El Instituto de la Mujer ofrecerá becas para que víctimas estudien y actuará con LGTBI

Tal y como ha destacado Martínez, quién también ha avanzado que se retomarán las campañas de prevención, se ha mostrado partidaria de cambiar el nombre del organismo -como pide Podemos-, y ha dicho que el Instituto tendrá direcciones provinciales

La directora del Instituto de la Mujer de CLM, Araceli Martínez, durante su comparecencia en Comisión en las Cortes regionales
photo_camera La directora del Instituto de la Mujer de CLM, Araceli Martínez, durante su comparecencia en Comisión en las Cortes regionales

El Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha retomará las campañas de prevención, ofertará becas para que las víctimas de violencia de género puedan acceder a estudios superiores y actuará, de forma novedosa, con el colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTBI), con quien iniciará conversaciones "en breve".

Así lo ha avanzado este martes, en declaraciones a los medios antes de comparecer en la Comisión de la Mujer de las Cortes, la directora de este organismo regional, Araceli Martínez, que ha indicado que el objetivo durante los próximos meses será el de "recuperar las políticas de igualdad, muy debilitadas en los últimos cuatro años" e incorporar también la participación de los hombres.

"La nota predominante va a ser la aplicación de la perspectiva de género, además de las políticas generales de igualdad, insistir en la prevención de la violencia de género", ha comentado Martínez, que ha adelantado que en los próximos años se acometerán campañas de prevención contra la violencia de género y de concienciación sobre las víctimas de trata.

Así, ha explicado que se pondrán en marcha becas para víctimas de violencia de género que no han podido acceder a estudios superiores y en la actualidad "no cuentan con recursos suficientes". Unas becas que el Gobierno intentará que sean del 100 por cien, aunque este tema está por concretar, y que no consistirán en una cantidad fija y cerrada sino abierta, según las demandas y la disposición presupuestaria.

REFORZAR CAMPAÑAS SANITARIAS

Además, y como actuación "novedosa" se trabajará con el colectivo LGTBI, y con las "víctimas de una sociedad machista que no tolera otras formas de familia", de tal forma que se acometerán también medidas para acabar con las situaciones de discriminación de hombres y mujeres que tienen una identidad sexual distinta a la heterosexual.

Araceli Martínez, que ha recordado a todas las víctimas, ha señalado que también se reforzará la asistencia a víctimas de violencia de género y sus hijos, y se reforzarán las campañas sanitarias en torno a las enfermedades "femeneizadas", especialmente para detectarlas en el medio rural, a través de la mejora de protocolos en el ámbito sanitario, en Atención Primaria y Urgencias.

Durante su intervención en la Comisión, la directora ha detallado que se ampliará la red de centros y recursos de acogida, y se mejorará la coordinación territorial y sectorial, homogeneizando criterios. También se trabajará en la formación de los profesionales que atienden estos recursos y se incrementarán las actuaciones de prevención, especialmente entre la población adolescente y joven.

En su turno de réplica, y en respuesta a los grupos, ha detallado que el Instituto de la Mujer va a crear direcciones provinciales, pero "sin incrementar el coste", sino simplemente homologando los nombres; y ha confirmado que la Feria de Mujeres Emprendedoras se celebrará, aunque no se dispone de presupuesto suficiente, y que no pretende "disminuir ningún servicio".

De otro lado, ha asegurado que durante estos años "ha faltado coordinación", convencida de que la expresidenta, María Dolores de Cospedal, como mujer, pudiera "haber dado un impulso muy importante a la política de igualdad". También ha admitido que las declaraciones del expresidente, Emiliano García-Page, "muy afortunadas no fueron", aunque ha pedido a la oposición que no confunda "churras con merinas".

CAMBIAR EL NOMBRE DEL INSTITUTO

Asimismo, se ha mostrado de acuerdo con cambiar el nombre del Instituto de la Mujer para que pase a denominarse "Instituto de las Mujeres y de la Igualdad de Género", aunque ha reconocido que para ello habría que modificar la ley por la que se creó. No obstante, ha confiado en que, a lo largo de la legislatura, se pueda modificar la norma, no solo por el nombre, sino para reformar algunos conceptos.

Precisamente, ha sido el portavoz del Grupo Parlamentario Podemos, David Llorente, quien previamente ha propuesto que se modifique el nombre del Instituto, de tal modo que se denomine "Instituto para la Igualdad de Género o para la Igualdad de Género y la Diversidad Sexual", así como el de la propia Comisión.

También ha propuesto la celebración de mesas de diálogo para reflexionar sobre las ordenanzas municipales de prostitución, y, en materia de LGTBI, ha sugerido abrir un debate con partidos y organizaciones de la sociedad civil para lograr un marco legislativo adecuado que garantice la igualdad de derechos de este colectivo y trabajar en una ley de la diversidad sexual, a imagen de las aprobadas en Cataluña o Extremadura.

Por su lado, la portavoz del PSOE en la Comisión, Pilar Callado, que ha recordado a las 29 víctimas de género, se ha mostrado convencida de que en la región no se aprobará ninguna medida si no se cumplen criterios de igualdad, gracias a la presencia en el Consejo de Gobierno de Martínez.

Por ello, Callado ha pedido que Araceli Martínez esté "vigilante" de la acción del Ejecutivo, y ha incidido en la necesidad de reforzar "todos los recursos", teniendo en cuenta que el presupuesto de Mujer ha bajado de 24 millones en 2012 a 14 millones en el último ejercicio.

EL PP NO VIENE A "ASUSTAR"

Del Partido Popular, María Pilar Martínez, que ha mostrado su apoyo al Instituto, "pero no para poner en peligro políticas" que ya se llevaban a cabo, ha asegurado que los 'populares' no vienen a "asustar" a las mujeres, como sí se hizo hace cuatro años, y ha preguntado por el organigrama del Instituto de la Mujer.

Martínez ha recordado que la directora forma parte de un Gobierno cuyo presidente, Emiliano García-Page, mando "a limpiar" a una mujer, ha solicitado el mantenimiento de los distintos programas y servicios que se prestaban. Igualmente, se ha mostrado de acuerdo, como ya se acordó, en cambiar el nombre de la Comisión, para que se denomine "de igualdad".

Comentarios