lunes 14.10.2019

CLM aprueba el proyecto de Decreto que fija los tiempos máximos de atención en las urgencias hospitalarias

- El Gobierno regional aprueba el Decreto de Ordenación del Sistema de Formación Sanitaria Especializada en Castilla-La Mancha.

- Se aprueba la adquisición de equipos de alta tecnología para el nuevo Hospital de Toledo por un importe superior a los 5,5 millones de euros

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha informado en rueda de prensa de los acuerdos del Consejo de Gobierno relacionados con su departamento
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha informado en rueda de prensa de los acuerdos del Consejo de Gobierno relacionados con su departamento

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado en su reunión de esta semana el proyecto de Decreto por el que se garantizan el derecho a la información, acompañamiento y los tiempos máximos de atención en los servicios de urgencia hospitalaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha explicado en rueda de prensa que según se establece en este decreto, todas las personas que soliciten asistencia en las urgencias hospitalarias tienen derecho a ser recepcionadas, acogidas y clasificadas por un profesional sanitario titulado en los primeros diez minutos de su permanencia en el área de urgencias, después de haber sido filiado en el servicio de admisión, con el objetivo de evaluar la gravedad del proceso que padece y priorizar el orden de atención.

Cuando se supere ese tiempo máximo, los servicios de urgencias deberán habilitar más puestos de triaje para garantizar este derecho.

Una vez que el paciente haya sido recepcionado, acogido y clasificado y, salvo en el caso de pacientes clasificados con códigos tiempo dependientes, será atendido en un tiempo máximo “que será fijado en función del nivel de prioridad establecido por el profesional sanitario que les atiende conforme a una escala internacional”, ha afirmado Fernández Sanz.

Si se supera el tiempo máximo fijado sin que el paciente haya sido atendido, el paciente deberá ser reevaluado por los profesionales de urgencias para comprobar si el nivel de prioridad se ha modificado y actuar en función del resultado.

Por otra parte, en el Decreto se establece que todas las personas atendidas en el servicio de Urgencias que precisen ingreso hospitalario tienen derecho a ocupar una cama de hospitalización a la mayor brevedad posible, y en todo caso en un tiempo máximo de 12 horas siguientes a la solicitud administrativa del ingreso. Si se supera ese tiempo máximo, el centro hospitalario habilitará sin demoras las camas necesarias con el fin de garantizar la prestación de una asistencia de calidad y la dignidad de las personas.

En el caso de que el centro hospitalario no dispusiera de las camas suficientes para atender los ingresos procedentes del servicio de urgencias, informará a los pacientes y les ofertará la posibilidad de ser ingresados en alguno de los centros hospitalarios públicos de la región en función al proceso clínico del paciente, la disponibilidad de camas y la proximidad. No obstante, y siempre que su estado de salud lo permita, el paciente podrá optar por permanecer a la espera de que se habiliten los recursos necesarios para su ingreso.

DERECHO DE ACOMPAÑAMIENTO

De otro lado, ha explicado el consejero de Sanidad, en el Decreto queda recogido igualmente el derecho del paciente a estar acompañado por un familiar o persona de su confianza tras haber sido clasificado, salvo en aquellos casos y situaciones en los que sea incompatible con la prestación sanitaria.

Además, los profesionales sanitarios prestarán especial atención al derecho de acompañamiento de los pacientes dependientes, con deterioro cognitivo, trastorno mental o alteración del nivel de conciencia, personas con discapacidad auditiva, visual o movilidad reducida y a las mujeres durante el segundo y tercer trimestre del embarazo o durante el proceso de parto.

DERECHO DE INFORMACFIÓN

Por otra parte, Fernández Sanz ha explicado que el Decreto reconoce el derecho del paciente a que durante su estancia en el servicio de urgencias se le asigne un profesional médico y otro de enfermería responsables de su proceso, y que serán los encargados de proporcionar al paciente o sus familiares la información asistencial sobre su proceso clínico.

A este respecto, se establece que no podrán transcurrir periodos de más de doce horas sin que se haya facilitado al paciente o sus acompañantes información completa sobre el proceso asistencial y que en todo caso serán informados cuando haya una modificación en el estado de salud o nueva información que facilitar.

El SESCAM publicará cada seis meses en su portal de transparencia la demora media en la recepción, acogida y clasificación de todas las personas atendidas en los servicios de urgencias, la demora media en los ingresos hospitalarios procedentes de urgencias y los tiempos que han transcurrido desde el triaje hasta la atención en cada uno de los niveles de prioridad.

