Page anuncia que el Gobierno de CLM convocará oposiciones en Sanidad y Educación en 2016

Prevé unos presupuestos "expansivos" en servicios y espera presentarlos a principios de 2016. Aboga por entenderse con Murcia y Valencia para "darle arreglado" al Estado el conflicto del agua. Quiere la nueva ley electoral "pactada" antes de mitad de legislatura

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha mantenido un desayuno informativo con los medios de la región en el Palacio de Fuensalida
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en una imagen de archvio

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma para el próximo año serán "expansivos en servicios públicos antes que en inversiones, al tiempo que ha señalado que espera que su Gobierno pueda presentarlos "a finales de año o a principios de 2016".

En una entrevista en Castilla-La Mancha Televisión (CMT), García-Page ha dicho que para este ejercicio se encontró todo lo presupuestado "prácticamente gastado", a lo que hay que sumar el problema de que "el Ministerio de Hacienda está apretando el cinturón a las autonomías diez veces más que al propio Estado".

"Es el momento de pelearse sincera, democrática y constitucionalmente por que no nos asfixien tanto, y estamos en esa disposición mientras estamos elaborando un presupuesto que va a ir con algunas semanas de retraso, pero en todo caso mucho más rápido que el presupuesto que le tocó confeccionar a Cospedal", ha dicho.

Aunque se ha declarado "de acuerdo con la ortodoxia presupuestaria", ha dicho que el déficit marcado para las comunidades autónomas es "un problema político porque Angela Merkel manda en Europa y no pasa nada".

"El presupuesto debe estar al servicio del ciudadano y no es para quedar bien con un interventor o con el ministro de Hacienda; tiene que servir para que esta región salga de la situación de crisis económica, lo que tiene relación directa con el deterioro de los servicios públicos", ha aseverado, incidiendo en que luchará por que los presupuestos de la Comunidad Autónoma que tenga que confeccionar "sean para la gente", algo que reclamará gobierne quien gobierne en La Moncloa.

Ha lamentado que en Europa haya habido "una falta de reflejos para abordar la crisis", contraponiendo el ejemplo de Estados Unidos, "país donde empezó la crisis y que en dos años, aplicando políticas contrarias a las europeas, están creando empleo en mayor medida que antes de la crisis".

EL PLAN DE EMPLEO, PUBLICADO ANTES DE FINAL DE AÑO

Sobre el Plan de Empleo previsto por el Gobierno autonómico con el que prevé crear 60.000 empleos en dos años, García-Page ha resaltado que la normativa estará preparada entre octubre y noviembre, y estará publicado antes de que finalice el año para que algunos programas empiecen a funcionar el próximo año, algunos de ellos con cargo al presupuesto actual.

Ha recordado que se movilizarán 345 millones de euros de dinero público, y como características financiará el cincuenta por ciento del primer contrato de los jóvenes que finalicen los estudios en Castilla-La Mancha, o, por ejemplo, pagando un complemento a los mayores de 55 años para que lleguen "con dignidad" a cobrar una pensión.

En cuanto al paro juvenil, ha mostrado su intención de iniciar una campaña para que 40.000 jóvenes de la Comunidad Autónoma se sumen al Plan de Garantía Juvenil de la Unión Europea, un programa que ahora "solo cuenta con 1.500 jóvenes" porque en los últimos años de Gobierno del PP "no se ha movido ni un papel", y se podrían perder "hasta 60 millones de euros".

PLAN DE INVERSIÓN EN SANIDAD Y OPOSICIONES

En otro orden de cosas, y en materia sanitaria, ha avanzado que pondrá en marcha un Plan de Inversión para diez años para abordar las obras hospitalarias de Cuenca, Guadalajara, Albacete, Puertollano y para culminar el hospital de Toledo.

La financiación de estas obras se llevarán a cabo "con ingenio y negociando con las empresas", pero "sin parar". En este punto, ha confirmado que la intención de su Gobierno es iniciar las obras del nuevo hospital de Cuenca en el mes de noviembre, mientras que otros casos van "más lentos", como es el caso del Hospital de Puertollano, "que todavía no tiene proyecto".

