domingo 20.10.2019

Castilla-La Mancha tiene 690 vehículos y 1.716 trabajadores en el transporte sanitario

La totalidad de las UVI’s móviles de las provincias de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara han sido renovadas por vehículos muy bien valorados por los profesionales, según ha destacado la directora gerente del Sescam

La directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Regina Leal, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad del Parlamento de Castilla-La Mancha
La directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Regina Leal, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad del Parlamento de Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha cuenta con 690 vehículos destinados al transporte sanitario terrestre y 1.716 trabajadores que, desde el 1 de octubre de 2017 al 31 de mayo de 2018, han realizado un total de 871.991 asistencias en toda la región.

Estos datos los ha ofrecido este miércoles la directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Regina Leal, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad del Parlamento regional para informar sobre la situación del transporte sanitario.

Leal ha asegurado que con el nuevo contrato, que entró en vigor el 1 de octubre de 2017, se ha logrado "un gran avance" en los cinco lotes adjudicados -uno por provincia-, ya que se han estandarizado tanto los vehículos como su equipamiento y se ha modernizado parte de la flota con ambulancias "más eficientes y seguras".

Ha detallado que el servicio dispone de 174 vehículos para transporte sanitario urgente y 506 para transporte sanitario no urgente, además de 5 todoterrenos y 5 ambulancias de tipo variado que han realizado un total de 871.991 asistencias.

Y ha destacado también las mejoras que se han producido en recursos humanos, ya que se han incorporado 129 trabajadores (27 en Albacete, 17 en Ciudad Real, 25 en Cuenca, 27 en Guadalajara y 33 en Toledo), hasta alcanzar los 1.716 profesionales en toda Castilla-La Mancha.

Ha explicado que antes de la entrada en vigor del nuevo contrato, en septiembre de 2017, se procedió a realizar una inspección en la que se detectaron incidencias en cuanto a recursos materiales de las bases y ambulancias, motivo por el cual el Sescam inició expedientes que derivaron en sanciones.

Si bien, ha resaltado que el servicio se prestó "garantizando las condiciones de seguridad" y ha añadido que posteriormente se realizó una segunda inspección en la que se concluyó que el 90 por ciento de las deficiencias detectadas en la primera habían sido subsanadas.

Ha agregado que entre el 1 octubre de 2017 y el 31 mayo de 2018 se han realizado 118.997 servicios de transporte urgente y se han presentado 35 reclamaciones por retrasos en asistencia, trato recibido por personal o por no estar de acuerdo con la asistencia recibida, lo que supone un 0,02 por ciento.

En cuanto al transporte programado, se han llevado a cabo 752.994 traslados en la región y se han registrado 488 reclamaciones, lo que representa un 0,06 por ciento.

Ha informado de que, a fecha 31 de mayo, de esas 488 reclamaciones se han abierto ya 450 expedientes informativos, de los que 54 han dado lugar a sanciones económicas a las empresas adjudicatarias por incumplimiento en las condiciones del transporte por 78.200 euros (9 en Albacete, 36 en Ciudad Real, 3 en Cuenca y 6 en Guadalajara).

De igual modo, ha indicado que se han renovado 19 UVIs móviles y que en los próximos meses se procederá al cambio de 140 ambulancias, lo que supondrá una renovación de los vehículos del 40 por ciento.

Además, la directora gerente del Sescam ha instado al PP -que ha denunciado graves deficiencias en las ambulancias y posibles irregularidades en los contratos de los trabajadores- a acudir a los tribunales y ha afirmado estar "muy tranquila" con la gestión que se ha llevado a cabo desde 2015.

Sin embargo, el portavoz adjunto del PP Lorenzo Robisco ha criticado el "mal estado" en el que se encuentran las ambulancias de Castilla-La Mancha, especialmente en las provincias de Ciudad Real y Guadalajara, que, a su modo de ver, es "más propio de animales" que de pacientes y ha citado, entre otras deficiencias, rajas en las ruedas, sillas "propias del tercer mundo" y temperaturas interiores de hasta 34 grados.

También ha asegurado que las condiciones de los empleados rozan "la explotación y la esclavitud" y ha advertido de "un posible fraude de ley" por contratos en prácticas, con salarios que apenas alcanzan los 800 euros mensuales y, en algunos casos, trabajando hasta 86 horas a la semana.

Por su parte, la diputada del PSOE, Ana Isabel Abengózar, ha destacado la apuesta del Gobierno regional por mejorar la calidad del servicio y las condiciones laborales, tras un mandato en el que estos condicionantes "nunca se habían tenido en cuenta".

Además, la diputada de Podemos María Díaz ha incidido en que el incumplimiento del pliego de cláusulas administrativas persiste a día de hoy y en que "queda mucho por mejorar". 

Más información en vídeos 
Comentarios