martes 25/1/22

El director general de la Función Pública y Calidad de los Servicios de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en el anterior Gobierno de José María Barreda, Luis Herrera Díaz-Aguado, expidió un documento en marzo de 2010 en el que aseguraba que el fichaje del ahora consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, no era incompatible con haber sido director gerente del Sescam unos meses antes.

Así consta en un documento oficial de la Junta, consultado por Europa Press, donde el entonces director general explicaba que "el régimen de incompatibilidades que le es aplicable" a Ruiz Molina "es el establecido en los artículo 34 y 19.5 de la Ley del Gobierno y del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha", de acuerdo con los cuales "no existe ninguna incompatibilidad para que pueda prestar sus servicios profesionales para Indra Sistemas SA".

En todo caso, se especificaba en este documento que durante los dos años siguientes a la fecha de su cese Ruiz Molina no podría realizar actividades privadas relacionadas con expedientes sobre los que hubiera dictado resolución en el ejercicio del cargo ni tampoco celebrar contratos de asistencia técnica, de servicios o similares con la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

EL PP HA PEDIDO SU INHABILITACIÓN

Este mismo miércoles, el portavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, ha pedido la inhabilitación de Juan Alfonso Ruiz Molina por haber usado a su juicio de forma contraria a la ley la "puerta giratoria" pasando de la Dirección del Servicio de Salud de la región a la empresa Indra en apenas siete meses, una empresa a la que "adjudicó varios contratos" siendo gestor público.

Tras la intervención de Ruiz Molina ante la Junta de Portavoces para explicar sus rentas y patrimonio, Cañizares ha dicho que su fichaje por Indra era "contrario a la ley", acusación ante la que el propio Ruiz Molina ha explicado que antes de firmar por Indra obtuvo un informe favorable de Función Pública que acreditaba que no había incompatibilidad, ya que él mismo no participó en la adjudicación de contratos desde el Sescam a Indra en los meses anteriores a fichar por la empresa privada.

Comentarios