Sobre el convenio sanitario con la Comunidad de Madrid, ha avanzado que en próximos meses dará información detallada del mismo, lamentando que la distancia media en minutos que un ciudadano de Toledo se puede ahorrar para ir a un centro sanitario de Madrid es solo de 17 minutos, y ello no es razón para pagar 60 millones de euros al año a la comunidad vecina "para que financie su sanidad privada".

"Este convenio no tiene nada que ver con la Sanidad. Y además vamos a revisar los contratos planteados con clínicas privadas de Madrid, donde se está gastando mucho dinero", ha añadido.

Ha recordado su intención de contratar a mil sanitarios en próximos meses, extremo que figura en el compromiso de investidura con Podemos, asegurando que estas contrataciones se podrán llevar a cabo gracias al dinero que se ahorrará cancelando el convenio sanitario con Madrid.

En este punto, ha avanzado que también se realizarán contrataciones en Educación, en concreto en Educación Primaria, "para normalizar la situación de los interinos". "Ya sabemos que necesitaremos maestros, así que los contrataremos conforme a la ley".

CONFLICTO DEL AGUA

El presidente de Castilla-La Mancha ha abogado también por encontrar una solución conjunta al conflicto del agua con los gobiernos autonómicos de Murcia y de la Comunidad Valenciana para "darle arreglado entre las partes afectadas al Gobierno" el asunto, ya que en caso contrario desde el Gobierno estatal pueden "tener la tentación de ver dónde hay más votos" en lugar de defender los intereses de todos.

García-Page ha asegurado que está dispuesto a reunirse con las dos comunidades autónomas limítrofes que también disfrutan de agua del Tajo, y va a intentar "pelear mucho por el agua, y no solo por quedar bien".

"A estas alturas el agua nos ha traído muchos disgustos. No me puedo quedar tranquilo, aunque lo tenga que discutir con Murcia, con Valencia o con Pedro Sánchez", ha dicho.

Ante esta situación, ha dicho que le pedirá tanto a Murcia como a la Comunidad Valenciana "que no piensen en la Comunidad Valenciana y en la Murcia de hoy, sino en la de mañana", ya que "con el agua del Tajo no podrán seguir creciendo".

A su juicio, tanto anteriores gobiernos del PSOE en La Moncloa como el líder del PSOE, Pedro Sánchez, "tienen claro que hay que jugar en un escenario diferente". "Hemos gastado 550 millones de euros en desaladoras que están paradas en el Levante, y eso es porque es más cara ese agua que la regalada del Tajo. No quiero poner en una situación límite ni a Murcia ni a Valencia, pero todos tenemos derecho al agua", ha recalcado, añadiendo que no le gustan los trasvases, ya que "la experiencia demuestra que son malos, se cargan el río y hacen una economía artificial".

"ME DEJARÉ LA PIEL POR EL AGUA"

De otro lado, el presidente autonómico se ha referido al conflicto del agua tras los últimos trasvases aprobados por el Ministerio de Agricultura y que han dejado a los embalses de cabecera del Tajo por debajo de los 400 hectómetros cúbicos. En este apartado, ha asegurado que se va a "dejar la piel", señalando que en Guadalajara "se paga por un metro cúbico de agua 51 céntimos y en Murcia solo 9,6". "Si pagaran lo mismo que pagamos aquí, la querrían sacar del mar".

Para García-Page, "no se puede tolerar que pueblos de Guadalajara vean el agua marchar a Murcia mientras son abastecidos con cisterna", tras lo que ha criticado que "por el canal del trasvase haya diez veces más agua que en el río Tajo, y además sea agua limpia".

En este punto, ha subrayado que "si España quiere democráticamente trasvases", que estos se hagan "en todos los ríos", ya que "no se puede defender el trasvase del Tajo y decir que no es posible en el Ebro".

