martes 17/5/22

Díaz dice que 'ya se verá' si vuelve el 'tren' de la Secretaría General del PSOE

Durante un desayuno informativo en Toledo, la presidenta de Andalucía y secretaria del PSOE en dicha comundad, ha dicho que se niega a "cargar en los ciudadanos" la responsabilidad que los gobernantes tienen de acabar con la corrupción

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha protagonizado este miércoles en Toledo un desayuno informativo en el que ha sido presentada por Emiliano García-Page
La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha protagonizado este miércoles en Toledo un desayuno informativo en el que ha sido presentada por Emiliano García-Page

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha reconocido este miércoles que tiene "ambición por cambiar las cosas" y "tener la confianza de la gente" y ha apuntado que "ya se verá" si vuelve a pasar "otro tren" que la lleve a la Secretaría General del PSOE, como ya pasó el pasado verano.

En un desayuno informativo organizado por 'encastillalamancha.es', en el que ha sido presentada por el líder de los socialistas de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y en presencia del exministro José Bono, la presidenta andaluza ha recordado que ya tuvo oportunidad de aspirar a la Secretaría General de su partido el pasado verano, cuando hubo que elegir al sucesor de Alfredo Pérez Rubalcaba.

"Pude ser secretaria general el pasado verano... O no, porque quizás no me hubieran votado. El tren pasó, ahora no me preocupa. Si vuelve a pasar el tren, ya se verá, y si no pasa, tampoco pasa nada", ha respondido Díaz cuando se le ha preguntado por sus aspiraciones futuras. "Si en la estación me quedo, pues me quedo, y si pasa otro tren, ya se verá", ha insistido.

Eso sí, dicho esto, ha dejado claro que apoya al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, cuando se le ha preguntado por las críticas a su gestión que se han atribuido a su federación en las últimas semanas. Díaz ha recalcado que ella es una mujer "de partido" y ha subrayado que, en consecuencia, el líder de los socialistas "siempre" contará con su apoyo.

Pero, ha advertido de que, en su opinión, esto no impide que cuando el líder del partido tome decisiones que no le "gusten", así se lo transmita, porque cree que "no hay nada mejor, en la política y en las relaciones humanas, que la sinceridad sobre todo cuando se pretende construir y ganar el futuro juntos". "Cuando las cosas se dicen con lealtad y sinceridad, la crítica constructiva es buena", ha insistido, "convencida" además que Sánchez así lo entiende.

A partir de aquí, la líder de los socialistas andaluces ha insistido en que quiere evitar "líos internos" cuando la gente "lo está pasando mal". "No voy a colaborar a que la imagen que estamos dando los socialistas cuando la gente lo está pasando tan mal sea de líos internos", ha remachado.

Además, ha evitado hacer "ciencia ficción" sobre su futuro y ha insistido en que no quiere dar un "mensaje equivocado", porque hablar de estos asuntsos "cuando la gente lo pasa tan mal" le parece "una frivolidad".

España necesita "un PSOE fuerte, unido y con respuestas"

Díaz ha defendido que España "necesita un PSOE fuerte, unido y con respuestas" y ha asegurado que en eso van a "estar". A su juicio, en el país hace falta "un proyecto global" y "liderazgo" y cree que los socialistas tienen a "8.000 hombres y mujeres capacitados para tener la confianza de la gente" en las próximas elecciones municipales y autonómicas.

Preguntada acerca de si ve improvisaciones y bandazos en la gestión de Pedro Sánchez, ha recalcado que el PSOE "está donde tiene que estar, que es en la centralidad de este país", que ha contribuido a "vertebrar".

La presidenta de los andaluces ha reconocido que el momento político es complicado, pero ha subrayado que su partido tiene "mucha capacidad de caerse y levantarse". "El PSOE es el partido de los españoles y le pasa como a este país, que nos caemos pero nos levantamos", ha afirmadado.

Avisa a Podemos, ante su "alocada carrera a la centralidad"

También durante su intervención Díaz ha avisado a Podemos, vista la "alocada carrera a la centralidad" en la que cree que está "ahora", de que ese "ese espacio está ocupado desde hace años en España por el PSOE" y cree que así seguirá siendo.

La presidenta de Andalucía ha recalcado que el PSOE es "el partido hegemónico de la izquierda" y ha defendido que su posición es la misma de siempre.

Lo que ocurre, en su opinión, es que "algunos quieren ser el PSOE", aunque se presentaran diciendo que la dicotomía de izquierdas y derechas es un "lenguaje caduco", que ya no sirve.

"Me llama la atención que los que no eran ni de derechas ni de izquierdas ahora quieren ser socialdemócratas", ha dicho, para después darle la "bienvenida", con ironía, a Podemos a la socialdemocracia, porque considera que ahí está "la respuesta a la situación que estamos viviendo y a lo que necesita la gente".