Finalmente, y con el fin de preservar la seguridad de las personas, especialmente de los residentes en las zonas rurales, el Decreto establece que no se podrán suprimir los Puntos de Atención Continuada ya existentes en atención exclusivamente a argumentos basados en criterios de carácter económico.

FORMACIÓN SANITARIA ESPECIALIZADA

En otro orden de asuntos, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado también el Decreto de Ordenación del Sistema de Formación Sanitaria Especializada, con el objetivo de adecuar el sistema de formación conforme a lo establecido en la legislación básica estatal y contribuir a la mejora del sistema de salud y de la atención sanitaria a nuestros ciudadanos mediante una Formación Sanitaria Especializada de calidad.

El consejero de Sanidad ha explicado que este decreto ha sido elaborado por la Dirección General de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria, a iniciativa y con la participación de la Dirección General de Calidad y Humanización de la Asistencia Sanitaria.

Los trabajos para la realización del decreto comenzaron en 2016, con la formación de grupos de trabajo formados por los jefes de estudios de los centros y unidades acreditadas en Castilla-La Mancha.

Fernández Sanz ha señalado que las principales aportaciones de este proyecto de decreto, entre otras, son que mejora la organización y el funcionamiento de la Formación Sanitaria Especializada, que aportará beneficios directos a los profesionales en formación (residentes), a sus tutores y a otros profesionales que intervengan en su formación, a la Administración e, indirectamente, a los ciudadanos por la mayor calidad de los servicios que se les puede prestar.

Por un lado, en relación a las Unidades Docentes de Formación Sanitaria Especializada, regula los órganos docentes, su acreditación, su ámbito de actuación, su dependencia y sus recursos.

En cuanto a las Comisiones de Docencia, reconoce las ya existentes, estableciendo sus fines, ámbito de actuación, dependencia, funciones, composición, régimen de funcionamiento, nombramiento y cese de sus vocales, funciones del presidente, secretario y resto miembros, así como la composición de las subcomisiones de docencia específicas.

Asimismo, crea la Comisión de Formación Sanitaria Especializada de Castilla-La Mancha, como órgano asesor de la Consejería de Sanidad en esta materia, estableciendo su composición, funciones y régimen de funcionamiento.

Respecto a la figura del jefe de estudios, determina sus funciones, dedicación, sistema de elección, nombramiento, cese, evaluación y reconocimiento de su labor.

Sobre la figura del tutor, pieza clave en la formación de los futuros especialistas y otras figuras docentes, establece las funciones de cada uno, el mecanismo de acreditación y reacreditación, el nombramiento y cese, las horas de dedicación a la docencia y el sistema de evaluación, reconocimiento e incentivación.

También crea el Registro de Tutores y Profesionales al Servicio de la FSE, determinando los datos y documentos a incluir en el mismo.

Asimismo, regula diferentes aspectos de las rotaciones externas y la gestión de calidad de la docencia.

Finalmente, habilita la presentación telemática de las solicitudes a través de los formularios publicados en la web de la Junta que, a medio plazo, contribuirá a la disminución de las cargas administrativas.

NUEVAS INVERSIONES PARA EL HOSPITAL DE TOLEDO

Por otra parte, el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado también la autorización de un gasto de 5.651.980 euros para la contratación del suministro, instalación y mantenimiento de determinados equipos de Alta Tecnología con destino al nuevo Hospital Universitario de Toledo.

El consejero de Sanidad ha explicado que la inversión incluida en este expediente irá destinada a la adquisición de un telemando, una sala de electrofisiología y arritmias, un TC de 64 cortes, una resonancia magnética de 3 teslas, cuatro salas de radiología digital y un telemando digital con detector plano dinámico y sistema de radiografía digital con detector plano con estativo vertical y tubo de rayos X adicional en suspensión de techo.

Se trata de la segunda inversión para la dotación de equipamiento del nuevo Hospital Universitario de Toledo que autorizará el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha, tras la realizada el año pasado por importe de 1,17 millones de euros destinada a la compra de la Central de Esterilización del nuevo centro hospitalario.

Se prevé cofinanciación de estos equipos con fondos del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

En los próximos meses está previsto que se autoricen más inversiones para el resto de dotación tecnológica del Hospital Universitario de Toledo, hasta alcanzar los 50 millones de euros previstos, y que se destinarán a completar los equipos de alta tecnología, a equipamiento quirúrgico, dotación de quirófanos, laboratorios y farmacia.

Fernández Sanz ha explicado que el objetivo que se persigue es “que la mejor tecnología sanitaria, esté al servicio de la mejor asistencia al paciente”. Bajo esta premisa se ha diseñado la dotación tecnológica del nuevo Hospital de Toledo, lo que le permitirá ser un centro puntero y de referencia en la práctica asistencial.