VE "ESPERANZA" PARA ELCOGAS

Sobre la situación de la central térmica de Elcogas en Puertollano, otro de los frentes de batalla que el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene abiertos con el Gobierno de la nación, García-Page ha dicho que todavía "queda esperanza", tras lo que ha reconocido que en últimos días ha mantenido reuniones "discretas" con los accionistas de la empresa, quienes "tienen actitud de seguir, pero con un marco regulatorio que les permita hacer planes de futuro, porque ahora mismo están con la soga al cuello".

También ha lamentado que el presidente del Gobierno no se haya reunido con él para tratar este asunto. "Soy consciente de la cercanía de convocatoria electoral, pero quiero una reunión para hablar de temas concretos, y estoy dispuesto a una reunión más grande para hablar de todo después de las elecciones".

Para esta continuidad de Elcogas, en necesario que "el Gobierno eche una mano" como ya ha hecho "con tantos sectores de la economía española". Así, ha lamentado que "con la milésima parte del dinero que se dio a Bankia, se podría mantener no solo Elcogas, sino toda la minería española".

Ha recordado que la competencia energética es "exclusiva del Estado", asegurando que los 27 millones anuales a los que el Ministerio se comprometió con los sindicatos serían suficientes para que Elcogas se mantuviera en Puertollano.

En su opinión, tanto el anterior Gobierno autonómico del PP como el estatal esperaron a que pasaran las elecciones para cerrar Elcogas, pero los ciudadanos "le han cambiado los planes" toda vez que ahora gobierna el PSOE.

"Cuando ha gobernado el PSOE siempre ha habido un compromiso nítido con la energía renovable, que claro que cuesta dinero, pero más dinero se ha metido en los bancos y ellos han abusado", ha recalcado.

En todo caso, ha dicho que tiene previsto para la ciudad de Puertollano un plan estratégico para toda la comarca, ya que se trata de la zona "mejor preparada para acoger todo tipo de inversión energética".

CONVENCIDO DE QUE SE IRÁ A LOS TRIBUNALES POR EL ATC

Sobre la instalación del Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares en Villar de Cañas, García-Page se ha mostrado convencido de que el asunto va a llegar a los tribunales, aunque igualmente está confiado en que se judicialice "la auditoría que el Gobierno autonómico ha pedido sobre la gestión de la empresa pública Enresa" que gestiona los residuos.

Ha defendido que la decisión de escoger Villar de Cañas "ha sido incoherente", y aunque comprende que haya que tratar los residuos nucleares en España, ha dicho que "la mayoría de los técnicos dicen que lo mejor sería conservar la basura nuclear en las propias centrales nucleares".

"Las consecuencias de un cementerio nuclear no nos pueden dejar indiferentes. Cospedal desde la oposición firmó un compromiso para que no se estableciera el ATC en ningún lugar de Castilla-La Mancha y cambió de opinión cuando era presidenta, porque como era secretaria general del PP, alguien tenía que comerse el marrón de meter un basurero nuclear", ha criticado.

NUEVA LEY ELECTORAL

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha tiene en mente que "el nuevo escenario" con la nueva ley electoral de la Comunidad Autónoma "esté pactado antes de la mitad de legislatura", y no como ocurrió con la anterior reforma impulsada por el Gobierno del Partido Popular, para que "estén claras" las reglas del juego antes de citarse con las urnas.

García-Page ha asegurado que su intención es "intentar por todos los medios" llegar a un acuerdo para diseñar la nueva ley, recordando que la legislación actual "está hecha de manera tramposa".

Ha dicho que todavía no ha pensado en una cifra definitiva de diputados y ahora toca "hacer un estudio y compartirlo con las fuerzas políticas para que todo el mundo se sienta representado".

El objetivo, según el presidente autonómico, "es que todo el mundo que se presente a las elecciones esté sentado en el Parlamento". "El número de diputados tiene que ver con la representación. Soy partidario de recortar en burocracia, no en democracia", ha señalado.