Eso sí, ha insistido en que cree que el PSOE será "la primera fuerza de España", porque considera que el país "necesita que gane el PSOE". "Estoy convencida de que mi país, en estos momentos, para salir de esta encrucijada, necesita un PSOE fuerte, con las ideas claras y que ayude de nuevo a recuperar la concordia, el diálogo, el entendimiento", ha añadido.

Por ello, ha descartado futuros pactos de Gobierno, porque cree que el PSOE "tiene que salir a ganar". También en Andalucía, ha dicho, no contempla "pactar con nadie" porque aspira a "gobernar en solitario".

Se niega a "cargar en los ciudadanos" la responsabilidad que los gobernantes tienen de acabar con la corrupción

De otro lado, Susana Díaz ha asegurado que se niega a "cargar a hombros de los ciudadanos la responsabilidad que los gobernantes tienen de acabar con el problema de la corrupción que se ha generado en política e instituciones".

De este modo ha respondido Díaz, preguntada sobre las manifestaciones realizadas por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que dijo que la misma corrupción hay en la sociedad que en los partidos políticos.

"No se puede cargar a hombros de los ciudadanos los problemas que se han generado en la política y en las instituciones", ha afirmado Díaz, que ha añadido que la gente de este país es "honesta" y se levanta todos los días para "levantar España" y tan solo aspira a "tener un empleo para tener calidad de vida".

Es por ello que la también secretaria de los socialistas andaluces, que ha defendido que la inmensa mayoría de los ciudadanos de este país está "horrorizada" con lo que está pasando, ha asegurado que se niega a cargar en hombros de ciudadanos la responsabilidad que los representantes públicos tienen de combatir la corrupción "de verdad".

"Le cueste a uno lo qué cueste caiga y quién caiga", ha señalado Díaz, que a renglón seguido ha admitido que para ello "hace falta estar a la altura, sinceridad y coger al toro por los cuernos".

Preguntada sobre cómo vive la imputación de los expresidentes que le han precedido en la Presidencia de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñan, por el 'caso de los ERE', Díaz ha manifestado que son dos personas que "no se han aprovechado de lo publico, ni tienen cuentas en Suiza".

"Es duro pero uno tiene que decir siempre la verdad y con la corrupción no te puede temblar el pulso", ha enfatizado la presidenta andaluza, que se ha mostrado convencida de que el Tribunal Supremo "pondrá las cosas en su sitio y dirá lo que es, que son inocentes".

"Otra cosa es la responsabilidad política que es evidente, porque soy presidenta de la Junta de Andalucía porque dimitió un presidente", ha recordado la también líder socialista, que ha insistido en no confundir esto con "la responsabilidad política de quien se ha aprovechado y mucho de lo público".

Preguntada por su relación con la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, Susana Díaz ha querido insistir en que son "muy diferentes", y ha señalado que lo único que tienen en común es que las dos "son mujeres al frente de dos gobiernos, pero la mirada puede ser radicalmente distinta".

Sobre si se lleva mejor con la vicepresidenta, Soraya Saenz de Santamaría, que con Cospedal, ha afirmado tener "un trato cordial y afable" con Cospedal, con la que habló este martes, antes de venir a Toledo, aunque ha reiterado su mensaje de que ambas "son muy distintas".

Page hubiera sido "un buen secretario general" para el partido

Susana Díaz se ha mostrado convencida de que el secretario de los socialistas en Castilla-La Mancha y candidato a la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, "hubiera sido un buen secretario general del partido", porque "tiene capacidad para lo que quiera".

De este modo ha reaccionado la presidenta andaluza preguntada por este asunto concreto, donde ha confirmado que ella mismo se lo dijo el pasado verano cuando el partido celebró un proceso de primarias para elegir a su secretario general.

"Lo puedo confirmar. Yo se lo dije. El pasado verano había diferentes referentes del PSOE en el territorio nacional que hubieran sido buenos timoneles, sobre todo si queremos que el PSOE llegue al puerto que tiene que llegar", ha admitido.

Díaz ha dicho que el pasado verano "hubo mucha gente, que en un momento difícil para el PSOE lo miró a él" -en referencia a García-Page- y se lo pidió "porque daba seguridad, daba garantía, porque representa los valores del PSOE, porque es un hombre talentoso y la política necesita de gente así".

No obstante, ha defendido que el PSOE, que es el partido de los españoles "tiene mucha capacidad de caerse y levantarse, como le pasa a este país". "Nos caemos y nos levantamos y es normal que en un momento en que el país lo pasa mal el PSOE también lo pase mal porque somos los que más nos parecemos a los españoles". ha indicado.

"De lo que pasó el año pasado tomaremos nota para llevar a los ciudadanos el partido que merecen y demandan", ha concluido.

Díaz dice que 'ya se verá' si vuelve el 'tren' de la Secretaría General del PSOE
Comentarios