“Queremos poner a disposición de los profesionales y los pacientes la tecnología más avanzada para facilitar y agilizar el diagnóstico, facilitando así la labor de los profesionales y ofreciendo al paciente una asistencia más ágil”, ha explicado el consejero de Sanidad.

Cabe recordar que con la apertura de este nuevo centro sanitario, el Complejo Hospitalario Universitario de Toledo incrementará en un 21 por ciento el número de camas, pasando de 940 a 1.142. Además, el número de quirófanos pasará de los 26 actuales a un total de 39; contará con 120 puestos de tratamiento en hospitales de día; 40 boxes de observación en el Área de Urgencias y un 60 por ciento más de locales de consultas.

CONVENIO CON NIPACE

Por último dentro de los asuntos sanitarios abordados por el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha se ha aprobado también la firma de un convenio específico entre la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos para la Investigación y la integración y la Fundación de Ayuda a Niños con Parálisis Cerebral (NIPACE), para un proyecto internacional de tratamiento con niños con parálisis cerebral por un importe de 237.990 euros.

Este proyecto internacional tiene como objetivo la investigación para mejorar la calidad de vida de las personas con parálisis cerebral, en concreto con la población infantil, dada la eficacia del entrenamiento mediante un tapiz rodante, con soporte parcial del peso corporal, en pacientes con las citadas lesiones.

BALANCE DE LA LEGISLATURA

De otro lado, el consejero de Sanidad se ha mostrado satisfecho con el trabajo de la legislatura en la que se hecho una importante labor "de recuperación sanitaria", aunque ha considerado "es verdad que necesitamos un segundo tiempo" y ha admitido que "me gustaría jugarlo".

Preguntado sobre su posible continuidad en el cargo tras las elecciones autonómicas del domingo, Fernández Sanz, ha dicho que está a disposición del presidente, Emiliano García-Page, aunque ha comentado que está "muy contento y muy agusto" con la labor que han desarrollado los 30.000 profesionales de la sanidad.

"Creo que hemos hecho una labor de recuperación en materia sanitaria muy importante, con una sensación de haber tocado casi todos los temas importantes que nos obligan a cuidar a las personas y que tanto desvelo hemos querido tener en ello" ha añadido.

Ha destacado la recuperación de las obras de centros que se habían parado en la anterior legislatura, o la inversión de más de 28 millones de euros en tecnología más los 15 millones de mecenazgo de la Fundación Amancio Ortega.

También ha recordado que hay 4.023 personas más trabando en el en el Sescam que las que había al inicio de la legislatura y ha valorado los menos de 100.000 en las listas de espera sanitarias durante 23 meses seguidos, que suponen además los mejores datos de los últimos 12 años.

"En definitiva, creo que se ha generado un abanico de acciones que tienen mucho que ver con las personas de Castilla-La Mancha", ha subrayado Fernández Sanz, aunque ha puntualizado que "es verdad que necesitamos un segundo tiempo y me gustaría jugarlo".

Pero ha señalado que está al servicio "de los castellano-manchegos, de las castellano-manchegas y, por supuesto, de la decisión del presidente", aunque ha reiterado que "estoy muy contento con lo que he hecho y seguiría muy contento haciéndolo".

Por otra parte, a preguntas de los periodistas sobre el debate electoral de este lunes, Fernández Sanz ha aseverado: "Vi un presidente y ni siquiera aspirantes al mismo".

Y fundamentalmente vio en el candidato del PP, Paco Núñez, "la repetición de cuatro años que yo he sufrido en las Cortes y tenido ocasión de escuchar en ese tono de voz, en ese tono agresivo", ha aseverado.

Núñez ha utilizado "ese tono que yo a veces ni me enteraba bien de lo que me quería decir", ha señalado Fernández Sanz, a quien le parece "que es mucho mejor el diálogo, el consenso, la moderación".

En ese sentido, ha opinado que lo que pretendía Núñez "era afear las buenas listas de espera Castilla-La Mancha".

Son unas listas "mejorables desde luego, pero estamos trabajando en ello", ha señalado el consejero de Sanidad, que ha subrayado que "la verdad es que llevamos 23 meses por debajo de 100.000 pacientes en lista de espera, que hemos reducido en más de un mes tiempo global de espera de un proceso".

Pero no quieren reconocerlo, porque "les sabe mal" y "sobre todo no quieren reconocer la transparencia y la agilidad en el manejo de los datos de lista de espera", ha manifestado. 

Más información en vídeos 
Comentarios