En cualquier caso, "es complicado" que la nueva ley electoral se base en la circunscripción única, ya que incluso tiene "dudas" de que eso "no tocara la Constitución".

BLINDAR LA SANIDAD Y LA EDUCACIÓN COMO SERVICIO PÚBLICO

Para abordar el cambio de la ley electoral será necesario reformar el Estatuto de Autonomía, tal y como se hizo la pasada legislatura para reducir el número de parlamentarios, y se aprovechará esa reforma para "blindar el concepto de la sanidad y la educación como servicio público".

En este sentido, ha reafirmado uno de sus compromisos, y es que el nuevo Estatuto incorpore una disposición por la que todos los familiares que tengan a su cargo a personas con discapacidad sepan que "cuando ellos no estén, habrá una norma estatutaria que garantizará que esas personas quedarán bajo tutela de la administración regional", y cuando sus familiares fallezcan "tendrán el apoyo de toda la sociedad"-

Para cambiar el Estatuto de Autonomía, al ser una Ley Orgánica, habrá que contar también con la mayoría de apoyos en el Congreso de los Diputados, por lo que García-Page ha dicho que "hay que ver la radiografía" de cómo queda el Parlamento tras las lecciones generales "y saber qué viabilidad tiene una reforma u otra".

ELECCIONES GENERALES

De cara a las próximas elecciones generales, el presidente de Castilla-La Mancha considera como "la hipótesis más verosímil" que se conforme "un Gobierno monocolor del PSOE con un amplio apoyo ciudadano y con acuerdos puntuales", aunque vería "perfectamente" un Gobierno formado por los socialistas y por Ciudadanos (C's).

García-Page ha dicho que de cara a la próxima cita con las urnas el PP llega "con un serio desgaste", de modo que sus resultados de hace cuatro años, cuando en Castilla-La Mancha lograron 14 de los 21 diputados a repartir, "fueron muy buenos, y es difícil que los mantengan".

"Calculo que el PP puede perder entre dos o tres escaños", ha señalado García-Page, quien no descarta que esa pérdida de representación vaya a parar al PSOE en la Comunidad Autónoma el lugar de a nuevas formaciones. "Pero es hablar por hablar, porque el suelo está muy en movimiento".

PIDE A LOS INDEPENDENTISTAS CATALANES "QUE NO SE PRESENTEN"

El líder del Ejecutivo castellano-manchego ha asegurado que la primera incógnita de cara al 20 de diciembre es "cuántos diputados se sentarán en el Congreso con mentalidad independentista", una incógnita que está "antes de si va a ser Rajoy o Pedro Sánchez", que en todo caso son para él "las dos alternativas reales".

Tras ello, ha dicho que los independentistas catalanes "lo que tendrían que hacer es no presentarse a las generales", ya que "resulta paradójico y contradictorio". "Me gustaría que Artur Mas y los independentistas catalanes que acaban de perder un plebiscito ilegal planteado por ellos fueran coherentes. Si reniegan del Estado, si quieren independizarse, que no se presenten".

Ha dicho que en todo caso, y gobierne quien gobierne en España, lo que él va a hacer como presidente autonómico es "entenderse y pelearse en función de los intereses de Castilla-La Mancha".

PACTO CON PODEMOS

Emiliano García-Page se ha referido por otro lado al apoyo de Podemos en la Comunidad Autónoma por el que el PSOE puede gobernar, "único Gobierno estable posible" y "el que prefieren mayoritariamente los ciudadanos según la última encuesta del CIS".

También ha apuntado que le gustaría "que no existiera Podemos y que todos los votos fueran del PSOE", pero que en todo caso los representantes de Podemos "no son gente peligrosa". "Hemos firmado un acuerdo que no es de Gobierno, y que antepone claramente prioridades que estoy dispuesto a revisar cuando se planteen".

El presidente autonómico ha vaticinado que durante esta legislatura "se va a trabajar en la senda del crecimiento y se va a notar un cambio tremendo". "Todo el mundo me pide recuperar lo que había, no que inventemos la pólvora".

Comentarios