuando hay más agua embalsada en la cuenca del Segura que en los pantanos de la cabecera del Tajo.

De igual modo, ha indicado que una batería de pozos están en el acuífero de El Molar, un acuífero sobrexplotado que gasta más agua de la que recarga y que, en concreto, pierde 3 hectómetros cúbicos al año.

"Pero con los trasvases y lo que esto prevé se van a perder cada años 30 hectómetros cúbicos en ese acuífero", ha señalado Martínez Arroyo, para quien "no es justo ni de sentido común" actuar así.

El consejero ha indicado que la situación de la cuenca del Segura es siempre "complicada" y ha resaltado que está ligada al trasvase desde el Tajo, una obra realizada hace 40 años que, en su opinión, "tiene fecha de caducidad", por lo que "hay que plantearse alternativas".

En este sentido, ha hecho hincapié en que el Gobierno regional está trabajando con los interlocutores sociales en la elaboración de un documento para fijar su posición en materia de agua que se trasladará después a los grupos políticos y ha confiado en contar con el apoyo de todos.

"Si la política de agua se reduce a la aprobación de un trasvase, vamos muy mal", ha asegurado Martínez Arroyo, quien ha agregado que hay que afrontar los problemas "desde la planificación, entre todos" y ha instado al Gobierno de España a iniciar conversaciones para un pacto nacional que, a su juicio, "no se puede alcanzar sin contar con las comunidades autónomas".

Por su parte, el diputado del PP Francisco Núñez, ha recordado que el PSOE gobernaba en España, en Castilla-La Mancha y en Hellín cuando se hicieron los pozos de sequía y ha afeado al alcalde de esta localidad albaceteña que vendiera agua a municipios de Murcia y Alicante.

Núñez ha abogado por garantizar una reserva mínima para los pantanos de cabecera del Segura y por un plan director de desarrollo sostenible, además de por "volver a la senda del consenso y el diálogo" y de un pacto nacional que garantice agua en cantidad y calidad, también en esta cuenca.

Por otro lado, el diputado socialista Emilio Sáez ha afirmado que en el sureste español la situación es "dramática" porque no existe agua en la cuenca alta del Segura y la que queda se está explotando "de manera impropia y desleal, con premeditación y alevosía".

Sáez ha puesto en duda que el agua que sale de esos pozos sea para consumo humano y ha destacado que la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y el Ministerio tienen obligación de defender la totalidad de la cuenca, no solamente una parte.

Además, el portavoz de Podemos en las Cortes, David Llorente, ha puesto de manifiesto las reivindicaciones de la sociedad civil y de los vecinos de la cuenca alta del Segura, que reclaman la paralización de obras de extracción, "salvo en verdaderas situaciones de emergencia".

También ha incidido en que reivindican la derogación de decretos de sequía y la modificación de los planes de sequía teniendo en cuenta la previsión de los recursos hídricos.

De este modo, las Cortes han aprobado con los votos a favor de PSOE y Podemos y la abstención del PP, la propuesta de resolución del grupo socialista que plantea instar al Gobierno de España a la inmediata paralización de extracciones y pozos de sequía en la cuenca del Segura y a realizar infraestructuras en la provincia de Albacete en igualdad de condiciones que el resto de la cuenca.

Además, ha rechazado, con el voto en contra de PSOE y Podemos, la propuesta de resolución del grupo popular que planteaba instar al Gobierno regional a aumentar la representación de la provincia de Albacete en los órganos de representación de la CHS y que proponía una reserva mínima como en otras zonas de la región. 

Más información en vídeos 
Comentarios